Público
Público

La CUP dice que la consulta sobre el monumento franquista de Tortosa es "ilegítima" y no acata el resultado

La formación catalana subraya que "el fascismo y sus símbolos no se consultan" y anuncia que  "seguirá trabajando para retirar el monumento franquista", esté o no "reformado". El domingo los habitantes de Tortosa votaron el mantenimiento del monumento franquista más grande Catalunya. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Monumento franquista en Tortosa, Tarragona.- EFE

BARCELONA.- La CUP ha indicado este lunes que "no acata" los resultados de la consulta celebrada el sábado en Tortosa (Tarragona) sobre el monumento franquista, por entender que es "ilegitima" además de "una vergüenza", y responsabiliza a CDC, ERC, PSC e ICV de haber contribuido a "banalizar" el franquismo.

Según indica la CUP en un comunicado, dicha consulta celebrada el pasado sábado en Tortosa, en la que ganó la opción de mantener el monumento franquista por amplia mayoría, "nunca tendría que haberse celebrado".

La CUP, subraya en su comunicado, considera "ilegítima" la consulta ya que "el fascismo y sus símbolos no se consultan" y, por tanto, "no acata" el resultado y "seguirá trabajando para retirar el monumento franquista", esté o no "reformado".

Después de advertir que si hace falta utilizará también "la vía judicial", la CUP anuncia que seguirá procurando "la retirada del resto de símbolos franquistas de la ciudad" y apunta al alcalde convergente, Ferran Bel, "como principal responsable de la consulta" y de todas las consecuencias derivadas de ella.

"La consulta es un proyecto personal suyo y en todo momento fue orientada" hacia el objetivo de que "el monumento no se retire", reprocha la CUP a Ferran Bel. "Nos avergüenza profundamente que el alcalde de Tortosa apueste públicamente por el mantenimiento de un monumento fascista", subraya la CUP a la vez que recalca que "es intolerable la imagen que se ha dado de Tortosa en Catalunya y él es el máximo responsable" de esto.

La CUP anuncia que seguirá procurando "la retirada del resto de símbolos franquistas de la ciudad"

Según la formación antisistema, "todo el país ha podido ver su forma de hacer las cosas, prepotente y caciquil, promoviendo una imagen de la ciudad y de los tortosinos que no se corresponde con la realidad". "Dudamos mucho que, con políticos tan poco valientes (como Ferran Bel), podamos construir un nuevo país", señala la CUP antes de hacer corresponsables también del mantenimiento "del monumento franquista más grande de Catalunya" a ERC, PSC y a ICV-MOVEM.

"Estos tres partidos -reprocha la CUP- han legitimado la consulta y la pregunta-trampa, y han contribuido a la banalización que se ha hecho del franquismo y de este monumento, al no cuestionar las propuestas del alcalde".

La consulta ciudadana celebrada el sábado en Tortosa se saldó con una mayoría clara a favor de mantener el monumento franquista ubicado en el Ebro a su paso por la ciudad, lo que incluye además "reinterpretar y contextualizar" el monumento "para promover la memoria histórica y la paz".

El 68,36% de los votos (5.755) escogió esta opción, mientras que los partidarios de retirar el monumento para "musealizarlo para promover la memoria histórica y la paz" quedaron con un 31,25% (2.631 votos) de los apoyos.

El monumento a la batalla del Ebro fue inaugurado por el dictador Francisco Franco el 21 de junio de 1966 en Tortosa. Con 45 metros de altura, es el más grande de Catalunya. Se encuentra ubicado en medio del curso del río Ebro, sobre una de las pilastras del antiguo puente de la Cinta, volado durante la Guerra Civil.

Más noticias en Política y Sociedad