Público
Público
Únete a nosotros

Negociaciones PSOE y Podemos Las prioridades de Podemos para formar un Gobierno con el PSOE

Podemos quiere garantizar una agenda progresista con medidas que van desde la regulación del precio del alquiler a la creación de una empresa pública de energía. Entre las medidas prioritarias también se encuentran las que ya anunció Iglesias: derogar la reforma laboral, aumento del SMI o reforma del sistema fiscal.

Publicidad
Media: 3.41
Votos: 17

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, han firmado hoy en el Palacio de la Moncloa el acuerdo sobre el proyecto de ley de presupuestos para 2019. EFE/ Zipi

Podemos asegura que lo primero que quiere negociar con el PSOE en un acuerdo programático con medidas que responda a los principales retos del Estado español. Esta negociación es más sencilla que la que tiene que ver con la estructura del futuro Gobierno ya que parten de la base del pacto presupuestario. El partido morado convenció entonces a los socialistas de aceptar medidas que en un principio no veían con buenos ojos como la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900€ o la regulación del precio del alquiler. 

Ahora el partido morado recupera algunas de las medidas que negociaron entonces y aporta otras nuevas que consideran prioritarias para una futura legislatura. Los socialistas aseguran que no hay grandes diferencias en este punto pero, pese a una buena predisposición y a que ahora el debate en los medios esté en los 'sillones', hay que recordar que el pacto presupuestario estuvo a punto de no salir adelante por las diferencias entre las dos formaciones. Además, el pacto programático también es importante para el resto de negociaciones. Podemos ya ha señalado que quieren negociar las medidas y, después, planificar una estructura de Gobierno que pueda hacer frente a estas políticas. 

Una de las medidas que más costó conseguir que los socialistas aprobaran en octubre y que Podemos vuelve a reivindicar es la intervención en el mercado del alquiler. Ahora el partido detalla que quieren regularlo "conforme a índices de precios que hagan que ninguna familia pague más del 30% de su renta por el alquiler". Sánchez e Iglesias firmaron que se regularía el precio del alquiler en octubre pero no concretaron de qué manera. Sin embargo, el PSOE nunca lo llevó a cabo ya que no se incluyó en el decreto de alquileres que se aprobó in extremis antes de las elecciones generales. 

La revalorización de las pensiones al IPC por ley volverá al centro de las negociaciones porque Podemos, además, quiere derogar el "factor de sostenibilidad" al considerar que "produciría un descenso en la pensión inicial de entre el 9% y el 18% en las próximas décadas". El PSOE, hasta el momento, se ha mostrado dispuesto a revalorizar las pensiones pero no a derogar el factor de sostenibilidad ya que en varias ocasiones han aclarado que en un futuro la revalorización debe tener en cuenta más factores y no sólo el IPC. 

Como novedad Podemos defenderá la creación de una empresa pública de energía con dos objetivos: ejecutar la transición ecológica y bajar la factura de la luz. Esto último también se pactó en el acuerdo de octubre aunque el PSOE ni siquiera lo intentó tramitar o llevar a cabo. También incluyen un plan para reducir la producción energética basada en combustibles fósiles a la mitad en una década y alcanzar el 100% de la producción de fuentes renovables en 2040.

Además, quieren dar una dotación anual de 600 millones al plan estatal de lucha contra las violencias machistas, mejorar el sistema de dependencia para atender a las personas dependientes que ahora no son atendidas por la falta de inversión (1,6 millones), garantizar la cobertura universal y gratuita de la educación infantil de 0 a 3 años y aumentar la inversión del 5,6% del PIB en educación para 2023 — ahora se encuentra en un 4% —.

Las primeras medidas que anunció Iglesias

Otras medidas esenciales son las que ya anunció Iglesias hace unas semanas relacionadas con la justicia fiscal y la precariedad laboral. Derogar la reforma laboral del PP y la elaboración de una nueva legislación será fundamental. Aunque será la primera confrontación fija con los socialistas ya que la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, afirmó que "no es productivo deshacer, revertir o reformar las reformas", Otras prioridades serán el aumento del SMI a 1.200 euros y la reducción de la jornada laboral a 34 horas semanales. 

Estas políticas suman diez puntos imprescindibles para Podemos si se abre una nueva etapa de estabilidad y gobierno progresista

En lo referente a la reforma tributaria progresiva Iglesias recupera una de las propuestas que Pedro Sánchez se negó a firmar en el pacto presupuestario: el impuesto a la banca con un recargo del 10% en el Impuesto de Sociedades. También reclaman una subida del IRPF para las rentas por encima de 100.000 euros, una bajada del Impuesto de Sociedades del 25% al 23% para PYMES que facturen menos de 1 millón, la creación de un Impuesto Digital sobre grandes empresas tecnológicas como Google o Amazon o la reducción del IVA a productos de primera necesidad (alimentos, higiene femenina, calefacción, gas, electricidad).

Iglesias también exigirá una Ley de Suficiencia de Ingresos con un sistema de prestaciones dirigidas a garantizar ingresos suficientes a la población sin ingresos y una nueva Prestación de Suficiencia de Ingresos con una cuantía inicial garantizada por adulto será de 600€ al mes, incrementándose en función del número de miembros del hogar hasta los 1.200€. Además, incorpora una de las propuestas de su programa electoral: la reducción de la jornada laboral ordinaria a 34 horas semanales, acompañada de una racionalización de los horarios.

Todos estas políticas suman diez puntos imprescindibles para Podemos para la nueva etapa de Gobierno, aunque la investidura de Sánchez todavía está en el aire: durante las próximas semanas las dos formaciones continuarán con las negociaciones que se prevén difíciles después de los últimos choques. Carmen Calvo, a través de la prensa, presiona a Podemos para que responda a la "oferta" de Sánchez sobre llegar a un acuerdo programático, parlamentario y ocupar altos cargos del Ejecutivo y no entrar en el Consejo de Gobierno. Podemos mantiene su postura de liderar ministerios y, como Pablo Echenique señaló este miércoles, no van a negociar a través de los medios: "Nosotros vamos a proteger la negociación siendo discretos y trabajando mucho", aseguró el secretario de Acción de Gobierno. 

Más noticias en Política y Sociedad