Público
Público

El juez Guevara se aparta del caso de las tarjetas black por ser amigo de dos imputados

Alega que su relación con Florentino Fernández y Miguel Corsini podría viciar su imparcialidad. Le reemplaza como ponente el magistrado Fermín Echarri.

El juez Alfonso Guevara./ EFE

MADRID.- El magistrado Alfonso Guevara ha optado por apartarse del caso de las tarjetas black de Caja Madrid, ya que tiene amistad con los empresarios Arturo Fernández y Miguel Corsini, imputados en esta pieza separada abierta en el sumario sobre la salida a bolsa de Bankia.

La sección tercera de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional ha dictado un auto en el que se acuerda la renuncia de su presidente y ponente en esta causa, que le había tocado por reparto.

Alfonso Guevara presidía el tribunal al que recurren los imputados por el uso indebido de las tarjetas black. Hasta ahora, ha participado de este tribunal para resolver los recursos contra las fianzas impuestas a los altos directivos de la entidad para hacer frente a posibles responsabilidades civiles, como es el caso de Rodrigo Rato.

Varios consejeros habían recurrido su imputación en el caso de las tarjetas black y, aunque sus amigos Arturo Fernández y Miguel Corsini no sean apelantes, Guevara considera debe apartarse de la deliberación de estos recursos y de la propia ponencia.

La sala declara en un auto que tanto Fernández como Corsini son “miembros de la comisión de control que promueven los recursos” y amigos de Guevara. Por ello, “podría viciar su imparcialidad” como miembro de la sección y del tribunal que debe resolver los recursos contra la imputación en la pieza separada de las tarjetas black.