Público
Público

Desescalada El Gobierno permitirá a algunas provincias levantar restricciones el 11 de mayo; la desescalada acabará al final de junio

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido este martes tras el Consejo de Ministros, para explicar su estrategia de desescalada, el llamado "Plan para la Transición hacia una nueva normalidad".

El Gobierno aprobará el martes un plan de desconfinamiento, que dirigirá el Ejecutivo y será asimétrico
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo

Alejandro López de miguel / Manuel Sánchez

El Gobierno prevé que la desescalada del confinamiento y las restricciones impuestas durante la emergencia del coronavirus finalice a finales de junio, siempre que el número de contagios siga reduciéndose según lo previsto. Sólo entonces será posible volver a lo que denomina "nueva normalidad".

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha presentado este martes la estrategia del Gobierno hacia esa desescalada; será "gradual y asimétrica", coordinada y adaptable en función de los territorios, y será el Ejecutivo quien coordine su implantación en provincias y comunidades autónomas, en función del cumplimiento de cuatro marcadores. El Ministerio de Sanidad supervisará los datos y será quien dé luz verde a las comunidades autónomas para ir suavizando el confinamiento.

El plan sera gradual y asimétrico, dividido en cuatro fases. Sanidad exigirá el cumplimiento de cuatro marcadores antes de cambiar de fase

El plan del Ejecutivo divide en cuatro fases esta desescalada, que empezará a funcionar desde el 4 de mayo, y la unidad territorial a emplear será la provincia o la isla. "No habrá movilidad entre provincias o islas hasta alcanzar la normalidad", ha advertido.

Salvo algunas islas (dos en Canarias, una en Baleares), el conjunto del territorio español entrará en la fase cero el 4 de mayo -la de "preparación de la transición"-, y aquellas provincias que manejen mejores datos de contagios podrán entrar en la fase uno a partir del 11 de mayo, suavizando el confinamiento y levantando algunas restricciones.

Cada una de estas fases durará un mínimo de dos semanas, el periodo medio de incubación de la covid-19, y la desescalada durará un mínimo de seis semanas en cada territorio, un máximo de 8 semanas -"Esperemos". "Si tenemos que elegir entre la prudencia y el riesgo, el Gobierno de España siempre va a elegir la prudencia", afirmaba Sánchez. En todas las fases será "altamente recomendable" el uso de mascarilla en el transporte público.

El jefe del Ejecutivo ha comparecido este martes en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, que ya ha aprobado el plan de desescalada. Su intervención, inicialmente prevista para las 14.00 horas, ha sido retrasada hasta las 18:00 horas, si bien desde la Secretaría de Estado de Comunicación sólo se ha advertido formalmente de este retraso a posteriori -al filo de las 16:00-, sin entrar en motivos. Fuentes del Gobierno han explicado que el retraso se debe a la complejidad del debate.

Las cuatro fases, en detalle

Todas las fases serán debidamente desglosadas en nuevas órdenes del Ministerio de Sanidad. En concreto, la fase cero, "de preparación de la transición", se caracterizará por la aplicación de "medidas de alivio comunes", como las salidas de los menores de 14 años, o el previsible permiso para pasear y hacer deporte al resto de ciudadanos, a partir del 2 de mayo. 

En esta etapa el Ejecutivo permitirá abrir "pequeños resquicios" en la actividad económica, como "locales con cita previa y trato individual". Es el caso de los restaurantes que preparen comida para recoger, sin consumo en el local. Se prevé implantar señalización y medidas de protección en los locales públicos, de cara a la siguiente fase.

Los pequeños comercios y las terrazas de los bares, con aforo limitado, podrán abrir a finales de mayo 

A su vez, en la fase uno se permitirá el "inicio parcial de ciertas actividades", como la apertura de pequeños comercios "en condiciones estrictas". No podrán abrir los centros comerciales, pero los locales de restauración sí podrán habilitar sus terrazas, sin superar el 30% del aforo. También podrán retomar su actividad los hoteles, aunque quedarán excluidas las zonas comunes. 

En esta fase también se prevé la habilitación de un horario preferente para mayores de 65 años, la reanudación de actividades de los sectores agroalimentario y pesquero que seguían restringidas, o la apertura de locales de culto, con el aforo restringido a un tercio de su capacidad.

Por otro lado, durante la fase dos se podrán abrir los espacios interiores de los locales respetando un tercio del aforo, siempre con garantías de separación. El curso escolar podrá comenzar en septiembre, pero algunos centros educativos podrán abrir antes -una excepción es el caso de los menores de 6 años cuyos padres trabajen de forma presencial-.

Podrán abrir cines y teatros -con asientos preasignados-, también salas de conferencias y espectáculos culturales, siempre respetando la regla de un tercio del aforo. En el caso de los espectáculos al aire libre, el aforo será de un máximo de 400 personas, y deberán estar sentadas.

En última instancia, en la tercera fase se flexibilizará movilidad: en el ámbito comercial el aforo será del 50%, siempre guardando la distancia interpersonal de dos metros. 

Nuevo Comité técnico para la desescalada

Sánchez anunció en su rueda de prensa del sábado que este martes volvería a comparecer para explicar el plan para la desescalada, oficialmente denominado "Plan para la Transición hacia una nueva normalidad", sin aportar más detalles. 

En torno a las 14:00, la hora a la que estaba prevista su comparecencia, la Secretaría de Estado de Comunicación anunció que el Comité técnico de Gestión del coronavirus pasará desde el miércoles Comité técnico para la desescalada. 
El Comité de Gestión es el órgano que lleva semanas reuniéndose para monitorizar el avance de la pandemia y para diseñar la respuesta del Gobierno, y hoy Moncloa ha decidido renombrarlo para que pase a adoptar exactamente la misma denominación que el organismo que, hasta la fecha, lideraba la vicepresidenta cuarta, Teresa Ribera.

Según el comunicado, Sánchez seguirá presidiendo este organismo, en el que también participarán los cuatro vicepresidentes, los cuatro ministros autoridades delegadas (Sanidad, Interior, Defensa y Transportes); la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero; la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón.

Díaz, que ha ganado peso en el Ejecutivo en las últimas semanas, se incorporará ahora a este espacio. En la misma línea, el texto informa de que a estas reuniones asistirán varios altos cargos de Presidencia, que hasta hoy no formaban parte de este organismo.

Son el director de Gabinete del presidente, Iván Redondo; el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños; el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver; y el director de Gabinete de la Vicepresidencia de Derechos Sociales, Julio Rodríguez.

Más noticias