Público
Público

Indultos del 'procés' El Congreso vuelve a avalar los indultos y retrata a la derecha: "La soberanía popular no está en Colón, sino en esta Cámara"

La semana pasada, cuando la concesión de la medida de gracia era ya cuestión de días, el Pleno de la Cámara Baja mostró su apoyo a la decisión tomada por el Gobierno este martes.

21/06/2021.- El líder del Partido Popular, Pablo Casado, acompañado por el diputado Teodoro García Egea, antes de presidir la reunión plenaria conjunta de los grupos parlamentarios de la formación en el Congreso y en el Senado, este lunes en la Cámara Baj
El líder del PP, Pablo Casado, antes de presidir la reunión plenaria conjunta de los grupos parlamentarios de la formación en el Congreso y en el Senado, este lunes en la Cámara Baja. Emilio Naranjo / EFE

La mayoría absoluta del Pleno del Congreso ha vuelto a expresar su apoyo a los indultos concedidos este martes por el Gobierno a los nueve dirigentes catalanes condenados por el procés. A medida que este asunto fue tomando forma, hace varias semanas, un amplio espectro del arco parlamentario se ha posicionado a favor de la medida de gracia, aislando de esta forma a PP, Vox y Cs por abanderar la estrategia de la confrontación.

La semana pasada, cuando la concesión de los indultos era ya cuestión de días, el Pleno de la Cámara Baja rechazó una moción del grupo conservador por la que se instaba al Gobierno a no llevar a cabo esta medida. La iniciativa contó con la oposición de 190 diputados frente a los 152 parlamentarios de la derecha que votaron a favor (PP, Vox, Cs, UPN y Foro Asturias).

En esta línea, estos partidos han vuelto a quedar retratados este martes a colación de una proposición de ley del PP en la que se planteaba suprimir la medida de gracia para los condenados por sedición o rebelión, como es el caso de los líderes independentistas. Durante su debate, la propuesta legislativa no sólo ha contado con el rechazo frontal de la mayoría de la Cámara Baja (ha recibido 150 votos a favor, 192 votos en contra y tres abstenciones), sino que ha servido para que la mayoría de los portavoces parlamentarios hayan afeado la actitud del principal partido de la oposición de cara a una medida que abre camino a la solución del conflicto político catalán.

A pesar de que los indultos están recogidos en el artículo 62 de la Constitución, el PP ha insistido en argumentar que son "ilegales", acusando al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de utilizar la medida de gracia como "moneda de cambio con fines partidistas", como ha apuntado el diputado conservador Carlos Rojas. "Un daño que costará trabajo restaurar, pero lo haremos", ha aseverado en referencia a la petición de legitimidad anunciada por el líder del partido para presentar un recurso contra los indultos.

Por su parte, el secretario general del grupo socialista, Rafael Simancas, ha reprochado el "boicot" del PP a la decisión del Gobierno que busca dar solución al "encaje de Catalunya en el resto del país". Asimismo, ha recordado que el Estado requiere de "más entendimiento y menos confrontación" para abordar los retos. "No hay derecho a que a los españoles le tenga que ir mal para que a ustedes les vaya bien", ha apostillado.

Aunque ha señalado que su formación no comparte los conceptos "anacrónicos" utilizados por las fuerzas independentistas, como "independencia, soberanía o autodeterminación", Simancas ha defendido el diálogo con los cuatro grupos soberanistas representados a través de 23 diputados en la Cámara Baja. "Los independentistas están ahí y van a seguir ahí. Habrá que hablar y entenderse con ellos dentro de la ley. Lo que no podemos hacer es negar su existencia y su legitimidad, enterrar la cabeza bajo la tierra, aprovechar la incomprensión y el rechazo que puede suscitar el independentismo para enfrentar a unos españoles con otros y sacar provecho de ello", ha sostenido.

Asimismo, ante las críticas del PP de que el Gobierno ha eludido el control parlamentario sobre esta decisión, el presidente del grupo de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, ha recordado que la concesión de los indultos ya ha sido avalada por el Congreso. "La soberanía del pueblo español no está en Colón, sino en esta Cámara", ha apuntado el diputado de En Comú Podem. 

En esta línea, tanto los representantes de los partidos que sostienen el Gobierno como los diputados de PNV y EH Bildu, Mikel Legarda y Jon Iñarritu, respectivamente, han subrayado que la concesión de los indultos a los presos catalanes cuenta además con el respaldo del Consejo de Europa y de los agentes económicos, sindicales y sociales. También, han criticado duramente que el PP pida excluir los delitos de sedición y rebelión en la aplicación de la medida de gracia, y no exija lo mismo con delitos como el terrorismo, la agresión sexual, el asesinato o la corrupción.

Amnistía para los 3.000 encausados y autodeterminación

Los grupos catalanes han reprendido al PP por querer tener "en sus manos el timón de la represión contra Catalunya", como ha valorado la diputada de ERC Carolina Telechea. La portavoz de Junts, Miriam Nogueras, se ha pronunciado en esta línea, pidiendo al partido conservador que "aparte el odio y haga política de una vez", mientras que su homólogo de PDeCAT, Ferràn Bel, ha acusado al PP de plantear, en pleno siglo XXI, una "autarquía ajena a la democracia y al sistema judicial".

Si bien, han vuelto a dejar claro que los indultos no son la solución definitiva del conflicto catalán, reclamando una vez más la amnistía para poner fin a todas las causas judiciales abiertas por el procés, que afectan a 3.000 personas, así como el derecho autodeterminación. "Esas 3.000 personas son nuestra gente y no las vamos a dejar tiradas ni vamos a renunciar a la independencia", ha rematado la parlamentaria republicana. 

Más noticias