Público
Público

El Gobierno confía en cerrar la ley de Vivienda antes de negociar los Presupuestos con los socios parlamentarios

Desde Hacienda están convencidos de que la regulación de los alquileres protagonizará las conversaciones para impulsar a Presupuestos. 

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero; y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, durante una reunión para abordar las líneas generales del anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, en Madrid (España) a 1 de s
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero; y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, durante una reunión para abordar las líneas generales del anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021, en Madrid (España) a 1 de septiembre de 2020. Moncloa / Europa Press

El Ministerio de Hacienda y Función Pública quiere cerrar con Unidas Podemos la Ley de Vivienda dentro de la negociación de los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2022, que ambas formaciones del Gobierno de coalición han comenzado a discutir. 

Así, según han informado fuentes gubernamentales, la intención de Hacienda es poder iniciar las conversaciones con los socios parlamentarios con un acuerdo con Unidas Podemos para impulsar las nuevas cuentas, pero también la nueva Ley de Vivienda. 

Precisamente esta regulación formó parte del acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para los actuales Presupuestos, pactando aprobar en enero esta ley en el Consejo de Ministros e iniciar en febrero su tramitación en el Congreso. Para ello, la ley debía contemplar la regulación del precio de los alquileres y posibilitar rebajas en los precios en zonas tensionadas.

Sin embargo, las reticencias del PSOE a la hora de desarrollar esta regulación, apostando por incentivos fiscales y no por posibilitar la intervención de las administraciones, ha encallado las negociaciones. El retraso alcanza ya los siete meses y Unidas Podemos no acepta otra fórmula que no sea la de poder 'congelar' y bajar los alquileres en zonas tensionadas.

El alquiler protagonizará las negociaciones 

Desde Hacienda están convencidos de que la regulación de los alquileres protagonizará las conversaciones para impulsar a Presupuestos y en alcanzar un acuerdo para impulsarla. No solo por la importancia que tiene este compromiso para el grupo confederal, sino también por el retraso que acumulan. "Si no, a este paso, no habrá Ley de Vivienda", señalan estas fuentes.

Hasta ahora, las negociaciones para esta regulación las han liderado el exministro de Transportes José Luis Ábalos y la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, que ahora deberá lidiar con la nueva titular de las competencias de Vivienda, Raquel Sánchez.

Hace precisamente una semana, la vicepresidenta segunda y líder de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, ya advirtió de que el acceso a una vivienda sería uno de los ejes principales a la hora de negociar los Presupuestos, así como el despliegue de las políticas de cuidado, la reforma fiscal o las políticas contra la precariedad laboral.

En el caso de los Presupuestos, Díaz señaló al secretario de Estado de Belarra, Nacho Álvarez, como la persona dentro del espacio confederal encargada de liderar las negociaciones con María Jesús Montero.

Primero Unidas Podemos y, tras las vacaciones, los socios 

Estas conversaciones se iniciaron de cara a fijar primero el límite de gasto no financiero, el conocido como 'techo de gasto', que se mantiene respecto al año pasado en 196.142 millones de euros, incluyendo las transferencias extraordinarias a las comunidades autónomas y Seguridad Social y parte de los fondos europeos. Excluyendo los fondos europeos, se quedaría en 169.787 millones, un 0,7% más que el pasado año.

Desde el Gobierno aseguran que no contemplan una prórroga de las actuales cuentas y que confían en poder sacar adelante unas nuevas cuentas. En todo caso, señalan que una prórroga no impediría la ejecución de fondos europeos, que ven posible plasmar en proyectos con los Presupuestos de este año prorrogados.

Respecto a los tiempos, Hacienda confía en poder iniciar las negociaciones con sus socios del Congreso tras las vacaciones de verano, una vez se cierre un acuerdo con Unidas Podemos, y citan como parte de esas conversaciones a grupos como el PNV, Esquerra Republicana, Más País-Equo o Compromís, grupos que ya dieron el 'sí' a las cuentas de 2021.

Más noticias