Público
Público

Memoria democrática El Gobierno aprueba la Ley de Memoria y se hará cargo de la exhumación de las miles de víctimas que siguen en cunetas

El Consejo de Ministros ha aprobado el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática, que inicia su recorrido institucional para su promulgación definitiva. El texto recoge la prohibición de las fundaciones que hagan apología de la dictadura y abre la puerta a que los descendientes de los brigadistas internacionales puedan acceder a la nacionalidad española.

Consejo de ministros
El presidente del gobierno Pedro Sánchez, acompañado de las vicepresidentas Nadia Calviño (izquierda), Carmen Calvo (segunda izquierda), el vicepresidente Pablo Iglesias (segundo derecha) y la vicepresidenta Teresa Riber. (EFE),

ALEJANDRO TORRÚS

Primer paso completado. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática que responsabilizará al Estado de la búsqueda y exhumación de las decenas de miles de españoles que continúan en cunetas y fosas comunes tras ser fusilados por el franquismo; que declarará nulas las sentencias emitidas por los tribunales de represión franquistas y que ilegalizará fundaciones o asociaciones públicas que hacen apología del franquismo, una medida que afectará más que previsiblemente a la Fundación Nacional Francisco Franco. 

La norma que arranca ahora su tramitación incluye, además de los mencionados, una serie de aspectos más que destacables. Es el caso de la creación de una Fiscalía de Sala de Memoria Democrática y Derechos Humanos, que según la vicepresidenta primera del Gobierno Carmen Calvo se dedicará a investigar los hechos producidos en la Guerra Civil y la dictadura con arreglo al derecho internacional de los Derechos Humanos. No obstante, no ha quedado claro en las declaraciones de la vicepresidenta Carmen Calvo si la creación de esta Fiscalía en el Tribunal Supremo permitirá la investigación y enjuiciamiento en España de los crímenes del franquismo, tal y como sí está sucediendo ahora mismo en los tribunales de Argentina, donde se instruye una causa que investiga los crímenes del franquismo como posibles crímenes de lesa humanidad.

Pero estas no serán las únicas novedades. Destacan también la revisión o revocación de las medallas y reconocimientos entregadas que resulten incompatibles con los valores democráticos, como fue el caso del expolicía, ya fallecido, Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño; la revisión de los títulos nobiliarios entregados durante la dictadura; la promoción de la investigación del conocido como expolio franquista; y el impulso a actuaciones para reconocer a las víctimas de trabajo forzoso y esclavo. Asimismo, y a petición de Unidas Podemos, se ha incorporado al anteproyecto la posibilidad de que los descendientes de los brigadistas internacionales que batallaron en la Guerra Civil puedan acceder a la nacionalidad española si así lo desean.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, también ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la futura Ley de Memoria Democrática incorporará "una visión de género" para visibilizar la lucha de las mujeres por la democracia. Calvo, en su intervención, ha ido desgranando de manera sucinta la lista de novedades que incorpora el Anteproyecto. 

El Valle: un espacio de memoria y un cementerio civil

Entre estas medidas destaca muy especialmente que el Valle de los Caídos será convertido en un cementerio civil y el Gobierno se compromete a exhumar, en la medida de lo posible, a aquellas víctimas allí enterradas y cuyas familias así lo deseen. En este sentido, la vicepresidenta ha señalado que la fundación de monjes benedictinos que hasta ahora ha gestionado el Valle se "extinguirá automáticamente".

El objetivo será convertir el Valle de los Caídos en un espacio de memoria que sirva de aprendizaje y que explique a sus visitantes cómo fue construido, con qué mano de obra, qué empresas participaron y con qué fines. 

Un Censo de víctimas y un Banco de ADN

La nueva Ley también contempla el objetivo de crear un Censo Nacional de Víctimas. El secretario de Estado ha señalado que en "en este país aún no sabemos cuántos muertos hubo en la Guerra Civil ni cuántos desaparecidos". "Eso no puede ser. Han pasado 80 años", ha matizado Fernando Martínez, que también ha señalado que muchos de los cuerpos no podrán ser recuperados.

Asimismo, el Gobierno también ha anunciado que creará un Banco Nacional de ADN para favorecer la identificación de las personas que sean exhumadas; y la elaboración de un plan de exhumaciones. En este sentido, el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, ha señalado que la Fiscalía de Sala tendrá una función "proactiva" muy importante para la localización y exhumación de fosas comunes.  

Incorporación de contenidos en la enseñanza

También cabe destacar que el Anteproyecto recoge la declaración del 31 de octubre día de homenaje y recuerdo a todas las víctimas y el 8 de mayo como día de recuerdo y homenaje a las víctimas del exilio. Otras de las medidas recogidas en el Anteproyecto contempla la incorporación de la enseñanza de la memoria democrática en los cursos de bachiller a través de la modificación de contenidos, la formación de profesorado y funcionarios.  

Régimen sancionador

La nueva Ley de Memoria Democrática introducirá además un régimen sancionador ante posibles acciones u omisiones contrarias a esta ley, como por ejemplo la destrucción de fosas, la destrucción o menoscabo de lugares de Memoria Democrática o elementos simbólicos, la falta de adopción de medidas para impedir o poner fin a actos de exaltación del franquismo que menosprecien a las víctimas.

Asimismo, se impulsarán actuaciones para el reconocimiento y reparación de las víctimas de trabajos forzados, incluyendo la señalización de lugares para su identificación y recuerdo, el impulso para que empresas u organizaciones que se beneficiaron de ello (constatadas mediante un censo) adopten medidas de reconocimiento y reparación, y la confección de un inventario de edificaciones y obras realizadas por Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores, así como por prisioneros por razones políticas. 

Más noticias de Política y Sociedad