Público
Público

El Gobierno de Feijóo modifica una oposición para que un alcalde del PP mantenga su plaza sin presentarse al examen

La Xunta suprime del catálogo de puestos temporales de veterinarios sometidos al proceso el que ocupa en excedencia Alfonso Villares Bermúdez, regidor popular de Cervo

Alfonso Villares Bermúdez, alcalde de Cervo
Alfonso Villares Bermúdez, alcalde de Cervo. Concello de Cervo

La Xunta de Galicia ha modificado los criterios de unas oposiciones que se celebrarán previsiblemente este otoño para evitar que el alcalde de la localidad lucense de Cervo, Alfonso Villares Bermúdez, tenga que presentarse al examen y corra así el riesgo de perder su plaza. Sucede que Villares, veterinario contratado temporalmente por la Consellería de Medio Rural de la Xunta, lleva varios años sin prestar servicio en ella y sin ejercer su profesión, al menos desde que se hizo con la Alcaldía en el año 2011. 

El proceso está destinado a converir en personal laboral fijo a alrededor de 40 veterinarios interinos de la Xunta que fueron contratatados con carácter temporal. En la Oferta Pública de Empleo (OPE) del año 2017 la Xunta anunció que las sacaría a oposición para que los profesionales pudieran consolidarse como interinos fijos, con un catálogo en el que aparecía expresamente la plaza de Villares con el código MR992007427500021. En los borradores de la convocatoria que se fueron redactando el puesto seguía sigue apareciendo, pero en la convocatoria final que publicó el Diario Oficial de Galicia el pasado 11 diciembre la plaza de Villares y el citado código habían desaparecido. 

Según fuentes de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), el criterio seguido hasta ahora por la Xunta en todos los procesos selectivos para la consolidación de empleo siempre había sido el mismo: "Convocar a oposición pública todas las plazas que estuviesen ocupadas por personal temporal, con independencia de que las personas que las ocupan estuviesen desempeñando el puesto de manera efectiva o, por el contrario, estuviese disfrutando de algún permiso, licencia o excedencia con reserva de puesto". 

lfonso Villares y Feijóo
Alfonso Villares y Feijóo.

Es decir, que con las normas seguidas hasta diciembre pasado, y tal y como figuraba en la OPE del 2017, Alfonso Villares debería presentarse en otoño a la oposición para convertise en personal fijo, si la aprobara, o para perderla, en caso de suspender el examen. 

"Sin embargo, con el nuevo criterio que se aplicará en estas oposiciones y al haberse retirado la plaza que ocupa en régimen temporalidad el alcalde en cuestión, en la práctica supondrá que, aunque no participe en la oposición, seguirá manteniendo su puesto de trabajo de manera indefinida", explica CSIF.

Villares es concejal en Cervo, un municipio costero del norte de la comunidad, desde 1995, cuando tenía veintiséis años. En el 2007 entró en la junta del Gobierno local que presidía José Ínsua Pernas, a quien relevó cuando Alberto Núñez Feijóo nombró a éste gerente del hospital da Costa, en Burela, y en el 2011 ganó las elecciones municipales con mayoría absoluta. La revalidó en el 2015 y la amplió notablemente en el 2019 tras obtener un abrumador 63,4% de los votos. 

Según algunas fuentes, Villares forma parte del círculo político de confianza del presidente de la Xunta, quien lo situó como vicepresidente y máximo representante del PP en la dirección de la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp) y como miembro del Consejo Rector de la Escuela Galega de Administración Pública (Egap). 

Alfonso Villares (d) y Feijóo durante un acto en Cervo
Alfonso Villares (d) y Feijóo durante un acto en Cervo.

Precisamente, el presidente de la Egap es Valeriano Martínez, conselleiro de Hacienda y Administración Pública; y el vicepresidente es José María Barreiro Díaz, director general de la Función Pública, las dos personas que el pasado 11 de diciembre firmaron en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la convocatoria de las oposiciones en las que se ha suprimido la plaza de Villares, permitiendo que éste no tenga que presentarse a los exámenes para seguir manteniendo de manera indefinida la plaza temporal que no ejerce desde hace al menos diez años. 

Fuentes de la CSIF aseguran que cuando interrogaron a Barreiro por la eliminación de la plaza de Villares en la mesa sectorial, el director xeral de Función Pública se limitó a decir que, “de manera excepcional”, la Xunta había decidido excluir de la misma aquellas plazas que no estuviera "efectivamente ocupadas", es decir la del alcalde, pero sin motivar la decisión con más argumentos. 

Público ha intentado, sin éxito, contactar con el alcalde de Cervo para recabar su opinión, pero no ha podido localizarle. Tampoco había obtenido al cierre de esta edición respuesta de la Consellería de Facenda e Administración Pública sobre las causas que motivaron la exclusión expresa de su plaza de la convocatoria de las oposiciones.

Más noticias