Público
Público

Garzón insta al PSOE a hacer "más esfuerzo" para "armar" una alternativa a Rajoy

Erkoreka insta a los socialistas a decidir si entran de "segundo plato" de PP y Ciudadanos o asumen un papel protagonista.

El coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón (c), durante su visita hoy a la Feria del Centro Histórico de Málaga. EFE/Carlos Díaz

EUROPA PRESS

MÁLAGA.- En una semana en la que el PP debe decidir si acepta o no las condiciones de Ciudadanos para la investidura, las presiones para poner en marcha un gobierno alternativo se centran en el PSOE. Tanto el líder de IU, Alberto Garzón, como el candidato del PNV por Bizkaia, Josu Erkoreka, animan a los socialistas a asumir "un papel protagonista" en la próxima legislatura.

El coordinador general de IU, Alberto Garzón, ha asegurado que "hay que hacer más esfuerzo en buscar una alternativa a Rajoy, que impida las terceras elecciones pero que cristalice en un Gobierno alternativo" y ha vuelto a reclamar al PSOE "que no se resigne" a que la haya.

"Aunque Ciudadanos y PSOE aceptan y se han resignado a que Rajoy pueda ser el siguiente presidente, todavía no hay nada escrito", ha dicho. Además, ha reiterado que, independientemente de lo que suceda con la investidura, "creemos que las calles tienen que movilizarse y estar organizadas para luchar contra los recortes que se prevén".

Garzón, que ha visitado la Feria del centro histórico de Málaga, acompañado de cargos públicos y dirigentes de IULV-CA, ha dejado claro que "nosotros desde IU y desde Unidos Podemos creemos que es posible una alternativa" a Rajoy, ha agregado.

En este punto, ha afirmado que "aunque Ciudadanos y el PP parecen acercar más cada día sus posiciones en una alianza natural", de la que ha dicho, "hemos visto siempre con preocupación porque son dos partidos de derechas cuyas políticas perjudican a la clase trabajadora y a las clases populares de nuestro país", todavía "no tienen los números para que Rajoy sea el presidente".

"Aunque Ciudadanos y PSOE aceptan y se han resignado a que Rajoy pueda ser el siguiente presidente, todavía no hay nada escrito"

Así, ha agregado que "un presidente como Rajoy, que está en la cima de la corrupción de toda la UE, que es el responsable del caso Bárcenas, que es el responsable político de toda la corrupción estructural del PP, no puede seguir siendo presidente". "Ni por eso, ni por los recortes que se han estado produciendo durante los últimos años de legislaturas en las que el PP ha arrollado con su mayoría absoluta los derechos de la mayoría de la población", ha sentenciado.

"Entendemos que hay que hacer más esfuerzo en buscar una alternativa a Rajoy, una alternativa que impida las terceras elecciones pero que cristalice en un gobierno alternativo", ha añadido. Según Garzón, "ahora mismo lo que estamos viendo es un juego de trileros, entre el PP, Ciudadanos y PSOE en el que no está muy claro donde está la bolita".

Por ello, le ha pedido al PSOE "que no se resigne y que abra la vía de explorar un gobierno alternativo presidido por Pedro Sánchez y que puede contar con mucha simpatía en el Parlamento y que, seguramente, cuente con más simpatía todavía en la calle, porque Rajoy es, precisamente, no solo el político peor valorado sino el responsable de la corrupción y de los recortes".

El PNV seguirá votando 'no'

Por otra parte, el candidato del PNV por Bizkaia a las próximas elecciones autonómicas y portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha considerado que el PSOE deberá reflexionar sobre si entra en un acuerdo con PP y C's que favorezca la investidura de Mariano Rajoy, en el que sea "el segundo plato" de Albert Rivera o en el que "tome un protagonismo que no tiene".

Tras señalar que ahora los socialistas tienen "una oportunidad de oro" para acercarse al Partido Popular, ha insistido en el 'no' de su partido a Rajoy porque "ha despreciado al autogobierno y a las instituciones vascas".

Erkoreka ha insistido en que no ha habido "la más mínima modificación" en la postura del PNV y que, por tanto, si hay sesión de investidura, los jeltzales votarán 'no' en primera y segunda votación.

Según ha indicado, "la posición sigue siendo radicalmente contraria" porque la trayectoria del presidente del Gobierno en funciones durante la legislatura en la que tuvo mayoría absoluta "ha sido de desprecio al autogobierno y a las instituciones vascas", así como de "desconocimiento total de los asuntos que inquietan a la ciudadanía vasca".

Por ello, ha reiterado que haría falta "un giro de 180 grados" en la actitud de Mariano Rajoy y en las estrategias del PP para que pudiera producirse "un mínimo acercamiento" de los jeltzales.

Además, se ha dirigido al PSOE para afirmar que, si realmente "es una cuestión de Estado" propiciar la investidura del líder del PP, como parece que ponen de manifiesto "muchos líderes territoriales" del PSOE, ya ha habido "afinidad ideológica evidente" durante "muchos años" entre populares y socialistas.

Sobre la carta del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en la que se dirige a sus "compatriotas" del PSOE para que "piensen más en el país y menos en quién liderará su partido", Josu Erkoreka cree que "seguirá siendo una decisión que corresponde al PSOE" y que deberá adoptar "buscando el equilibrio interno por un lado, pero también lo que ha sido el papel y la trayectoria del PSOE de cercanía al PP en cuestiones relacionadas con los asuntos de Estado".

A su entender, Albert Rivera "está haciendo su papel" e intenta mantener el "protagonismo" que ha tenido durante las últimas semanas y del que no se quiere "apear en absoluto".

En todo caso, ha apuntado que será el PSOE el que tendrá que reflexionar y decidir "si le interesaría o no entrar en un acuerdo, y en el supuesto de que diera el paso de entrar, si le interesaría ser el segundo plato después de Rivera o, ya que es la segunda formación política en votos en el Estado, tomar un protagonismo que es evidente que no tiene".

Potenciales aliados

Acerca de los socialistas, Garzón ha recordado que el PSOE "tiene tres opciones: camina hacia las terceras elecciones apoya al PP de una forma directa o indirecta -con la abstención o con el voto favorable- o inicia un camino propio de negociaciones con otras fuerzas políticas para que Pedro Sánchez pueda contar con más apoyos que Rajoy".

"Nosotros observando el Parlamento vemos que eso es posible, que Sánchez podría contar con más apoyos que Mariano Rajoy", dejando claro, además, que si el líder del PSOE "quiere intentarlo a nosotros nos va a tener como potenciales aliados, incluso, como mediadores en cualquier negociación que haga falta, con tal de evitar que Rajoy y Ciudadanos puedan ser los que gobiernen este país".

Garzón ha señalado que "el PSOE sólo tiene que decirlo, manifestar que quiere que Sánchez sea presidente para que nosotros nos pongamos en marcha, naturalmente, como el resto de fuerzas políticas". En este punto, ha hecho hincapié en que "si el PSOE no quiere intentar un Gobierno alternativo solo quedan dos (opciones): elecciones o que Rajoy sea presidente".

El coordinador general de IU ha recordado que esta situación sería posible ahora y no en las pasadas elecciones con mejores números porque "el PSOE en las anteriores se presentó con el programa de Ciudadanos", un programa, ha dicho, "que consideramos que es de derechas". Es más, ha agregado que es "el programa que va a negociar Rajoy y el propio Ciudadanos", lo cual "deja muy claro que el acuerdo que al que llegó la anterior investidura Pedro Sánchez no era un acuerdo de izquierdas ni progresista".

También ha señalado que ahora el secretario general del PSOE "vuelve a considerar a Ciudadanos de derechas". "Pedro Sánchez -ha continuado- ha dicho que Ciudadanos es la derecha con la que tiene que pactar el PP; nos está dando la razón de lo que hemos hecho en los últimos meses: no se podía apoyar un acuerdo que aplicaba una política económica de derechas y de recortes", ha agregado.

No obstante, la diferencia de diciembre y de meses posteriores, según Garzón, "en esta ocasión es posible armar un Gobierno que no necesita los votos de Ciudadanos ni del PP".

A juicio de Garzón, "es bastante fácil de entender que en este caso nosotros vamos a hacer todo lo posible y creemos que la ciudadanía simpatiza más con esta idea que con ver al 'señor X' del caso Bárcenas como presidente del Gobierno otros años más", ha reiterado.

Por último, sobre las escasas manifestaciones de Sánchez, ha indicado que "respetamos lo que sucede en las casas ajenas", pero "tenemos claro es que la correlación de fuerzas internas, la pelea interna por el poder que se mantiene dentro del PSOE no debería ir en perjuicio de los derechos de la mayoría social".

"Le pedimos al PSOE que más allá de lo que suceda internamente en el PSOE, entiendan que si hay una opción alternativa debería explorarla y el primer interesado en hacerla sería Pedro Sánchez, que sería el presidente de ese Gobierno alternativo".

En este punto, ha recordado que, de momento, "lo único que han dicho es que ellos dejan la voz al PP que quieren ser oposición y es verdad que se ha manifestado poco Pedro Sánchez, pero cuando lo ha hecho ha sido para negar la posibilidad de un Gobierno alternativo".

"Ojalá -ha continuado- cuando Pedro Sánchez se vuelva a pronunciar diga que abre la puerta a esa vía porque será una vía de esperanza de que Mariano Rajoy no gobierne".

Por otro lado, el coordinador general de IU ha dejado claro que segurián trabajando y ha reiterado que, independientemente de lo que suceda con la investidura, de la que espera "sea lo más pronto posible", las calles "tienen que movilizarse, tenemos que estar organizados para luchar contra los recortes que se prevén, recortes que anuncia la UE, que anuncian las instituciones internacionales, que el Gobierno, tanto en funciones del PP, como del PP y Ciudadanos, han asumido como recortes propios suyos en el caso en el que gobiernen".

Más noticias de Política y Sociedad