Público
Público

Dolores Delgado El nombramiento de Delgado genera una fuerte división entre fiscales conservadores y progresistas

Pablo Casado, líder del PP, considera que el paso de la hasta ahora ministra de Justicia a la Fiscalía "ataca directamente la separación de poderes y al propio Estado de Derecho"

Dolores Delgado en el Senado, en una imagen de archivo. / EFE

Público | efe

La propuesta de nombramiento de la exministra de Justicia Dolores Delgado por parte del Gobierno como nueva fiscal general del Estado ha suscitado opiniones discrepantes entre las principales asociaciones de fiscales.

En declaraciones a Efe, la presidenta de la Asociación de Fiscales, Cristina Dexeus, ha manifestado que está "sorprendida y disgustada pues parece que el presidente del Gobierno quiere llevar a cabo eso que dijo de que la Fiscalía depende del Gobierno".

Cristina Dexeus ha añadido que el nombramiento como fiscal general de Dolores Delgado, "que ha sido parte del Gobierno y ha ido en un destacado puesto en la lista electoral de un partido político, es una declaración de intenciones por parte del poder político para meter las zarpas" en la Fiscalía.

Por su parte, la presidenta de la Unión Progresista de Fiscales, Teresa Peramato, ha destacado que "Dolores Delgado es una fiscal preparada y conoce la carrera".

"Confío y deseo que haga un buen papel y que luchará por derechos pendientes que son una reivindicación histórica", ha apostillado.

Teresa Peramato ha querido rendir un "reconocimiento" al trabajo efectuado por la anterior fiscal general, María José Segarra, "que ha realizado una labor magnífica con una capacidad de trabajo impresionante garantizando los principios del Ministerio Fiscal".

Casado arremete contra Sánchez

Las críticas al probable nombramiento de Delgado también han llegado a la política, como por otra parte era previsible. El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este lunes que es "equivocado" designar a la hasta ahora ministra de Justicia, Dolores Delgado, nueva fiscal general del Estado, ya que, según ha dicho "ataca directamente" la separación de poderes y al propio Estado de Derecho. A su entender, se convertirá en la "ministra 23" del Gobierno que preside el socialista Pedro Sánchez.

"La ministra 23. ¿Qué dirían de nosotros si hubiéramos propuesto a Alberto Ruiz Gallardón como fiscal general del Estado?", se ha preguntado, para recordar las palabras que en su día pronunció el propio Pedro Sánchez en una entrevista radiofónica admitiendo que la Fiscalía General del Estado "depende del Gobierno".

El líder del PP ha indicado que este nombramiento de Delgado supone "perder las formas" y el "pudor" al elegir a una persona que, según ha dicho, "va a estar al servicio de los intereses del partido, como ha estado en el Ministerio de Justicia". "Es algo que ataca directamente la separación de poderes y el propio Estado de Derecho tal y como lo entendemos en el PP", ha proclamado, cosechando un aplauso de muchos de los asistentes.