Público
Público

La entrega de despachos a los nuevos jueces termina con un '¡Viva el rey!'

"Se han pasado tres montañas", se oye decir al ministro de Justicia a través de un micro abierto. El dice que no se reconoce. El presidente del CGPJ expresó "nuestro enorme pesar" por la ausencia del jefe del Estado en la ceremonia: su presencia "tiene una enorme dimensión constitucional y política".

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, acompañado por el ministro de Justicia del Gobierno, Juan Carlos Campo, durante el acto de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, en la Escuel
El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, acompañado por el ministro de Justicia del Gobierno, Juan Carlos Campo, durante el acto de entrega de despachos a la nueva promoción de jueces, en la Escuela Judicial en Barcelona. EFE/Andreu Dalmau.

JULIA PÉREZ

Al grito de "¡Viva el rey! Así ha terminado la sencilla ceremonia de entrega de despachos a los 62 nuevos jueces que se ha celebrado este viernes en Barcelona con la ausencia del jefe del Estado. Ha sido en respuesta al vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) José Antonio Ballestero que ha pedido al público asistente que se sumaran a él en ese grito "con toda moderación, pero también con toda convicción".

"Se han pasado tres montañas", se oyó decir por un micro abierto en una conversación entre el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, mientras el público abandonaba la sala. El ministro dice que no se reconoce en esa voz, informa Europa Press.

Por primera vez en 20 años, no ha estado presente el rey ya que su asistencia fue cancelada el pasado martes por indicación del Gobierno de Pedro Sánchez, según comunicó la casa real al órgano constitucional.

La ausencia de Felipe VI ha estado presente a lo largo de todo el acto, celebrado en la sede de la Escuela Judicial. Incluso los alumnos, que eran los verdaderos protagonistas de la ceremonia, han asegurado que nunca se debió utilizar la Justicia "como moneda de cambio", ni en "juegos políticos o institucionales". Son palabras de la número uno de la 69 promoción.

Tal y como se había anunciado, Lesmes, el presidente del órgano constitucional, ha expresado nada más arrancar su discurso su "enorme pesar" por la ausencia del jefe del Estado en la entrega de despachos a los nuevos jueces, "sean cuales sean las circunstancias que lo han motivado".

El esperado discurso de Lesmes ha sido pronunciado ante el ministro de Justicia, el único representante del Gobierno que ha asistido al acto. También estaban presente la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, Jesús María Barrientos. Mientras, el presidente del Constitucional ha excusado su asistencia.

"Sentimos un enorme pesar por esta ausencia", han sido las palabras textuales de Lesmes al inicio de su discurso.

'Enorme dimensión constitucional y política'

El presidente del CGPJ -y, por lo tanto, del Tribunal Supremo- ha destacado que la presencia del rey va más allá de lo meramente protocolario: tiene "una enorme dimensión constitucional y política" al constituir una "expresión del apoyo permanente de la corona al Poder Judicial en su defensa de la Constitución y de la ley en beneficio de todos los españoles a los que servimos".

"Nuestro lamento no solo obedece al hecho de que se rompe con una tradición de más de 20 años, sino también, y sobre todo, porque la presencia del rey, del Jefe del Estado, en la ceremonia de entrega de despachos a los nuevos jueces responde al especial vínculo constitucional de la corona con el poder judicial", ha destacado Lesmes al tiempo que situaba dicho vínculo en "nuestra tradición histórica desde la Constitución de Cádiz de 1812, y que sirve además para resaltar la dignidad de nuestra función".

La Justicia 'jamás debe ser usada en juegos políticos'

La número uno de la promoción, Cristina Menéndez, ha sido la encargada de tomar la palabra en nombre de todos los nuevos jueces.

"Dado estos últimos acontecimientos, y ante el abrumador silencio de todas las instituciones públicas, no puedo dejar pasar esta jornada sin hacer un alegato en favor del Poder Judicial", ha arrancado su discurso en defensa de la separación de poderes.

El Poder Judicial "jamás debería ser usado como moneda de cambio ni como parte de juegos políticos o institucionales", explicaba Menéndez a sus compañeros a los que ha animado a ejercer la profesión de juez "lejos de intentos de control y de repartos partidistas".

Meéndez, de 28 años de edad y nacida en Pamplona, ha reclamado "respeto" a los 62 jovenes que después de estos años han superado todas las pruebas para ser jueces, al tiempo que reconocía que el acto había quedado "un tanto empañado, hasta el punto de ausentarse algunos compañeros de promoción que por diferentes motivos se han visto desencantados".

Cristina Menéndez, la número uno de la 69 promoción de jueces es aplaudida por sus compañeros tras su discurso. Foto: poderjudicial.es

Los nuevos jueces eran los verdaderos protagonistas de esta sencilla ceremonia celebrada en el salón de actos de la Escuela Judicial, con la ausencia de sus familiares y de buena parte de los profesores a causa de la covid-19.

De los 62 nuevos jueces que integran la promoción, 47 de ellos han asistido al acto, otros 9 habían alegado motivos personales, de desplazamiento o vinculados con el coronavirus, y otros 6 finalmente no han comparecido.

'Se han pasado'

"Por favor, un momento de atención, antes de que finalice el acto, os pido que con toda moderación pero también con toda convicción gritéis conmigo viva el rey", gritó el vocal Ballestero, quien accedió al cargo en sustitución de Fernando Grande-Marlaska cuando en junio de 2018 fue nombrado ministro del Interior. Y con este grito ha terminado la ceremonia.

- "Se han pasado tres montañas", se oyó decir por el micro.

Más noticias de Política y Sociedad