Público
Público
caso ghali

El juez imputa a la exministra de Exteriores González Laya por el caso de Brahim Ghali

España permitió la entrada del líder del Frente Polisario por su grave estado de salud, lo que afectó negativamente a las relaciones internacionales con Marruecos.

Imagen de archivo de la exministra de exteriores, Arancha González Laya
Imagen de archivo de la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

El juez Rafael Lasala, del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, ha decidido llamar a la exministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, para declarar en calidad de imputada por la entrada en España del líder del Frente Polisario el pasado 16 de abril.

El juez también cita a la entonces directora de gabinete de Carmen Calvo

Brahim Ghali entró en nuestro país por un grave estado de salud, pero esta acción no gustó en absoluto a Marruecos, con quien se tensaron las relaciones internacionales, dándose lugar la entrada masiva de migrantes a Ceuta en mayo.

Según han confirmado a fuentes de la acción popular, el juez ya ha emitido la providencia, que será notificada telemáticamente a las partes la tarde de este martes o el miércoles.

Además, el juez cita también a declarar, en este caso en calidad de testigo, a Isabel Valldecabres, que era directora de gabinete de la entonces vicepresidenta del Gobierno de España, Carmen Calvo, y que hoy es la directora general de la Fábrica de Moneda y Timbre.

Estas citaciones se derivan de la petición realizada el pasado 13 de septiembre por la acusación popular en este caso, ejercida por el abogado Antonio Urdiales. Solicitaron la declaración de González Laya como investigada después de que el exjefe de gabinete del Ministerio de Exteriores Camilo Villarino admitiera ante el propio juez en Zaragoza que recibió instrucciones de la exministra para facilitar la entrada en el país de Ghali.

Según el exjefe de gabinete de exteriores, Laya ordenó facilitar la entrada de Ghali 

Ghali entró en España a través de la Base Aérea de Zaragoza en un avión medicalizado, acompañado por otra persona, para ser tratado de la covid severa que padecía en el hospital San Pedro de Logroño, adonde fue trasladado en una ambulancia del servicio de Salud de La Rioja.

Según dijo Villarino el 13 de septiembre ante el juez Lasala, González Laya le pidió "máxima discreción", ya que la divulgación pública del viaje podría causar un "perjuicio" a las relaciones internacionales del país.

El mismo 13 de septiembre, el teniente general y segundo jefe del Estado Mayor del Aire, Francisco Fernández, en su calidad de testigo, confirmó al juez que Villarino le pidió por WhatsApp que a la llegada del avión a Zaragoza no se realizara el control de pasaportes a los viajeros y que le escribió la frase: "quien lo tiene que saber, ya lo sabe".

Más noticias