Público
Público

Un directivo de la Fundación Francisco Franco formó a las fuerzas de reacción rápida de la OTAN

El general de brigada Adolfo Coloma Contreras, ya retirado del Ejército, tiene a su cargo la coordinación de las distintas "delegaciones" franquistas. Durante su trayectoria militar estuvo al frente del Comando de Operaciones Especiales.

Fundación Francisco Franco
Detalle de la placa de entrada en la anterior sede de la Fundación Francisco Franco, sita en la Avenida Concha Espina de Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

En el currículum del general de brigada (retirado) Adolfo Coloma Contreras figuran todo tipo de misiones dentro y fuera de España. Tras colgar el uniforme, este veterano militar dio el salto a la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), donde se encarga de coordinar a las distintas "delegaciones" o sucursales de esa organización ultraderechista a lo largo y ancho del país.

En el horizonte de la FNFF no hay más que nubarrones. El futuro de esta fundación, nacida para honrar la memoria del dictador y reivindicar su "obra", aparece íntimamente ligado al recorrido de la Ley de Memoria Democrática que impulsa el Gobierno y que estipula la disolución de esta entidad.

En ese contexto, la posible ilegalización de la FNFF repercutirá también en las actividades de las aproximadamente 40 delegaciones con las que asegura contar esta fundación en distintas zonas de España. 

Entre los objetivos de las delegaciones figura "difundir y promover el estudio y conocimiento sobre la vida, el pensamiento, el legado y la obra de Francisco Franco Bahamonde, en su dimensión humana, militar y política, así como las realizaciones de los años de su mandato como Jefe del Estado Español, Capitán General y Generalísimo de los Ejércitos". Coloma ejerce de coordinador de todas ellas.

Antes de dedicarse en cuerpo y alma a la militancia franquista, este militar nacido en Ceuta en 1953 llegó a ocupar distintas responsabilidades en el ámbito castrense. Según datos de su currículum, su trayectoria profesional le llevó al Cuartel General del Mando Sur de la OTAN en Nápoles. También se desempeñó como Coronel Jefe del Tercio Gran Capitán 1º de La Legión en Melilla y fue jefe del Departamento de Operaciones y Logística de la Escuela de Guerra del Ejército en Madrid.

En diciembre de 2006, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decretó su ascenso a general de brigada. Ese mismo mes asumió el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército, con sede en Alicante, desde donde tuvo a su cargo la dirección de los grupos de operaciones especiales de ese cuerpo, cuyos miembros son conocidos como "boinas verdes".

Al año siguiente, Coloma tuvo un nuevo reto en su carrera: "En 2007 adiestré y formé al componente combinado conjunto de operaciones especiales de las fuerzas de reacción rápida de la OTAN, un hito para las fuerzas armadas españolas por lo que supone de confianza en la capacidad de organización, mando y control", relató en una entrevista publicada por el diario alicantino Información en noviembre de 2010, coincidiendo con su relevo en el MOE. 

En junio de 2018, el Boletín Oficial de Defensa notificó su retiro. Seguido, este alto cargo del Ejército se estrenó oficialmente en la militancia franquista con su adhesión al texto de "desagravio" a Franco promovido por un amplio número de militares retirados. "La ejecutoria militar de Francisco Franco y sus servicios como militar a España y a su Ejército no tienen parangón en nuestra historia reciente", escribió Coloma en su declaración pública de apoyo al manifiesto franquista.

Dos años después, Coloma ya firmaba artículos de la FNFF en calidad de "coordinador de delegaciones". En el último boletín oficial de la fundación franquista, publicado en diciembre pasado, este exmando del Ejército reivindicaba la tarea de esas cerca de 40 sucursales situadas en distintos puntos del país.

"Español providencial"

"Son tiempos recios los que nos ha tocado vivir. Tiempos de mediocridad intelectual, de adoctrinamiento inmisericorde y de acoso a todo lo que representa la defensa de la figura y obra de ese español providencial que ha sido Francisco Franco e incluso al mero recuerdo de la inmensa obra social con la que regeneró España hasta su último aliento", destacaba Coloma.

En un artículo escrito a modo de presentación de las distintas actividades realizadas por los grupos de la FNFF fuera de Madrid, el general lamentaba que  "se han tenido que paralizar muchas de las actividades que las delegaciones de la Fundación Nacional Francisco Franco repartidas por todo el territorio nacional tenían previsto realizar".

"Con todo, nuestras delegaciones no han permanecido ociosas. Y buena prueba de ello son los testimonios que algunas nos han remitido en clave de crónica, reseñas u obituarios. Con ellos queremos abrir un espacio en el boletín de
la fundación, esta cita semestral que tenemos con toda la masa social de la fundación, nuestros queridos afiliados", anunciaba el exjefe del Mando de Operaciones Especiales del Ejército. 

 

Más noticias