Público
Público

Una exalcaldesa del PP pidió a Marjaliza y Granados que se le diera a su empresa un contrato en Valdemoro

Olga Fernández, exedil de Serranillos del Valle, reconoce ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que pidió "ayuda" al cerebro de la Púnica para lograr una adjudicación en 2014. En 2012 ya había conseguido una, a pesar de que no presentó toda la documentación. "Se lo iban a dar, lo tenía usted más claro que el agua", afirma Velasco. 

Olga Fernández y Grancisco Granados, en una imagen de 2011. Ayuntamiento de Serranillos

ALEJANDRO L. DE MIGUEL/ JULIA PÉREZ

MADRID.- María Olga Fernández Fernández no tuvo reparos en pedir "ayuda" a sus contactos políticos y del mundo empresarial cuando volvió al mercado laboral, tras verse desalojada de la alcaldía de Serranillos del Valle en las elecciones de 2011.

La exalcaldesa del Partido Popular ha confesado ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que en 2014 pidió "ayuda" al cerebro de la trama Púnica para que favoreciera a la empresa para la que trabajaba, Recuperaciones Oasis S.L. para hacerse con un contrato con el Ayuntamiento de Valdemoro.

Fernández, sobre Marjaliza: "Ahora veo lo que ha hecho, pero en ese momento sabía poco: parecía un empresario de éxito con muchas influencias y muchos conocimientos"

"Lo que pido a David Marjaliza es ayuda para que se valore correctamente mi proyecto técnico". "Como conoce a mucha gente en el Ayuntamiento, le pido a ver si alguien puede revisar la puntuación", reconoce Fernández, como prueba la grabación de su declaración de una hora y cuarenta minutos ante Velasco, a la que ha tenido acceso Público, y en la que asegura que no ofreció nada al empresario a cambio de su intermediación. "Yo lo que pido es un favor", sostiene. 

Explica que, después de que Recuperaciones Oasis lograse un primer contrato en 2012 -a pesar de las "irregularidades administrativas" que el juez pone de manifiesto-, el Consistorio madrileño decidió liquidarlo transcurrido año y medio, y convocó un nuevo concurso en 2014 para prestar el mismo servicio: la instalación de contenedores para reciclar ropa y calzado.

La mesa de contratación de Valdemoro relegó a uno de los últimos puestos la oferta de Recuperaciones Oasis, supuestamente por la baja calidad del proyecto técnico que Fernández había preparado "muy concienzudamente", y eso le llevó a recurrir al empresario Marjaliza.

A Granados:
"Mira, por favor, a ver si alguien puede revisar este proyecto porque no es lo mismo quedar en quinto lugar que en segundo"

Asegura haberle conocido tras dejar la alcaldía, y afirma que nunca han llegado a mantener una amistad. "Ahora veo a qué se dedicaba, lo que ha hecho, pero en ese momento que voy a verlo sé poco, no conozco sus antecedentes; parece un empresario de éxito con muchas influencias y muchos conocimientos", justifica.

Sin embargo, antes de tocar la puerta de Marjaliza la concejala del PP también pasó por el despacho de su compañero de partido y entonces alcalde de Valdemoro, José Carlos Boza, que le aseguró que "el proyecto era muy malo". Y, tras estos intentos fallidos -"Marjaliza no me hace caso"-, Fernández llama por teléfono al otrora hombre fuerte del Gobierno de Esperanza Aguirre, Francisco Granados, para jugar una nueva carta. 

"Es una persona muy representativa de esa zona y de ese municipio". "Le digo: 'Mira, por favor, a ver si alguien puede revisar este proyecto porque no es lo mismo quedar en quinto lugar que en segundo'", reconoce la exalcaldesa, que al mismo tiempo asegura que no tenía posibilidades de ganar, pero afirma que debía intentarlo "para justificar su trabajo", es decir, el diseño del proyecto técnico.

El juez, sobre el primer contrato con Valdemoro: "Se lo iban a dar, lo tenía usted más claro que el agua"

Con todo, el juez muestra sorpresa por que Fernández decidiera recurrir a Marjaliza, teniendo en cuenta que su primer encuentro con el empresario, cuando ya estaba en la oposición, se produjo poco después de que el nuevo Gobierno local plantease dejar la gestión de las instalaciones deportivas municipales en manos de una de sus empresas. "Reconozco que me lo tomé como una cuestión personal, me puse como un basilisco [en el Pleno] y dije que por encima de mi cadáver", afirma Fernández, que después se desplazó a Pinto ex-profeso para hablar con el cabecilla de la trama corrupta.

Una empresa creada 'ad hoc'

Durante su declaración, la exalacaldesa del municipio madrileño de apenas 4.000 habitantes responde al menos a media docena de preguntas asegurando que nunca ha intentado beneficiarse de su anterior cargo o de sus contactos políticos, y repite que no prometió ningún tipo de gratificación a Boza, Marjaliza ni Granados.

El juez y la fiscal creen que Recuperaciones Oasis fue creada para emplear a la exregidora

El PP perdió la alcaldía en las elecciones de junio de 2011, momento en que Fernández quedó sin trabajo, comenzó a cobrar el paro y pasó a ejercer como oposición en el Consistorio. Hasta junio de 2013 no volvió a tener un contrato laboral, según su propia declaración, pero se sirvió de su formación en derecho para ayudar "como amiga" a conocidos y amigos que le pedían ayuda para presentar documentación para distintos procesos.

Recuperaciones Oasis S.L. se crea a finales de 2011 con el objetivo de recoger ropa y calzado en contenedores instalados en la calle y después reciclarla. Sin embargo, durante la declaración de Fernández en el marco de la Púnica -tiene otra causa abierta por haber comprado dos bolsos con la tarjeta del Consistorio-, el juez y la fiscal aclaran que consideran que la empresa fue creada para emplear a la exregidora.

"Da la sensación de que se crea una empresa ad hoc, se hace cesión de trabajadores [de otra sociedad del mismo dueño] ad hoc, de que no hay experiencia ninguna y ahora de que ni siquiera se molesta en darle un número de NIF [en referencia a la falta de documentación presentada por Recuperaciones Oasis cuando se hizo con el primer contrato en Valdemoro, en 2012]", afirma Velasco en la grabación, como adelantaba esta semana la Cadena Ser.

"Ergo concluyo que se lo iban a dar. Lo tenía usted más claro que el agua", zanja.

Más noticias