Público
Público

"No hay cambio posible si este depende de CiU"

El candidato de Podem a las elecciones autonómicas, Albano­Dante Fachin, se muestra abierto a una confluencia para el 27-S, pero evita pronunciarse sobre quién debería liderarla. En su primera intervención como cabeza de lista ha llamado a romper "la lógica de etiquetas unionistas­ e independentistas".

Imagen de archivo de Albano Dante.

ROGER XURIACH

BARCELONA.- El periodista y activista Albano-Dante Fachin, escogido el viernes pasado cabeza de lista de Podem (Podemos en Catalunya) para las próximas elecciones a la Presidencia de la Generalitat, ha presentado este lunes su candidatura en una rueda de prensa celebrada en la histórica Nau Ivanow de Barcelona.

En su exposición de las líneas maestras de su programa, Fachin ha defendido la necesidad de que el día después del 27S "haya una mayoría social y política que deje atrás el gobierno de derechas en Catalunya" pero, en cambio, ha evitado pronunciarse sobre si una fórmula idéntica a la de la alianza que ha llevado Barcelona en Comú a la alcaldía de la capital catalana sería igual de exitosa: "Habrá que debatirlo, sería un error replicar el experimento como si se tratara de un molde".

En la misma línea, ha lanzado balones fuera al ser preguntado por si vería con buenos ojos que esta hipotética 'Catalunya en Comú' estuviera liderada por Teresa Forcades, líder del Procés Constituent, plataforma de la que el propio Fachin es impulsor y que este fin de semana dio el visto bueno a una alianza para el 27S. "El debate no puede ser ahora mismo quién lidera", ha pronunciado. Asimismo, se ha mostrado abierto a una confluencia, aunque ha vuelto a insistir en la necesidad de no excluir a nadie. "Las cosas no se decidirán en los despachos. No iré a poner líneas rojos ni exigencias", ha declarado.

El candidato de Podem ha hecho especial hincapié en el proceso soberanista y ha llamado a romper "la lógica de etiquetas entre independentistas y unionistas que ahoga la pluralidad de la sociedad catalana". Para Fachin, esta distinción responde a una "visión ficticia" y por eso aboga por abrir "un debate profundo", no como el que se vive actualmente y que, según él, se ha convertido en "propaganda partidista, sin matices y en un proceso tutelado por la derecha catalana y española".

Para que la sociedad catalana pueda hacer este debate "profundo, abierto y popular sobre su futuro político y social", Fachin propone la apertura de un proceso constituyente "hecho desde abajo" y "sin mesías", que no tenga como objetivo la independencia y donde todos los actores "sean interpelados". Además, también ha insistido en que este proceso debe "coordinarse" con otras realidades estatales. "La lucha democrática de Catalunya tiene el mismo objetivo que otras luchas populares del resto del Estado. Hay que buscar complicidades para hacer frente a enemigos comunes", ha advertido. Por eso ha remarcado que "no hay cambio posible si este depende de CiU".

Cuestionado sobre la necesidad, avivada por el Govern, de que las próximas elecciones tengan carácter plebiscitario, Fachin ha contestado, no sin sorna, que "si de lo que se trata es de acabar con cinco años de chantaje de CiU, sí serán plebiscitarias". En el plano personal, Fachin no ha querido mojarse sobre si participará en la manifestación del 11 de septiembre -ha alegado temas de agenda-, aunque ha reconocido que el año pasado no participó "por motivos personales". Sí ha querido recordar la Diada de 2013, en la que participó, junto a otros miembros del Procés Constituent, en un sucedáneo de la Via Catalana que tenía como objetivo rodear el edifico de La Caixa en la Avenida Diagonal.

Para terminar, el activista ha puesto el acento en un plan de rescate para aplicar el día después de las elecciones y que en unos días la formación espera desarrollar. El candidato ha avanzado dos puntos de este plan: "una auditoría ciudadana de la deuda" y "el freno inmediato al tratado de libre comercio e inversión entre la UE y los Estados Unidos".

Albano Dante-Fachin, que era el favorito de la formación liderada en Catalunya por Gemma Ubasart, fue escogido el pasado viernes cabeza de lista a las elecciones autonómicas del próximo 27S tras unas primarias en las que contó con 1534 votos de apoyo, cuatro veces más que el segundo candidato más votado.

Como periodista y editor de la revista Cafèambllet, Fachin ha destapado sonados casos de corrupción y ha sido especialmente crítico con la gestión de CiU y del presidente catalán, Artur Mas, al que hoy ha acusado de defender "la única soberanía del Ibex35" y "servir a los intereses económicos y sociales aunque se envuelva con la 'estelada". En 2013 la publicación fue condenada en primera instancia por atentar contra el honor de un alto cargo de la sanidad catalana al que acusaron de utilizar el servicio de salud para su propio beneficio. Un año después, la Audiencia Provincial de Barcelona revocó la condena al demostrarse que las informaciones de Fachin estaban fundadas.

Más noticias de Política y Sociedad