Público
Público

Marjaliza acusa al número 3 de Cifuentes de "mangonear" y cobrar un tercio de las 'mordidas' en las inversiones públicas de Madrid

El cerebro de la Púnica revela el método que seguían en el Programa de Inversiones Prisma para distribuir las comisiones: Un tercio para los técnicos, otro para Granados, y un tercio para "Jaime González Taboada con su gente". Era el director general; ahora es el consejero de Medio Ambiente de la Comunidad madrileña

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 8

La presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, (izda.) junto a Jaime González Taboada el día de su toma de posesión como consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio. Archivo

MADRID.- David Marjaliza, presunto cerebro de la trama Púnica, citó ante el juez al número 3 del equipo de Cristina Cifuentes y actual consejero de Medio Ambiente de Madrid, Jaime González Taboada, entre los supuestos perceptores de comisiones ilegales a cambio de adjudicaciones y le acusa de "mangonear" contratos.

Según la declaración de Marjaliza ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, González Taboada sería uno de los perceptores de comisiones irregulares en una trama que afecta al menos a las localidades madrileñas de Parla, Pinto, Moraleja de Enmedio, Serranillos del Valle, Aranjuez, Torrejón de Velasco, Alcalá de Henares, Valdemoro, Móstoles, Getafe, Moralzarzal y Collado Villalba.

Marjaliza llamaba a las empresas mejor posicionadas para decirles que si querían la obra debían pagar la comisión... "Todos sabían que era la mano derecha de Paco [Granados]"

Entre otras muchas cuestiones, los interrogadores preguntan al actual consejero de Medio Ambiente por el Programa Regional de Inversiones y Servicios de Madrid (Prisma), creado para repartir inversiones entre los municipios de la Comunidad.

La gestión la llevaba la Dirección General de Cooperación con la Administración Local, a cuyo frente estaba entonces Jaime González Taboada, quien, según la confesión, era hombre de confianza del vicepresidente regional, Francisco Granados, y repartía el 77,81 % de los fondos del Plan Prisma.

"El que mangoneaba allí era él", sentencia Marjaliza en un momento del interrogatorio, en el que revela un método "no escrito" para cobrar las comisiones: Un tercio para los técnicos, un tercio para Granados o la Consejería y un tercio para "los que estaban allí", es decir, los directores generales, "Jaime González Taboada con su gente".

Marjaliza participó en diez o doce adjudicaciones, en las que se encargó de llamar a las empresas mejor posicionadas y decirles que si querían la obra debían pagar la comisión.

"No hacía falta que dijera nada, era obvio. Todos sabían que yo era la mano derecha de Paco (Granados)", afirma.

Posteriormente, él se quedaba "un pequeño porcentaje" de la parte que correspondía a Granados. "Si por ejemplo para ellos eran 20.000, pues yo me cogía 5.000 o así", detalla.

El consejero madrileño ha negado "rotundamente" las acusaciones de David Marjaliza y ha anunciado acciones legales por delitos contra el honor.

Más noticias en Política y Sociedad