Público
Público

Exclusiva de Público

Crisis sanitaria El expresidente de Melilla usó un avión público medicalizado para eludir el estado de alarma

Mustafá Aberchán ha sido denunciado por su actuación que, además, provocó un retraso de más de tres horas para poder trasladar de la Ciudad Autónoma a un enfermo grave por coronavirus.

El presidente de Coalición por Melilla (CPM) y expresidente de la ciudad autónoma, Mustafa Aberchán. EFE
El presidente de Coalición por Melilla (CPM) y expresidente de la ciudad autónoma, Mustafá Aberchán. EFE

El expresidente de Melilla, actual diputado en la Asamblea melillense y también presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafá Hamed más conocido por Mustafá Aberchán, utilizó un avión público medicalizado para salir de la Ciudad Autónoma sin autorización y de forma fraudulenta con el único motivo de visitar a un familiar que estaba en la Península, saltándose el estado de alarma decretado en plena emergencia sanitaria por el covid19.

Así consta en una denuncia hecha por la Guardia Civil, a la que ha tenido acceso Público, en la que además se apunta que "la negligencia de Mustafá Hamed" provocó un retraso de más tres horas para trasladar a la Península a un enfermo grave por coronavirus.

Según los hechos que se relatan en las diligencias abiertas, el pasado 21 de marzo Mustafá Hamed, diputado de la Asamblea de Melilla, salió hacia Madrid en una avioneta de transporte sanitario cuyo fin era portar exclusivamente muestras biológicas.

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), organismo dependiente del Ministerio de Sanidad al que pertenece el dirigente político en calidad de médico, hizo saber que que Aberchán no contaba con ninguna autorización para hacer ese viaje, ni había ninguna circunstancia médica que requiriese tal iniciativa. Sin embargo, él sí utilizó este motivo para poder salir en el vuelo.

Imagen de la denuncia de la Guardia Civil contra Mustafá Aberchán.

De hecho, en las diligencias incoadas se afirma que "el doctor Aberchán viajó a Madrid saltándose los cauces establecidos tanto por Ingesa como por Aena", así como las órdenes de movilidad del estado de alarma.

La avioneta, tras cumplir su misión en Madrid, no regresa a Málaga como era su propósito y, supuestamente, lo que también pretendía el doctor Aberchán, sino que regresa a Melilla al ser requerida para trasladar a un enfermo grave por coronavirus.

Y es a su llegada a la Ciudad Autónoma cuando la Guardia Civil retiene al doctor Aberchán y le denuncia por su actuación, al entender que ha incumplido el estado de alarma que decreta "la prohibición de entrada en la Ciudad de Melilla tanto por vía aérea como marítima excepto en los casos autorizados por la Delegación del Gobierno".

Aberchán se resistió a dejar la avioneta porque quería volver a Málaga, pero su propósito le fue impedido por las Fuerzas de Seguridad, tras conocer que la Delegación del Gobierno no autorizó su salida.

Pese a resistirse a bajar de la avioneta, las Fuerzas de Seguridad obligaron a Aberchán a quedarse en Melilla

El incidente, según también consta en las diligencias, supuso que la avioneta medicalizada tuviera que volver a Málaga para buscar a un equipo médico y poder hacer el traslado del paciente, que se encontraba en estado grave. De hecho, en la denuncia se añade:“La avioneta medicalizada ha tenido que salir debido a la negligencia del doctor Aberchán con un retraso de tres horas de acuerdo con el plan de vuelo".

Finalmente, en las citadas diligencias, se explica que el doctor Aberchán "alegó motivos meramente personales (visitar a una familiar) para solicitar el uso de un servicio de traslado médico en avioneta, un servicio público financiado con recursos públicos".

Una larga trayectoria política

Mustafá Aberchán está considerado como el hombre fuerte del Gobierno de Melilla, y aunque figura como líder de la oposición por su situación judicial -ya que está condenado a dos años de prisión e inhabilitación por el caso del "voto por correo"- varios diputados de su partido están en el Gobierno autónomo y ostentan tres consejerías.

Además, fue en gran parte el artífice de entregar la Presidencia de Melilla al único diputado de Ciudadanos elegido en las últimas elecciones, con el apoyo del PSOE, para arrebatar el Gobierno al PP, que tenía un acuerdo previo con Vox.

Aberchán, que empezó militando en las Juventudes Socialistas hasta 1995, fue presidente de Melilla en junio de 1999, en una extraña coalición entre su partido, dos diputados díscolos del PSOE que se saltaron la disciplina de Ferraz y el partido del ex presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil. Fue un periodo de alta inestabilidad, y un año después fue desalojado del poder por una moción de censura.

Público ha telefoneado en varias ocasiones a Mustafá Aberchán para intentar conocer su versión de los hechos, y también ha intentado establecer contacto con él por vía mensajes, pero el dirigente político no ha respondido.

Más noticias de Política y Sociedad