Público
Público

Elecciones en Madrid Pablo Casado se propone para "liderar una rebelión cívica" contra la izquierda

La presidenta madrileña ha asegurado que su Ejecutivo ahondará en "medidas fiscales" hasta llegar al debate de investidura. "Me gustaría que fuera un debate de perfil ideológico muy claro", ha manifestado junto a la plana mayor del PP.

La plana mayor del PP celebra la victoria de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid.
La plana mayor del PP celebra la victoria de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid. Tarek / PP

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, vive su momento más dulce desde que tomó las riendas de la formación conservadora hace casi tres años. La arrolladora victoria de su candidata en la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, le ha valido para erigirse como la alternativa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, augurando un cambio de ciclo que le llevará hasta la Moncloa y que ya ha empezado en Madrid. En ese contexto, ha solicitado a Sánchez la celebración de un debate sobre el Estado de la Nación. "No puede esperar mas sin dar cuentas a la soberanía nacional del parlamento de España", ha dicho.

Durante una intervención en abierto en el Comité Ejecutivo Nacional, y sin enfrentarse a las preguntas de la prensa, el líder del PP ha asegurado que "el cambio es posible y es urgente". "No se puede tener éxitos sumando fracasos", la ha lanzado al socialista, del que ha dicho "llegó al poder a través de una injusta moción de censura" y que ha "intentado alargar su agonía con otras tres puñaladas por la espalda a la voluntad popular", en sus palabras. Ni rastro de las dos convocatorias electorales que Sánchez ganó en detrimento de Casado.

El conservador ha puesto el acento sobre los jóvenes, una generación a la que la "izquierda ha hecho un verdadero escrache en su plan de vida", pese a que Sánchez lleva gobernando en España solo tres años, el último en coalición con Unidas Podemos. Pero para Casado son "muchos años de soportar este sabotaje permanente a nuestro futuro". "Tenemos esa generación de jóvenes que apenas han conocido los buenos tiempos de su país, y a sus padres y abuelos preocupados por ellos", ha insistido.

Por ese motivo, Casado ha apelado a liderar una "rebelión cívica" contra la izquierda. " Los jóvenes tienen que saber que lo que les pasa no se lo hace España, se lo hace la izquierda. Lo que necesitan no es liberarse de España, sino de la izquierda", ha añadido. En ese sentido, el líder de la formación conservadora ha propuesto al PP como esa "casa común del centroderecha". "Nosotros no hemos cambiado, pero queremos cambiar España", ha repetido en dos ocasiones.

Ayuso busca dar la batalla ideológica en su investidura

La presidenta madrileña también ha centrado gran parte de su discurso en los jóvenes. "Está habiendo un cambio", ha dicho, porque valora que la juventud ha pasado del abstencionismo a implicarse en la política activa.  "Además de haber cantera, la juventud española tiene pasión por la libertad", ha asegurado. Unos jóvenes, que, a su juicio, se han rebelando "frente a esos discursos de la izquierda del todo gratis y las revoluciones". "Una juventud más crítica hará un gobierno mejor", ha asegurado.

Ayuso ha prometido un gobierno "más austero pero más eficaz" en esta nueva legislatura. "Un gobierno abierto pero con una misma dirección", ha dicho. "Vamos a seguir ahondando en medidas fiscales, especialmente en la rebaja de impuestos, hasta llegar al debate de investidura. Me gustaría que fuera un debate de perfil ideológico muy claro, de apuesta por la libertad, por la vida, por las familias, por el futuro, por el empresario…", ha lanzado.

La baronesa popular ha agradecido el "voto prestado de quienes votaban por primera vez" al PP y ha justificado el adelanto electoral por los "ataques de La Moncloa". A renglón seguido ha agradecido que Casado le apoyase en su decisión y ha manifestado que espera que con su victoria, "España se active" y el PP llegue al Gobierno central.

 

Más noticias