Público
Público

Cumbre europea Sánchez y Merkel quieren un acuerdo "lo antes posible", pero constatan que hay divergencias y dificultades

El presiente del Gobierno afirma que, si se retrasa el pacto sobre el reparto de fondos de la UE tras la pandemia del coronavirus, se retrasará la recuperación y se tardará más en salir de la crisis.

Pedro Sánchez en una imagen de archivo de 2018, con Angela Merkel, Emanuel Macron y Jean-Claude Juncker. AFP
Pedro Sánchez en una imagen de archivo de 2018, con Angela Merkel, Emanuel Macron y Jean-Claude Juncker. AFP

manuel sánchez / alejandro lópez de miguel

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y la canciller alemana, Ángela Merkel, coincidieron este martes en la necesidad de que se apruebe un acuerdo sobre el fondo europeo de reconstrucción durante la Cumbre que se celebrará los próximos días 17 y 18 de julio, pero ambos constataron que hay "ideas divergentes" entre los 27, y que no será fácil alcanzar un consenso.

Sánchez, que celebró una reunión de trabajo con la canciller alemana, que ahora ostenta la presidencia de la UE, insistió una y otra vez en que el acuerdo tiene que alcanzarse en este mes de julio porque, según dijo, "si se retrasa el acuerdo, se retrasará la recuperación y la salida de la crisis". Ambos comparecieron juntos para pronunciar una declaración institucional, sin preguntas, en Berlín.

Sánchez: "Si se retrasa el acuerdo, se retrasará la recuperación y la salida de la crisis"

En esta línea, el Ejecutivo reconoció que la negociación será "difícil", si bien destacó que la unión "nunca se ha construido en base a vetos, sino sobre la voluntad de dialogar". "España va a hacer todo lo necesario para llegar a un acuerdo", incidía.

Merkel se alió en este sentido con el presidente del Gobierno español, y afirmó que quiere un acuerdo "lo antes posible" porque, en su opinión, el tiempo apremia "y hay que invertir en el futuro". Sí hay, dijo la canciller alemana, "sintonía" en que toca actuar para que la UE pueda volver "a la senda de crecimiento".

Sánchez se halla inmerso en una gira que sólo entre lunes y martes ya le ha llevado a reunirse con sus homólogos en Alemania y Países Bajos -Mark Rutte-; mañana se entrevistará con el primer ministro sueco, Stefan Löfven, y con el presidente francés, Emmanuel Macron. 

La pasada semana, Sánchez escenificó su entendimiento con sus homólogos italiano y portugués, Giuseppe Conte y Antoniò Costa. España, Italia y Portugal están entre los países más golpeados por el coronavirus, si bien los tres jefes de Gobierno han insistido en que no buscan la conformación de un bloque del sur frente a los países del norte, más reacios a las ayudas eurpeas, sino que reclaman un plan que concierne y beneficia a todos los estados, y que sólo una respuesta contundente permitirá recobrar el pulso al mercado único, y , de paso, al proyecto europeo.

Paralelamente a la búsqueda de apoyos de Sánchez, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González-Laya, contacta a diario con sus homólogos en los 27, tratando de llegar a un acuerdo que se traduzca en una importante cantidad de transferencias y créditos europeos, para que estos permitan a España y el resto de países afrontar buena parte de la factura de esta crisis.

Más noticias de Política y Sociedad