Público
Público
Únete a nosotros

Elecciones Catalunya ¿Hasta cuándo el 155?

En un principio, la vigencia de dicho artículo de la Constitución termina con la formación de un nuevo Govern en Catalunya, pero cabe la posibilidad de que Rajoy pida de nuevo al Senado una modificación del texto de la normativa. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Rajoy, durante el debate del 155 en el Senado. Archivo REUTERS/Susana Vera

"Las medidas contenidas en este Acuerdo se mantendrán vigentes y serán de aplicación hasta la toma de posesión del nuevo Gobierno de la Generalitat resultante de la celebración de las correspondientes elecciones al Parlamento de Cataluña". Así reza el texto, publicado en el BOE, que desarrolla el artículo 155 de la Constitución. Es decir, que la vigencia del mismo termina en cuanto haya un nuevo equipo de Govern tras conocerse los resultados de este 21-D.

Sin embargo, no sólo el ajustado resultado de este jueves y lo complicado de los pactos postelectorales pueden alargar esta situación en la que es el Gobierno central de Mariano Rajoy quien lleva las riendas de Catalunya.

La propia normativa establece también que "en aquellos casos extraordinarios en que resulte imprescindible o inaplazable, el Gobierno de la Nación podrá plantear ante el Senado modificaciones o actualizaciones de las medidas inicialmente autorizadas". Es decir, de considerarlo necesario, Moncloa podría solicitar a la Cámara alta -donde el PP tiene mayoría absoluta- una prórroga del 155.

No obstante, aunque Rajoy jugó en un primer momento al despiste, en las últimas semanas tanto los miembros del Ejecutivo como los altos cargos del PP se han encargado de aclarar que no tienen intención de tomar esta última decisión. Según todas las fuentes conservadoras consultadas, "el 155 termina cuando se forme un nuevo Govern", sea cual sea este. 

Rajoy: "Las medidas excepcionales no deben prolongarse en exceso en el tiempo"

Traducido, eso significa que incluso aunque la Generalitat vuelva a estar conformada por las formaciones independentistas, Rajoy confía -al menos en principio- en que "cumplirán la ley". Así lo ha repetido en numerosas ocasiones el portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, y el propio presidente aseguró que se trata de una "medida excepcional", tomada "ante una situación excepcional". "Y las medidas excepcionales no deben prolongarse en exceso en el tiempo", prometió, al menos, en campaña.

Ni siquiera el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, pretende alargar la intervención de su departamento en las cuentas catalanas. Él, que fue el primero en aplicar un 155 encubierto en materia económica en Catalunya -valiéndose de la Ley de estabilidad presupuestaria-, también asegura que eso terminará con el nuevo Govern. 

No obstante, de no formarse un nuevo Ejecutivo catalán tras este 21-D, el 155 seguiría vigente hasta la repetición de elecciones -que según la ley electoral se producirían en mayo o junio, previsiblemente-, y la consiguiente formación de Govern. 

Además, pese a las promesas de Rajoy de no alargar la aplicación de este artículo de la Constitución más de lo "necesario", incluso aunque el nuevo Govern sea independentista, sí que ha condicionado su compromiso. El 155 terminará siempre que el nuevo Ejecutivo catalán "cumpla la ley". Es decir, la amenaza sigue encima de la mesa y así lo ratificó en plena jornada de reflexión, durante la cena de Navidad del PP de Madrid: "Todos los gobernantes ya saben lo que pasa cuando hacen aquello que no se puede hacer", zanjó. 

Más noticias en Política y Sociedad