Público
Público

Exclusiva de Público

Gobierno de Ayuso Una empresa pública da un préstamo gratis de 51 millones a la Comunidad de Madrid para "evitar intereses bancarios"

La empresa Obras de Madrid concede un crédito al Gobierno autonómico bajo el argumento de no pagar "intereses negativos por tener tesorería en depósitos bancarios". Es el mismo tipo de contrato que se intentó firmar con la URJC y sobre el que se reconoció que era "un instrumento muy útil para solventar problemas de liquidez a corto plazo".

El exconsejero de Sanidad Javier Fernández-Lasquetty, jura el cargo como consejero de Hacienda y Función Pública de la Comunidad de Madrid, durante el acto de toma de posesión de los consejeros del nuevo Ejecutivo del gobierno de la comunidad. Jesús Hellí
Javier Fernández-Lasquetty en la jura el cargo como consejero de Hacienda y Función Pública y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Jesús Hellín / Europa Press

La empresa pública Obras Madrid ha concedido "un préstamo a corto plazo" de 51 millones a la Comunidad de Madrid. El tipo de interés por este dinero es del 0%. Según el Gobierno autonómico y la empresa, el contrato se firma para "evitar que Obras Madrid pague intereses negativos por tener tesorería en depósitos bancarios". Es el mismo tipo de contrato que se intentó firmar con la URJC y en el que se reconocía que la póliza de crédito es "un instrumento muy útil para solventar problemas jurídicos a corto plazo".

Estos contratos están contemplados en la normativa de la Comunidad, aunque los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid se enteraron del plan cuando Público destapó que la URJC preveía conceder el crédito de 185 millones. Una operación que acabó frenando el Consejo de Gobierno de la Universidad. La opacidad con la que se firman estos contratos –son privados y no se publican–, la falta de autorización de Hacienda y la escasa información sobre el origen de los tipos negativos son los motivos que más alertaron los grupos parlamentarios.

En este caso, no es una universidad la que concede el crédito, pero sí una empresa pública. 'Obras de Madrid - Gestión de Obras e Infraestructuras, S.A.' forma parte de la Administración Institucional de la Comunidad y está adscrita a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Sus funciones están dirigidas a dar cumplimiento a las políticas y objetivos marcados por esta consejería. 

El contrato firmado es de dos meses y desde Obras de Madrid alegan que ha sido la única alternativa para evitar los intereses negativos que habrían tenido un coste anual de unos 150.000 euros.

"Las entidades financieras en las que tenemos cuentas abiertas nos han remitido comunicaciones desde el pasado mes de septiembre informándonos de la aplicación de tipos de interés negativo entre el 0,20% y el 0,40% por los saldos depositados en las mismas", explican a este medio como respuesta a una petición de información por el Portal de Transparencia. El documento en el que se explican estas condiciones del contrato está firmado por el gerente de Obras de Madrid y presidente del PP de Guadarrama, Pedro Corbalán Ruiz.

Según estos datos y según confirman fuentes oficiales de la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid, el contrato se suscribió entre la empresa pública y "el titular que tiene competencia en materia de Hacienda y Función Pública". Además, recalcan que el contrato es privado, por lo que no se publica ni se necesitan autorizaciones superiores.

Público solicitó una copia del contrato a la Consejería de Hacienda y por el Portal de Transparencia, pero no pudo tener acceso a él por este motivo. 

Único contrato firmado del plan de la Comunidad

El Gobierno de la Comunidad de Madrid reconoció al grupo parlamentario de Más Madrid que sólo tenían conocimiento de que la Universidad Rey Juan Carlos recibiera intereses negativos. "Solo se conoce de la existencia de la URJC", explicaron en una petición de información presentada por el diputado Eduardo Gutiérrez el pasado 14 de enero. 

Diez días después, el 24 de enero, el Gobierno autonómico respondió a otra petición de información en la que anunciaba que la empresa pública Obras de Madrid había firmado el contrato con la Comunidad.

Hasta el momento, es el único contrato firmado que se conoce en el que una institución pública concede un crédito a la Comunidad de Madrid. Sin embargo, según explicaron desde Hacienda, el contrato forma parte de un plan de ahorro para evitar los intereses negativos de todos los organismos públicos del sector institucional. 

Desde el año pasado, los bancos cobran intereses negativos a las empresas por guardar el dinero que depositaban. Una medida que se lanzó como respuesta a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) cuando se fijó una tasa negativa al dinero que el sector guarda en el propio banco central cuando se tiene liquidez de sobra. Según fuentes de la Comunidad, por este motivo la URJC y Obras de Madrid iban a enfrentarse a la aplicación de tipos de interés negativo.

Lasquetty reconoció que se podrían "cubrir necesidades"

El diputado de Más Madrid, Eduardo Gutiérrez, considera que estas medidas "pretenden hacer frente a un problema de liquidez y tesorería muy grave que vive la Comunidad y que es resultado de las continuas rebajas de tributos". "Esperamos que se acuda, si fuera necesario – y así lo esta pareciendo por estos contratos – al endeudamiento a corto plazo ya que estas operaciones obligan a preguntarse si la Comunidad está preparada para hacer frente a los fondos económicos que, por ejemplo, van a ser necesarios para reforzar los servicios sanitarios por la crisis del coronavirus", valora a Público

El consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty reconoció en el pleno de la Asamblea de Madrid que existe este plan en la Comunidad. Dijo que el dinero que reciben de las instituciones públicas no es un "préstamo", pero sí reconoció que este dinero podría servir para que la Comunidad hiciera uso de los excedentes de las entidades públicas para "cubrir necesidades transitorias de Tesorería sin pagar euríbor".

El consejero de Hacienda y Función Pública contestó así al diputado de Unidas Podemos, Jacinto Moreno, tras preguntarle por el contrato que se intentó firmar con la URJC. Según explicó Lasquetty, la gestión de este plan es "de sentido común" para ahorrar dinero y no se debe a "un problema de financiación" de Hacienda. Sin embargo, Moreno advirtió que le preocupaba que esto se tratara "de un plan general de financiación de la Comunidad de Madrid con fondos de entidades públicas".

Más noticias de Política y Sociedad