Público
Público

El Gobierno aprobará varios decretos sociales pero no toca una coma de la reforma laboral

Llevará al Consejo el control de horarios, bajar a los 52 años la prestación a los desempleados de larga duración y varias bonificaciones a la Seguridad Social. Hay malestar en los sindicatos por no incluir la ultractividad y la prevalencia de los convenios sectoriales que se había pactado con ellos.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

La ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá. / EUROPA PRESS

El Consejo de Ministros aprobará este viernes varios decretos ley de marcado carácter social, en medio de la polémica con Partido Popular y Ciudadanos, que acusa al Ejecutivo de estar utilizando las instituciones para hacer campaña electoral, según informaron a Público fuentes sindicales.

El Ministerio de Trabajo convocó en la misma tarde del jueves a los sindicatos para informales de estas reformas, que no ocultaron su malestar por las formas y, sobre todo, porque en todas las medidas que incluye el decreto no hay ninguna que cambie una coma de la reforma laboral del PP de 2013.

Como estaba anunciado desde hace semanas, el Gobierno aprobará por decreto ley bajar hasta los 52 años la prestación por desempleo a los parados de larga duración, una vieja reivindicación de los sindicatos. La reforma laboral del PP subió la edad para recibir esta ayuda al os 55 años.

También incluirá el decreto ley el plan de garantía juvenil para jóvenes parados, establecerá bonificaciones a la contratación de parados de larga duración, reducirá a la mitad la cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores fijos discontínuos de las empresa de sectores de  turismo, comercio o hostelería, etcétera.

En cuanto a las otras tres propuestas que exigían los representantes de los trabajadores: regulación de horarios, la recuperación de la ultraactivad y la primacía del convenio colectivo por encima del convenio de empresa, sólo irá este viernes el control de la jornada, que también era una reivindicación esencial para UGT y CCOO, pero nada tiene que ver con la reforma del PP:

Para los sindicatos eran cruciales estos tres puntos y, aunque al menos, han logrado arrancar la aprobación de los horarios, la reforma laboral del Partido Popular sigue intacta en aspecto que, para los representantes de los trabajadores, eran cruciales.

Al parecer, en este punto sí hay una mayoría suficiente para que los apoye la Diputación Permanente, y no así en los otros dos puntos que afectan a la reforma laboral, por lo que de momento no irán al Consejo de Ministros.

Pedro Sánchez ya avisó de que seguiría gobernando hasta el último minuto, pero que sólo llevaría al Consejo de Ministros aquellos asuntos que tuvieran garantizada una mayoría parlamentaria en la Cámara Baja para que pudieran entrar en vigor antes de las elecciones.

El presidente del Gobierno piensa seguir con lo que ha denominado los "viernes sociales" hasta el último Consejo de Ministros, salvo prohibición expresa de la Junta Electoral Central, que es lo que han solicitado PP y Ciudadanos. Los sindicatos aún no tiran la toalla y seguirán presionando para cambiar, al menos en parte, la reforma laboral.

Más noticias en Política y Sociedad