Público
Público

Moltó, expresidente socialista de la primera caja rescatada ante el juez: "sólo era un animador socio-cultural (...) la reina madre"

Hernández Moltó ignora cómo desapareció el dinero y achaca a una conspiración mediática la crisis de la entidad, que tuvo que ser rescatada con 9.000 millones de euros

Juan P. Hernández Moltó, expresidente de la Caja CCM (dcha), y su entonces director general, Ildefonso Ortega. EFE

AGENCIAS

Ni él ni los miembros del consejo de administración eran los responsables de la contabilidad de la Caja. "¡Dios nos libre!"

MADRID.- El expresidente de Caja Castilla-La Mancha (CCM) Juan Pedro Hernández Moltó ha alegado en el juicio que se ha iniciado este martes en la Audiencia Nacional por irregularidades en la entidad que desconocía quién envió las "cuentas provisionales" en 2008 al Banco de España que motivaron poco después la intervención.

Hernández Moltó ha llegado a decir que su ignorancia de las cuentas de la entidad que presidía se justificaba en su función de "animador socio-cultural" de la caja. Esta Caja fue la primera intervenida y nacionalizada, con un rescate de 9.000 millones de euros, en marzo de 2009.

Exdiputado y exportavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Hernández Moltó se ha definido como "reina madre" de la Caja Castilla-La Mancha porque su papel estaba limitado a "animar" a sus subordinados para conseguir el "equilibrio" de la caja.

En cuanto a su función en CCM, Hernández Moltó ha negado a la Fiscalía una presunta relación operativa con el Banco de España puesto que era el "presidente institucional pero no ejecutivo", y alardeando de argot taurino, ha dicho que aunque no era un "Don Tancredo" inmóvil, estaba al margen de la operativa de la entidad.

"Me dedicaba exclusivamente a labores institucionales -ha declarado-, para mantener la estabilidad y equilibrio en los órganos de gobierno y para garantizar la presencia pública".

La Fiscalía Anticorrupción reclama para Moltó - secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha desde 1990 a 1997 y también diputado en el Congreso entre 1989 y 1999- y para el que fuera director general de CCM, Ildefonso Ortega, penas de prisión de dos años y medio por un delito societario al considerar que ambos llevaron a cabo "una maniobra contable" para que los estados financieros de la caja reflejaran unos beneficios de 29,86 euros millones en lugar de 182,2 millones de pérdidas.


El Fiscal pide para el presidente de la primera Caja rescatada prisión de dos años y medio por falsear las cuentas: reflejaron beneficios de 30 millones cuando perdían 182

CCM fue la primera caja de ahorros española en ser intervenida y nacionalizada, en marzo de 2009, después de que se aprobara un rescate que alcanzó los 9.000 millones de euros. Moltó ha defendido la solvencia de CCM hasta 2008, cuando la caída de Lehman Brothers supuso, según sus palabras, "el principio del fin" para muchas de las entidades que conformaban parte del sistema financiero.

La queja del que fuera presidente de la caja manchega -rescatada en 2009- se ha centrado en cuestionar el papel del Banco de España y lo que ha calificado como "una relación muy poco educada" entre la entidad que presidía y el supervisor.

Según él, la primera "llamada formal" en la que se le comunicó que existía una propuesta de fusión para CCM -se terminó integrando en Liberbank- fue desde el Gobierno de Castilla-La Mancha. "Nunca hubo intento de ocultación", ha defendido Moltó, que ha mostrado su "sorpresa" al preguntarse quién fue el encargado de enviar las "cuentas provisionales" al Banco de España en 2008 que, poco después, terminó con la nacionalización de la entidad por su desfase entre ganancias y pérdidas.

En este punto, ha asegurado que ni él ni los miembros del consejo de administración eran los responsables - "Dios nos libre", ha apostillado- de la contabilidad y que "nunca" ningún técnico del Banco de España lo visitó o le comunicó nada formalmente sobre los necesidades financieras de la entidad. La acusación le ha preguntado entonces si él era el que se organizaba su propia agenda como máximo responsable de CCM. "Tenía capacidad de dirigir mi propia agenda, esto no es la casa real", ha respondido, "yo decidía qué hacía por la mañana".

Por su parte, el ex director general Ildefonso Ortega ha defendido el carácter provisional de la contabilidad remitida al Banco de España al tratarse de un "avance parcial y supervisable" dirigido al departamento de balances. Dichas cuentas "no pueden ser públicas" porque "jamás, jamás, jamás" fueron ni formuladas ni aprobadas por la junta general de accionistas al no contar con datos suficientes para el balance.

La Audiencia Nacional juzga desde al expresidente de Caja Castilla La Mancha (CCM) Juan Pedro Hernández Moltó (d) y a su exdirector general Ildefonso Ortega (i), por la presunta maniobra contable con las que ocultaron las millonarias pérdidas de la entidad del ejercicio 2008. EFE/Fernando Alvarado

El Banco de España tuvo una relación "muy poco educada"

En su declaración ante el juzgado central de lo penal, presidido por el juez José María Vázquez Honrubia, Moltó ha asegurado que la primera comunicación que recibió del Banco de España en los nueve años en los que estuvo al frente de la entidad fueron "las conclusiones del informe de una inspección" que no se le comunicó previamente.

También ha señalado que tenía constancia "pero no sospechas" de las labores del Banco de España dentro de CCM porque "los veía trabajar". Es más, cree "que hubo un abuso de confianza o yo que sé de qué, porque pensábamos que esas cuentas sobre el ejercicio 2008 no eran públicas, sino provisionales", y además estaban siendo negociadas con el Banco de España.

La acusación, por su parte, sostiene que, de acuerdo con el informe de los inspectores que declararán en los próximos días, el Banco de España denegó el calendario propuesto por CCM para la aplicación de los requerimientos porque "era insostenible en esas condiciones".

Víctima de una campaña mediático-político

El expresidente de CCM se ha referido a una "campaña mediático-político-social" con un coste de 3.000 millones de pasivo para CCM -a la que también ha hecho mención posteriormente su 'número dos', Ildefonso Ortega, y a quien Moltó ha calificado como el "perfecto controller" del banco-, remitiéndose a la hemeroteca para el que quisiera pueda comprobar este extremo.

"¡Yo que iba a decidir!", responde Moltó al tribunal sobre su conocimiento de participaciones preferentes a través de las Islas Caimán

Además, ha lamentado que el Gobierno creara el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) "días después de la intervención" de la caja manchega, algo que, de haber existido antes, podría haber propiciado "una solución menos traumática".

Tanto la Fiscalía como las acusaciones han tratado de destacar las contradicciones entre el consejo de administración presidido por Moltó y el comité de riesgos que, según los informes internos, desacreditaban la concesión de créditos por las pocas garantías de retorno al Grupo Portillo, Renovalia o Colonial.

"¡Yo que iba a decidir!", ha llegado a responder el expresidente de CCM sobre su conocimiento directo sobre este tipo de concesiones o sobre el lanzamiento de participaciones preferentes a través de las Islas Caimán.

Más noticias