Público
Público

Memoria histórica El Congreso homenajea a Manuel Azaña con la única ausencia de Vox en el acto

La Cámara Baja ha homenajeado este martes al expresidente de la República y del Gobierno Manuel Azaña en el 80 aniversario de su muerte, al que la presidenta del Congreso ha situado como una figura de "consensos". Al homenaje han asistido todos los miembros de la Mesa, a excepción de los de Vox, o el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, entre otros.

Meritxell Batet Congreso Azaña
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, este martes durante el homenaje a Manuel Azaña. — EFE

El Congreso ha homenajeado este martes al expresidente de la República española y del Gobierno Manuel Azaña, en el 80 aniversario de su fallecimiento. La presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha situado la figura del intelectual republicano en el terreno del "consenso" y de la "reconciliación": "En la actualidad hay mucha dificultad para encontrar referentes políticos, y más en la historia, pero esas figuras existen", ha dicho Batet al inicio de su intervención.

Sin embargo, en el consenso buscado por el Congreso este martes en torno a la figura de Azaña no ha participado Vox, que desde el primer momento se negó a que se produjera el homenaje en el Palacio de las Cortes. Hace casi un mes, la Mesa de la Cámara propuso celebrar este acto a raíz del 80 aniversario del fallecimiento del político republicano.

La decisión se adoptó apenas unos días después de que el Ayuntamiento de Madrid aprobara, a iniciativa de Vox, la retirada de los nombres de Indalecio Prieto y a Francisco Largo Caballero del callejero de la ciudad. Tras esta decisión del consistorio, varias estatuas dedicadas a estos políticos que se encuentran en la zona madrileña de Nuevos Ministerios fueron atacadas con pintura roja.

El PSOE, el PP y Unidas Podemos apoyaron en la Mesa del Congreso celebrar el homenaje, una iniciativa que salió adelante con el único voto en contra de la formación de ultraderecha, que este martes no ha tenido a ninguno de sus representantes en el acto. Sí que han acudido parlamentarios del PSOE, del PP, de Unidas Podemos y de Ciudadanos, así como el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

También han acudido todos los miembros de la Mesa de la Cámara (a excepción del representante de Vox); el secretario general de las Cortes, Carlos Gutiérrez Vicén, José Antonio Montilla, secretario de Estado de Relaciones con las Cortes; María José Navarro Azaña, sobrina nieta de Manuel Azaña;  Javier Rodríguez Palacios, alcalde de Alcalá de Henares; e Isabelo Herreros, presidente de la fundación Manuel Azaña.

"Hoy en España no vamos sobrados de consensos. Y en esta casa de la política española que es el Congreso de los Diputados resulta infrecuente alcanzar amplios y sólidos acuerdos", ha afirmado la presidenta de la Cámara Baja en su discurso. "Si a la dificultad de reconocer ideas y figuras de consenso político le
añadimos la de buscarlas en nuestra historia común, tentados estaremos de renunciar a la tarea. Y sin embargo, esas figuras existen. Por eso este acto, en su
modestia, cobra una significación profunda, al menos para mí, en la España de hoy", ha proseguido Batet, refiriéndose a Manuel Azaña.

Azaña, "una figura de consenso"

La tercera autoridad del Estado se ha referido al intelectual republicano como a una figura "erigida en objeto del consenso de la gran mayoría de las  fuerzas políticas presentes en esta Cámara, si no de su totalidad. Muestra de ello es el muy mayoritario acuerdo de la Mesa del Congreso en torno a la celebración de este acto", ha asegurado, en referencia a la aprobación del acto por parte de PSOE, PP y Unidas Podemos, y al descuelgue de Vox.

"Azaña es hoy una figura reconocida como intelectual y como escritor,
pero es también un referente político plenamente vigente y compartido. No hay otro político español cuyas citas hayan resonado más veces en el Salón de Plenos del Congreso desde la instauración de la democracia", ha destacado la presidenta, que ha recordado que todos los presidentes desde la transición, desde Adolfo Suárez hasta Pedro Sánchez, pasando por Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, han participado o contribuido en homenajes a Azaña y sus obras, o han citado al intelectual republicano en sus discursos ante el hemiciclo.

"No ha habido Gobierno en la España democrática, independientemente de su color político, que no se haya vuelto hacia Azaña mostrando su respeto, esperando orientación o hasta en busca de legitimación para sus actos y
políticas", ha insistido Batet.

La presidenta ha concluido su intervención refiriéndose a Azaña como a "un hombre de reconciliación": "Lo fue siempre en su defensa de la integración y de la fuerza de la convicción frente a la exclusión y el exterminio del contrario. Lo fue en su concepción del consenso como suma de acuerdos, cesiones y
transacciones. Y lo fue especialmente en sus últimos años ante la tragedia de la Guerra Civil y la amargura del exilio, dos realidades que vivió íntima y trágicamente y que elevaron la voluntad de integración política a anhelo de reconciliación nacional".

Más noticias de Política y Sociedad