Público
Público

La memoria de Almudena Grandes ya está en el Ateneo de Madrid

El PSOE organiza un acto de homenaje a la escritora, fallecida hace un año, a la que Pedro Sánchez pone como ejemplo de "resistencia". El emblemático espacio cultural cuenta a partir de ahora con un retrato de Grandes en sus paredes. "La alegría es una forma de resistencia y tenemos muchos motivos para no darnos por vencidos", ha afirmado el poeta Luis García Montero. 

El poeta Luis García Montero, viudo de la escritora; Juan Vida, autor del retrato de Almudena Grandes; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; Mauro Caffaratto Grandes, hijo de la escritora; Mónica Grandes, hermana de la autora, y la cantante y actriz
El poeta Luis García Montero, viudo de la escritora; Juan Vida, autor del retrato de Almudena Grandes; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; Mauro Caffaratto Grandes, hijo de la escritora; Mónica Grandes, hermana de la autora, y la cantante y actriz Ana Belén, posan junto al retrato presentado durante el homenaje que organizó el PSOE a la escritora Almudena Grandes, fallecida hace un año, este lunes en el Ateneo de Madrid. Zipi / EFE

El retrato de Almudena Grandes ya está colgado en las paredes del Ateneo de Madrid. Un lugar emblemático en la ciudad, del que era socia y que le gustaba mucho a la escritora fallecida el 27 de noviembre del año pasado. El espacio cultural ha acogido este lunes un acto de homenaje organizado por el PSOE y en el que ha participado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha puesto a Grandes como ejemplo de "resistencia". 

Los asistentes al homenaje se han sentado mientras sonaba la música de Peces de ciudad, de Joaquín Sabina, gran amigo de la escritora. En las primeras filas no faltaba el viudo de Grandes, el poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero. Tampoco figuras de la cultura como Miguel Ríos, Pedro Almodóvar o Rosa León. Varios integrantes del Gobierno como los ministros María Jesús Montero, Félix Bolaños o Isabel Rodríguez tampoco faltaron a la cita. 

Sobre el escenario, el mencionado retrato. Un lienzo realizado por el pintor Juan Vida que colgará desde hoy en las paredes del Ateneo junto a otros históricos escritores. La mayoría hombres, como reconocieron varios de los participantes. Carmen Laforet, Emilia Pardo Bazán o Clara Campoamor son de las pocas excepciones. A ellas se une ahora Grandes.

La primera en romper el hielo en el escenario fue la cantante Ana Belén, que eligió leer un fragmento de un texto de la escritora. El presidente del Ateneo, Luis Arroyo y Juan Vida, pintor del retrato, siguieron con el homenaje. La directora de cine y guionista Azucena Rodríguez leyó un fragmento del famoso libro de Grandes Inés y la Alegría

Todos los asistentes llevaban un libro de Grandes en la mano. La escena que se vivió hace justo un año en el cementerio civil de La Almudena se repetía. Manuela Villa, secretaria de Cultura del PSOE, lo promovía desde el escenario. Toda la sala alzó al aire su libro de la escritora. "Desde el PSOE queríamos trasladarle al mundo todo nuestro cariño en un homenaje que fuera más allá de las siglas. Su memoria no pertenece a ningún partido", afirmaba la dirigente socialista.

El turno le llegaba ahora a una emocionada Mónica Grandes, hermana de la escritora y a Mauro Caffarato, su hijo. Eligieron la lectura de uno de los últimos artículos que escribió Grandes. El director de cine Pedro Almodóvar les dio el relevo. "Almudena Grandes ha hecho más por la memoria que todos los Gobiernos de este país", dijo ante Sánchez añadiendo acto seguido que es bienvenida la Ley de Memoria Democrática, que ha entrado en vigor de forma reciente. 

Imagen del momento en que los asistentes alzaron un libro de Almudena Grandes.
Imagen del momento en que los asistentes alzaron un libro de Almudena Grandes. Eva Ercolanese

Todo el auditorio se puso en pie, como no podía ser de otra manera, para recibir a García Montero. El poeta quiso agradecer los innumerables reconocimientos otorgados a Grandes desde su muerte. Ha sido nombrada hija predilecta de Madrid, hija adoptiva de Rota, varas bibliotecas y centros culturales llevan su nombre en diferentes puntos del país. Y "especial ilusión" le hace a la familia que la estación Puerta de Atocha lleve también el nombre de la escritora.

García Montero se ha referido al retrato del Ateneo. "Un retrato tiene mucho de ficción porque tiene que construir una mirada, la memoria con la que queremos recordar a una persona. Almudena está luminosa, está fuerte, es una mujer valiente y comprometida con la verdad, como era ella", ha dicho. El poeta ha querido trasladar un mensaje: "La alegría es una forma de resistencia y tenemos muchos motivos para no darnos por vencidos". 

El acto lo cerró Sánchez. El presidente usó como hilo conductor en su homenaje a Grandes dos conceptos. Por un lado, el de la resistencia, recogiendo el guante de García Montero y citando uno de sus últimos poemas. "Este retrato es una manera de resistencia", ha dicho. A Grandes la ha puesto como ejemplo de resistencia desde la memoria, la literatura y desde la propia vida. "Este magnífico retrato es luz, palabra y alegría. Es lo que nos inspira Almudena. Este cuadro es una victoria colectiva", ha defendido. 

El otro concepto ha sido el de "memoria". Aquí ha reivindicado que pasará a la historia por la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Algo con lo que se pudo reivindicar un "pasado luminoso que quedó ensombrecido". Es decir, para "reivindicar ese legado de luz que nos dejó el republicanismo". El líder del Ejecutivo ha elogiado la lucha por la memoria que ejerció Grandes desde sus novelas, sus artículos o sus comentarios, a veces también críticos con el PSOE. 

"Siempre defendió la justicia y la igualdad. ella era capaz como pocos de tomar la temperatura de lo que estaba pasando desde un punto de vista lúcido. Ella miraba a lo importante de forma directa", ha destacado Sánchez. Lo hacía, según él, "desde el rigor histórico y siempre a favor de un país mejor". El legado de Grandes sobrevivirá, ha destacado Sánchez antes de volver a dar paso a la resistencia de la escritora. "Es resistencia y también ejemplo de que se puede escribir en libertad, de que las mujeres opinan en voz alta. España tiene una deuda con las mujeres que escriben", ha proclamado el presidente. Desde hoy quienes visiten el Ateneo de Madrid podrán recordar la resistencia de Grandes. Y su lucha por la memoria. 

Más noticias