Público
Público

La Marea se someterá a una moción de confianza en A Coruña para sacar el presupuesto municipal sin el PSOE

Los socialistas y los aliados de Podemos se reprochan mutuamente la ruptura del principio de acuerdo alcanzado anoche

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El alcalde de A Coruña por En Marea, Xulio Ferreiro / EFE

A CORUÑA.- El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, que gobierna la ciudad bajo las siglas de Marea Atlántica con diez de los veintisiete concejales del pleno, inició este mediodía los trámites para la presentación de una moción de confianza tras romper el principio de acuerdo sobre los presupuestos locales que había alcanzado la noche anterior con el PSOE, que cuenta con seis ediles en la corporación.

La decisión deja al PSOE en una complicada encrucijada: si retira su confianza al alcalde forzará la convocatoria de una moción de censura en la que los socialistas tendrían que optar entre apoyar a un candidato pactado con el Partido Popular, que cuenta con otros diez concejales, o no hacerlo, lo que supondría la inmediata ratificación de Ferreiro como regidor y la aprobación automática de su propuesta de presupuestos. Es decir, que el PSOE se vería abocado a elegir entre dos decisiones a cual más perjudicial para sus intereses: arrojarse al abismo ante su electorado sustentando el nombramiento de un alcalde del PP, o a dar por válidas las cuentas municipales de la Marea sin ninguna de las cesiones que esa formación ya había aceptado tras forzar el tránsito por un complicado laberinto legal que en nada le beneficia.

En la reunión celebrada en la tarde-noche del miércoles, que se extendió a la madrugada del jueves, la Marea dio por buena la propuesta del PSOE de permitir que los socialistas se encargaran del desarrollo de cuatro proyectos de inversión, sometidos a la fiscalización de una comisión integrada por el alcalde y por tres ediles de cada uno de los dos grupos municipales, y sujetos para su aprobación final a la firma del concejal responsable de cada área de trabajo. Este mediodía, sin embargo, el PSOE planteó la suma de un representante más, y envió una nota de prensa en la que multiplicaba por diez el presupuesto que se suponía iba a cogestionar sin entra a formar parte del Gobierno local. La Marea respondió casi de inmediato con el anuncio de la ruptura de las negociaciones, que expresó en una emisora de radio local el concejal de Culturas, Xosé Manuel Sande, y con el inicio del procedimiento legal para la convocatoria de un pleno extraordinario para la moción de confianza.

En la intrahistoria de este desencuentro pesa mucho que el PSOE haya propuesto como cuarta concejala de control en la citada comisión a Mar Barcón, la cabeza de lista en las municipales del 2015 y quien dejó su cargo de portavoz municipal tras los resultados de aquellos comicios (el PSOE perdió dos actas en el pleno y casi 10.000 sufragios) y quien dimitió como secretaria general del PSOE local la semana pasada. Previamente había dejado la portavocía del grupo municipal, como también hizo hace pocos días su sucesor, José Manuel Dapena, enfrentado con ella en un ambiente de insólita y agria desconfianza que se ha instalado en la formación socialista coruñesa, regida por una gestora que, de momento, ni siquiera cuenta con una cabeza visible oficial a la espera del nombramiento como presidente de Florencio Cardador, ex concejal de la era de mando de Francisco Vázquez.

El PSOE acusó ayer a En Marea de dinamitar el acuerdo para vetar Barcón, y el propio Cardador instó a la formación aliada de Podemos a explicar su postura ante la ciudadanía. La Marea, por su parte, respondió alegando que los socialistas se habían saltado los términos del acuerdo y que no estaban dispuestos a aceptar que el PSOE se atribuyera la gestión de un gasto municipal que habían exagerado.

Lo cierto es que la situación favorece a los de Ferreiro, que podrán sacar adelanta los presupuestos del 2017 sin enmienda alguna a costa de un PSOE que sólo podrá impedirlo si se pone a los pies de los caballos del PP y apoya el nombramiento de un regidor popular. Según las últimas encuestas, publicadas este mes por La Voz de Galicia, si hoy se celebraran elecciones la Marea ganaría un concejal, el PP mantendría los diez con los que cuenta y el PSOE perdería dos, uno en beneficio del alcalde Ferreiro y otro a sumar a las filas del Bloque Nacionalista Galego, que hoy cuenta con un edil.

Más noticias en Política y Sociedad