Público
Público
CASO MÁSTER

La defensa de Cifuentes renuncia a su prueba estrella, el 'pendrive' con la agenda oficial de la delegada del Gobierno

El abogado de Cristina Cifuentes anuncia por sorpresa que renuncia a la totalidad de la prueba, incluido el informe pericial, al no ser admitida su petición de que no se trasladara a los abogados de la acusación y a la Fiscalía el contenido del 'pendrive'. Alega que podría vulnerar la intimidad de Cifuentes. El juicio quedará visto para sentencia la próxima semana.

José Antonio Choclán
El abogado José Antonio Choclán, defensor de Cristina Cifuentes en el juicio por el caso Máster.-PÚBLICO.

ANA MARÍA PASCUAL

Las dudas sobre lo que contiene el pendrive que presentó la defensa de Cristina Cifuentes en la primera sesión del juicio por el caso Máster se han disparado en la sesión de este viernes. Iba a ser la prueba estrella de la defensa, dirigida por el abogado José Antonio Choclán, exjuez de la Audiencia Nacional. El pendrive contiene la agenda oficial de Cristina Cifuentes en 2012, cuando era delegada del Gobierno en Madrid, y según su letrado, serviría que demostrar que en dicha agenda estaba consignada la fecha del12 de julio de 2012 como el día que Cifuentes debía defender su Trabajo Fin de Máster (TFM).

Pero Choclán insistió en no trasladar a la Fiscalía y los abogados de la acusación  la memoria USB porque podría vulnerar la intimidad de Cifuentes. El magistrado se negó a tal pretensión y la defensa de la expresidenta regional presentó un recurso de súplica, que fue denegado. Este viernes, José Antonio Choclán ha anunciado que, ante tal negativa, renuncia a "la totalidad de la prueba, incluido el informe pericial sobre la agenda, que llevó a cabo la empresa de peritaje de Luis Enrique Hellín Moro, que fue condenado por el asesinato de la activista comunista Yolanda González, en 1980.

Parece llamativo que Choclán primero anuncie esa prueba sorpresa en el inicio del juicio, algo por lo que la Fiscalía protestó, sin éxito, y después, la retire porque "lógicamente", como dice el magistrado, las partes tienen que estudiar dicha prueba. El letrado también ha manifestado que renuncia al testimonio de la exsecretaria de Cifuentes, Cristina Abad, que llevaba al día la agenda de la entonces delegada del Gobierno y que la aportó  en un pendrive una semana antes de que comenzara el juicio, según aseguró Cifuentes.

Por otra parte, ha declarado este viernes como testigo de la defensa Laura Nuño, que era la subdirectora del Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Dimitió en abril de 2018 "por la crisis de confianza que ha generado el caso del máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid". Nuño no ha reconocido como suyas las firmas que constan en tres actas de convalidación de asignaturas de Cristina Cifuentes. Ha afirmado que aunque constaba como subdirectora, "el nombramiento oficial nunca se llegó a hacer". Ha justificado haber recibido veinte transferencias del IDP , en 2012, por valor de 90.000 euros "porque ella adelantaba el dinero" para diversas actividades, como comidas, viajes, y "después la universidad me lo abonaba". Ha negado recibir remuneración alguna por su cargo en el IDP, dirigido por el fallecido catedrático Enrique Álvarez Conde, sobre el que está recayendo la responsabilidad de las notarias irregularidades del funcionamiento del máster de Derecho Autonómico y Local que supuestamente cursó Cifuentes.

El profesor de la URJC Ricardo Medina también se matriculó en el máster en el mismo curso que Cristina Cifuentes, 2011-2012, pero "no lo cursé, por motivos personales no pude seguirlo", ha dicho este viernes. Sin embargo, constan actas suyas con notable de nota en alguna asignatura, que Medina ha negado haber cursado ni haber presentado trabajo alguno.

La semana que viene quedará visto para sentencia

No ha dado tiempo a concluir el proceso este viernes y se ha pospuesto la última sesión para el próximo 5 de febrero. Pero la Fiscalía ya ha anunciado que mantiene su petición de prisión para Cristina Cifuentes de tres años y tres meses de prisión por el delito de falsedad documental. La fiscal ha pedido la atenuante de confesión para la profesora Cecilia Rosado, que ha reconocido en el juicio que elaboró el acta, siguiendo indicaciones del catedrático ya fallecido Enrique Álvarez Conde, "un hombre al que no se le podía decir que no sin esperar consecuencias negativas", dijo Rosado.

Más noticias de Política y Sociedad