Público
Público
Únete a nosotros

Interior continúa ascendiendo a los ‘piadosos’ de Fernández Díaz

José Javier Cuasante, nuevo jefe superior de Policía de la Comunidad Valenciana, pertenece a la Orden de Caballeros de San Cristóbal al igual que la mayoría de los cargos de la comunidad designados por Interior como el detenido e imputado ex delegado de Gobierno Serafín Castellanos.

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7

El ministro en funciones Jorge Fernández Díaz, durante un funeral. EFE

MADRID.- El nombramiento del ex jefe de la Policía de Alicante, José Javier Cuasante, como mando de toda la Comunidad Valenciana se engloba dentro del conocido como “círculo piadoso” del ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, del director general de la Policía, Ignacio Cosidó, y del Director Adjunto Operativo, Eugenio Pino. Los miembros de este círculo son policías y políticos cercanos al Opus Dei y pertenecen a organizaciones religiosas con ideas muy militarizadas. El comisario, hasta ahora jefe de la policía de Alicante, acumula además denuncias de diferentes organizaciones sindicales por recibir regalos de empresarios que después son condecorados y por sus relaciones con políticos valencianos imputados por corrupción.

Incluso Compromís ha solicitado en el Senado que comparezca Fernández Díaz para que explique por qué asciende a un puesto tan relevante a un policía que "aparece en los círculos más próximos de Serafín Castellano, exdelegado del Gobierno, ahora detenido implicado en numerosos casos de corrupción”, y también de Juan Cotino, expresidente de les Corts y ex director general de la Policía, cuya familia también aparece en diferentes sumarios judiciales como los papeles de Bárcenas de corrupción que afectan al PP. El propio Cuasante tardó cinco años en enviar el juzgado que instruye la operación Brugal contra el empresario Enrique Ortiz y el PP de Alicante un informe sobre los registros efectuados a los detenidos.

Entre las características de los cargos de la Policía que son miembros de la Orden de San Cristóbal, subvencionada por la Secretaria de estado de Defensa, está la introducción de ceremonias religiosas

Tanto Serafín Castellano, hombre fuerte del PP valenciano que está imputado desde su detención en 2015, como Cuasante pertenecen a organizaciones religiosas muy militarizadas y, en ocasiones, con difusión de ideas de extrema derecha, según denuncia el Observatorio Contra la Corrupción, Alternativa Sindical de la Policía (ASP) y Compromis. En concreto, se trata de la Orden de los Caballeros de San Cristóbal, a la que pertenecen la mayoría de nombrados por Interior en dicha comunidad autónoma y también, “la mayoría por no decir todos los policías que han conseguido puestos de relevancia desde que Fernández Díaz e Ignacio Cosidó dirigen la Policía”, explican fuentes policiales.

Entre las características de los cargos de la Policía que son miembros de la Orden de San Cristóbal, subvencionada por la Secretaria de estado de Defensa, está la introducción de ceremonias religiosas y de carácter militar en la mayoría de los actos conmemorativos de la Policía incluso en las visitas. Por ejemplo, las fuentes consultadas denuncian que en octubre de 2014 el entonces delegado de Gobierno Serafín Castellano, nombrado en 2011 Caballero por la Orden, acudió a la Comisaría Provincial de Alicante, el Comisario Cuasante obligó “en un claro e innecesario acto de pleitesía a lo castrense que los mandos de la comisaría se vistieran de uniforme y salieran a la puerta a recibirlo”.

Los actos de esta Orden sirven para entregar medallas, entre otros, a miembros de la Policía Nacional “creando un interesado vínculo de hermandad pero que realmente sirve para inflar de manera artificiosa los currículos profesionales con condecoraciones que nada tienen que ver con el desempeño efectivo de su labor”, explica estas fuentes.
Políticos, policías, sindicalistas

También es miembro de la Orden de San Cristóbal el subdelegado del Gobierno en Alicante Alberto Martínez

También es miembro de la Orden de San Cristóbal el subdelegado del Gobierno en Alicante Alberto Martínez y que junto con el comisario José Javier Cuasante se ha beneficiado de reparto de regalos por diferentes empresas que después han sido condecoradas por la Policía. El comisario Javier Pérez del Castillo, jefe de la Brigada de Seguridad Ciudadana de Alicante, o el adscrito a la Policía Autonómica Valenciana –Dependiente de la Policía Nacional-, David Manuel Argandoña Santander, administrador de una cuenta de Facebook con miles de usuarios policías denominada Primavera Española del CNP y de otra cuenta de twitter llamada @PrimaveraCNPE. Según denuncian diferentes organizaciones policiales, “desde las redes sociales realizan propaganda ideológica de extrema derecha imprimiendo un carácter marcadamente militarista y corporativista”.

Tampoco escapan a la órbita de la Orden de San Cristóbal miembros de diferentes sindicatos policiales, como la CEP (Confederación Española de Policía) o la UFP (Unión Federal de Policía). Néstor José Gómez Colín es el máximo responsable de la UFP en la provincia alicantina, es miembro de la Orden. Pese a que las relaciones de Cuasante con las organizaciones sindicales como el Sindicato Unificado de la Policía (SUP) o ASP son muy conflictivas, con denuncias incluso en los tribuales, a este sindicalista el actual jefe de la Policía de la Comunidad de Valencia le propuso junto con el comisario de Elche para que recibiera condecoración en el año 2012.

El hecho de que el comisario reciba regalos de los empresarios y el que sea denunciado por ello no es cosa novedosa. Ya en el año 2006 fue denunciado mientras ejercía la jefatura de la comisaría de Elche por hechos similares con una diferencia, en aquella ocasión fueron todos los sindicatos en unidad de acción los que denunciaron.

Más noticias en Política y Sociedad