Público
Público
Únete a nosotros

Lesmes aplaza publicar el concurso de jueces para que la Gürtel no acose al PP en campaña

Hace casi un mes que se resolvió el concurso de traslados. José de la Mata, ex alto cargo del PSOE, ganó la plaza que ocupa Pablo Ruz en la Audiencia Nacional. De tomar posesión, desarrollaría su conocida hiperactividad instructora.

Publicidad
Media: 3.35
Votos: 17

José de la Mata, el magistrado que ha ganado la plaza del juzgado central de instrucción 5. Fue alto cargo del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.


MADRID.- El Consejo General del Poder Judicial retrasa desde hace al menos tres semanas la publicación del macroconcurso de traslados de 364 plazas de jueces y magistrados, destinos a los que se acceden a partir de los mecanismos ordinarios de antigüedad y especialidad.

Fuentes internas del órgano constitucional destacan que el concurso está resuelto desde hace semanas, pero el resultado no se ha difundido ni se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado.

A partir de la publicación de la lista de nuevos destinos, los afectados disponen de ocho días para tomar posesión de sus nuevas plazas, si viven en la misma ciudad, y de veinte días si tienen que desplazarse y hacer mudanza.

Las mismas fuentes explican que la dilación se debe a que se busca retrasar en lo posible que José de la Mata Amaya, magistrado, exdirector general del Gobierno del PSOE, tome posesión del juzgado central de instrucción 5 de la Audiencia Nacional. Es la plaza que habría ganado frente a otros 17 jueces, al ser el más antiguo del escalafón que se presentó para este cargo.

Este juzgado de la Audiencia Nacional está ocupado de forma interina por Pablo Ruz, quien entre otros asuntos ultima la instrucción del caso Gürtel, la trama de corrupción que creció al amparo del PP y que está relacionada con su caja B, la reforma con dinero negro de la sede del PP de Génova y los famosos papeles de Luis Bárcenas, extesorero popular.

De la Mata fue director general de Modernización con Francisco Caamaño, ministro socialista de Justicia, entre 2009 y 2011. Magistrado destinado en la Audiencia de Madrid, De la Mata es conocido por su gran actividad como juez, que algunos definen como “hiperactividad”.

Las mismas fuentes revelan que la dilación habría sido decidida por Carlos Lesmes, presidente del órgano constitucional. El retraso causa asombro entre los jueces: el documento no termina de publicarse siquiera en el área interna de la web del CGPJ, la extranet  a la que sólo tienen acceso los jueces en activo.

“El PP no termina de fiarse de De la Mata. Y existe el temor a que, tras tomar posesión, el magistrado se haga con las riendas del caso Gürtel y tome decisiones que afectan a los populares en plena campaña electoral de las elecciones municipales y autonómicas o en la precampaña de las generales”, revelan las mismas fuentes.

La mayoría conservadora del CGPJ, liderada por Carlos Lesmes, decidió sacar a concurso las plazas que se ocupaban de forma interina en los juzgados, con la intención final de apartar a Pablo Ruz del juzgado central de instrucción 5, plaza que ocupa de forma interina desde el año 2010.

Fernando Grande-Marlaska, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y vocal del CGPJ, fue la persona encargada de dar esta mala noticia a Pablo Ruz, quien previamente le había pedido apoyo para continuar en el puesto seis meses más, hasta culminar la instrucción del caso Gürtel.

Pero a Lesmes le ha salido mal la jugada ya que el magistrado al que se pidió sotto voce que se presentara para el puesto finalmente no se postuló. Y quien sí lo hizo fue José de la Mata, un candidato imbatible con sus 27 años de ejercicio profesional a sus espaldas. La sorpresa cundió en la sede del CGPJ al conocerse los nombres de los 18 candidatos finales.

Ruz sólo podrá permanecer en la Audiencia Nacional como juez de refuerzo, y siempre que lo solicite el juez que haya ganado la plaza.  Esto es, De la Mata. “La solicitud de Ruz para ser juez de refuerzo no termina de llegar al CGPJ, donde temen que no pida la prórroga”, destacan las fuentes internas. Es más, Pablo Ruz ya ha avanzado a su círculo de confianza que no va a presentar esta solicitud.

De ahí que la baza de Lesmes consista en ganar fechas al calendario… político. El juzgado que ha llevado Ruz hasta ahora instruye casos de especial complejidad por lo que cada día de retraso es un día más de dilación para que De la Mata se haga con el juzgado en pleno año electoral.

Más noticias en Política y Sociedad