Público
Público

Dictadura Casi 200 militares españoles retirados firman un texto en defensa de Franco

Entre los firmantes hay una gran cantidad de ex altos mandos. Uno de ellos, el teniente general retirado Juan Enrique Aparicio, sancionó al exteniente Luis Segura, conocido denunciante de irregularidades, por sus declaraciones públicas. Para el Ejército, denunciar genéricamente comportamientos antidemocráticos de los mandos es "insultante" y "descalificador".

Publicidad
Media: 3.24
Votos: 17

Sello con la imagen de Franco que ilustra el manifiesto de los militares retirados. AME

Una “declaración de respeto y desagravio al General D. Francisco Franco Bahamonde”, firmada por 181 militares retirados bajo el paraguas de la polémica Asociación de Militares Españoles (AME), ensalza la figura del dictador y ataca a "la izquierda política y todos sus medios afines" por "su empeño visceral de revancha para borrar medio siglo de nuestra Historia".

La AME ha sido señalada en varias ocasiones por sus frecuentes manifestaciones a favor de la dictadura franquista, con el apoyo del Ministerio de Defensa, aunque en ocasiones este apoyo se ha tratado de ocultar.

Así, la declaración publicada califica de "perversa pretensión" las iniciativas para exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos“ y la posterior transformación o destrucción del símbolo de la reconciliación que le alberga junto a tantos combatientes de la Guerra Civil”.

El manifiesto loa la “conducta ejemplar" de Franco "para todos los soldados: retirados, en activo o por venir”

El texto, toda una defensa de “la imagen militar del general Franco” frente a los "permanentes ataques" a su persona, hace un repaso a la hoja de servicio del dictador para loar su “conducta ejemplar para todos los soldados: retirados, en activo o por venir”. Así, para los firmantes del manifiesto, Franco “siempre solicitó los puestos de mayor riesgo y fatiga, disciplinado, subordinado y siempre preocupado por los soldados a sus órdenes, a los que mandaba con el ejemplo”.

Y explica el inicio de la Guerra Civil la asunción de “la responsabilidad que le entregaron sus compañeros de Armas para ejercer el mando único de la España agredida y asediada por el comunismo internacional aceptado y adoptado por el Frente Popular”.

El texto arremete contra el relato actual de la postguerra y la dictadura por “criminalizar cualquier actitud, por justa que fuera”.

Para los firmantes, a Franco “se le debe la gratitud correspondiente” y su trayectoria como militar “es motivo de respeto para todos los militares que ahora firmamos esta Declaración.

Entre los adheridos personalmente a esta declaración se encuentran 29 generales, 1 almirante, 105 coroneles, 15 tenientes coroneles, 12 comandantes, 2 capitanes, 11 capitanes de navío, 1 capitán de fragata y un sargento primero, informa El Español. Todos ellos se pronuncian "en situación de retirados y por tanto con pleno derecho de libertad de expresión", puntualizan.

Se da la circunstancia de que uno de los firmantes es el teniente general retirado Juan Enrique Aparicio, informa eldiario.es. Aparicio fue Mando de Personal del Ejército de Tierra (MAPER) y firmó, en 2015, un arresto de dos meses contra el exteniente Luis Gonzalo Segura, colaborador de este medio y autor de libros como Un paso al frente , Código Rojo y El libro negro del Ejército español

“El caso está en el Tribunal Supremo, ahora mismo, y estoy dispuesto a llegar incluso a instancias europeas en este asunto”, declara Segura a Público, quien califica de “sorprendente” el apoyo de Aparicio a esta declaración a favor de Franco.

“Efectivamente, él es uno de los muchísimos altos mandos que, en los últimos años, han estado afirmando que el Ejército había cambiado ideológicamente, que se había modernizado y era democrático”, comenta Segura a este diario en conversación telefónica, y añade: “Ahora se adhiere a este manifiesto”.

Arrestó al exteniente Segura

“A mí me arresta 60 días por hacer una manifestaciones públicas que, además, están claramente contrastadas en mi último libro”, comenta el exteniente. Algunas de esas declaraciones, realizadas en diversos medios de comunicación, son recogidas por la última sentencia que confirma la sanción a Segura, e incluyen frases como la siguiente: “Cuantos menos permeable y representativa es la cúpula [militar], mayor es el peligro de que se vuelva contra la sociedad”.

“Que este teniente general se sienta ofendido por tales manifestaciones y ahora firme un manifiesto franquista demuestra hasta qué punto hay una serie de mandos absolutamente retrógrados en las Fuerzas Armadas”, denuncia el exteniente, que recuerda que "nunca ha habido una manifestación de repulsión contra el franquismo en las Fuerzas Armadas". "Me duele especialmente porque es una de las denuncias que sostengo, y una de las razones por las que soy expulsado del Ejército".

“Además, el hecho de que este teniente general retirado firme el manifiesto franquista demuestra que hasta qué punto muchos mandos engañan a la sociedad mientras están en activo y de servicio", asegura el exteniente, que añade: "Esto es algo de lo que los militares nos damos cuenta cuando estamos dentro porque lo vivimos a diario, entramos en despachos y vemos banderas preconstitucionales y fotografías de Franco”.

Luis Gonzalo Segura critica que los mandos suelen dar en público una visión que es muy diferente a la que los propios militares viven en los cuarteles. “No podemos olvidar que los altos mandos retirados que firman el manifiesto, para haber llegado a su graduación, han tenido que haber recibido respaldo de una generación anterior de militares”, recuerda, y sostiene que el hecho de estos mandos retirados apoyen esta visión “no es algo aislado”.

En lo que respecta concretamente al teniente general retirado, cuya firma apoya el texto de la AME que ensalza a Francisco Franco, el exteniente Segura lo tiene claro: “Es obvio que este señor es un antidemócrata, y como tal firmó mi último arresto en las Fuerzas Armadas”, lamenta.

Más noticias en Política y Sociedad