Público
Público

Devoluciones en caliente El PSOE quiere sacar de la 'ley mordaza' las devoluciones en caliente

El portavoz de interior de los socialistas en el Congreso insiste en que siempre han sido contrarios a estas prácticas y que su intención es que el nuevo texto que resulte elimine la figura del "rechazo en frontera" que el PP introdujo en la Ley de Extranjería durante la aprobación de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios migrantes tratan de saltar la valla fronteriza entre Melilla y Marruecos.- EFE/ARCHIVO

El grupo socialista quiere sacar de la Ley de Seguridad Ciudadana las llamadas "devoluciones en caliente" y que esta materia no aparezca en la nueva norma que pueda aprobarse en el trámite parlamentario que ya ha comenzado para la modificación de la conocida como ley mordaza.

Los socialistas pretenden que no aparezca en el nuevo texto referencia alguna a las devoluciones en caliente de inmigrantes que quieren entrar en España de forma irregular a través de las vallas de Ceuta y Melilla y, en todo caso, remiten el debate sobre esta figura -cuya práctica no les gusta-, a la Ley de Extranjería.

Para ello, han presentado una enmienda al proyecto de reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que ya se debate en ponencia sobre un texto del PNV, que es el que han acordado los grupos tomar como base para la modificación de la ley Mordaza  tras descartar el texto alternativo que inicialmente había propuesto el PSOE, en el que pedía su derogación.

Según ha dicho a Efe el portavoz socialista de Interior en el Congreso, David Serrada, la supresión de las devoluciones en caliente, introducidas por la reforma del PP bajo el nombre de "rechazo en frontera", es una de las 25 enmiendas que su grupo ha presentado a la proposición de los nacionalistas vascos, aunque ha suscitado confusión. El PSOE quiere eliminar la disposición del PNV que dice que "en todo caso, el rechazo se realizará respetando la normativa internacional derechos humanos y de protección internacional de la que España es parte". Técnicamente esto significaría mantener la figura del rechazo en frontera, aunque en palabras del portavoz socialista de Interior en el Congreso, el PSOE quiere que en el texto final de la ley no se haga mención alguna a las devoluciones en caliente, tal y como siempre ha propuesto el partido.

El PSOE entiende que las devoluciones en caliente o rechazo en frontera afecta a la Ley de derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, conocida como Ley de Extranjería, "materia ajena a la protección de la seguridad ciudadana", según reza la justificación de la enmienda.

A juicio de los socialistas, este asunto no debió abordarse en su momento en la Ley de Seguridad Ciudadana y su modificación "requiere una reflexión que debe realizarse en el marco de la reforma del régimen de extranjería en España".

De todos modos, según ha insistido Serrada, los socialistas quieren que se elimine esa práctica, independientemente de la norma que la incluya.

El resto de las enmiendas van encaminadas, según el portavoz del PSOE, a suavizar los aspectos más lesivos de la ley en beneficio del ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos y en "no desarmar de protección jurídica a los agentes de las fuerzas de seguridad del Estado".

Más noticias en Política y Sociedad