Público
Público

Nacho Álvarez Iglesias zanja la polémica por la reunión del secretario de Estado con una representante saharaui

"La posición de España respecto al Sahara está determinada por Exteriores", afirma el vicepresidente segundo del Gobierno. Nacho Álvarez se refirió a su interlocutora como "ministra" en Twitter, y la titular de Exteriores le desautorizó públicamente.

El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una imagen publicada en su perfil de Twitter.
El secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en una imagen publicada en su perfil de Twitter.

PÚBLICO / EFE

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha dado por zanjada este lunes la polémica por la reunión el viernes entre el secretario de Estado de Asuntos Sociales, Nacho Álvarez, con Suilma Hay Emhamed Salem, responsable de Asuntos Sociales de la República Árabe Saharaui Democrática. 

La secretaría de Estado de Álvarez coordina a la Dirección General de Discapacidad, y fuentes de este departamento inciden en lo explicado por Iglesias: que la reunión se produjo a petición de la ONCE. El secretario de Estado se refirió a su interlocutora como "ministra" en mensajes publicados en la red social Twitter, posteriormente borrados, y esto provocó la intervención del Ministerio de Exteriores. 

Este lunes, en una entrevista en la Cadena Ser, el vicepresidente segundo ha afirmado que , "como no puede ser de otra manera, la posición de España respecto al Sahara está determinada por Exteriores".

Por su parte, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha asegurado a Marruecos que España mantiene su posición sobre el Sahara tras una llamada de su homólogo marroquí. 

La llamada se produjo después de que Álvarez informase de ese encuentro con Suilma Hay Emhamed Salem en las redes sociales, en las que se refirió como "ministra", término que ha provocado la susceptibilidad de las autoridades marroquíes. 

Fuentes de Secretaría de Estado explican que en la reunión se habló sobre los problemas visuales de los niños que viven en los campamentos, y no tuvo ningún trasfondo político

"La posición de España sobre Sahara Occidental no ha cambiado, es política de Estado", aseguró González Laya a su homólogo marroquí.

España no reconoce la República Árabe Saharaui Democrática y apoya los esfuerzos del Secretario General de Naciones Unidas para alcanzar una solución pacífica en el marco de resoluciones del Consejo de Seguridad de a ONU, trasladó la ministra. 

Las susceptibilidades se explican también en base a las diferencias de los dos partidos que gobiernan sobre el Sahara. El acuerdo de coalición no aborda este asunto, el PSOE eliminó este tema en su programa para el 10-N, y Unidas Podemos apoyó el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui, así como por el reconocimiento de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Fuentes de la Secretaría de Asuntos Sociales han explicado que la representante del Frente Polisario llegó a España invitada por la ONCE dentro de su programa de apoyo a la discapacidad en los campamentos saharauis de Tinduf (sede del independentista Frente Polisario).

En el marco de esa visita, desde la ONCE se llamó a la Dirección General de Discapacidad, dependiente de la Vicepesidencia de Derechos Sociales dirigida por Iglesias, para informarle de la conveniencia de mantener un encuentro sobre los problemas visuales de los niños que viven en los campamentos. Según las fuentes, el encuentro no tuvo ningún trasfondo político y no se expresó apoyo alguno a la causa saharaui.

Ante esta petición, se organizó una reunión con Nacho Álvarez, como responsable de estos asuntos en el ministerio, a la que también asistió el director general de la Fundación ONCE, José Luis Martínez Donoso.

Además, desde la Secretaría de Estado de Asuntos Sociales, han reiterado que la posición del Gobierno respecto al Sahara es la expresada por la ministra de Exteriores y han asegurado que no hay ningún cambio en ese sentido.

Más noticias de Política y Sociedad