Público
Público

Crisis migratoria en Ceuta El juez de la Audiencia Nacional rechaza decretar prisión para Brahim Ghali como pedía una asociación saharaui

Así lo ha acordado el magistrado en dos providencias en las que rechaza las medidas solicitadas por los querellantes Asadeh y el bloguero Fadel Mihdi Breica para evitar que Ghali pueda darse a la fuga

Letrero de la Audiencia Nacional, en su sede en Madrid. E.P./Óscar Cañas
Letrero de la Audiencia Nacional, en su sede en Madrid. E.P./Óscar Cañas.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha rechazado decretar prisión inmediata para el líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, tal y como había pedido la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos (Asadeh), y señala que esa medida se podrá solicitar cuando acuda a declarar el 1 de junio.

Así lo ha acordado el magistrado de la Audiencia Nacional en dos providencias en las que rechaza las medidas solicitadas por los querellantes Asadeh y el bloguero Fadel Mihdi Breica para evitar que Ghali pueda darse a la fuga, han informado a Efe fuentes jurídicas.

En el caso de la asociación saharaui, que pedía al juez que decretase de forma "inmediata" prisión incomunicada y sin fianza, Pedraz dice que se mantiene lo acordado el 18 de mayo en el auto de reapertura de las diligencias que el Juzgado Central de Instrucción número 5 abrió en 2008 a raíz de la querella interpuesta por Asadeh.

En cuanto a la petición del bloguero Breica, Pedraz la rechaza, sin perjuicio de que, solicitada la comparecencia del artículo 505 Lecrim para decidir sobre la prisión, la misma se practique el día señalado para su declaración el próximo 1 de junio.

Breica, ciudadano español de origen saharaui y miembro de la Iniciativa Saharaui por el Cambio, reclamó a Pedraz que adelantase esa citación dado "el altísimo riesgo de fuga" del líder del Frente Polisario, del que advertía que ni siquiera se ha personado en la causa con abogado.

Ambas peticiones formuladas ante el aparente riesgo de fuga de Ghali, han sido presentadas después de que Pedraz rechazara adoptar medidas cautelares para él, como la prohibición de salida del país, la retirada del pasaporte o medidas de vigilancia y custodia.

En su escrito pidiendo su ingreso en prisión, Asadeh discutía que el juez fundamentara esta decisión en que "no se han acreditado los presupuestos de las medidas cautelares interesadas, máxime cuando no hay indicios claros de participación en las conductas recogidas en la querella".

Para la asociación querellante son claros los indicios de la comisión de un delito de genocidio en concurso con delitos de asesinato, lesiones, detención ilegal, terrorismo, torturas y desapariciones y cree que hay "motivos bastantes para estimar responsable del mismo al querellado".

Por todo ello pedía que fuera a la cárcel" de forma "inmediata y urgente" para asegurar la presencia del investigado en el proceso, evitar el riesgo de destrucción de pruebas y reiteración delictiva y que pueda presionar a víctimas.

Más noticias