Público
Público

Un obispo emérito venezolano presidió la misa franquista del 18 de julio en el Valle de los Caídos

Luis Armando Tineo, que acabó enfrentado a sus feligreses en la ciudad de Carora, se encuentra en España por razones de salud. El pasado domingo se encargó de dirigir la ceremonia religiosa en el templo más venerado por los ultraderechistas.

Luis Armando Tineo
El obispo emérito venezolano Luis Armando Tineo. GUADALUPE JUBILEO / archidiócesis de toledo

La misa más esperada por los nostálgicos de la dictadura franquista ha tenido este año presencia internacional. Según ha dado a conocer el ultraderechista Movimiento Católico Español (MCE), la ceremonia religiosa del pasado 18 de julio en el Valle de los Caídos estuvo presidida por el obispo emérito venezolano Luis Armando Tineo, conocido en el ambiente eclesiástico de ese país latinoamericano por los enfrentamientos que mantuvo con los fieles de la ciudad de Carora, donde ejercía como máximo responsable de la Iglesia.

La misa presidida por Tineo figuraba en la agenda del MCE, que el pasado domingo vivió una mañana intensa: primero fueron a rezar al Valle de los Caídos, luego se dirigieron al Arco de la Victoria de Madrid para realizar un nuevo acto de exaltación franquista al aire libre y desde allí salieron hacia el panteón del dictador Francisco Franco en el cementerio de Mingorrubio, donde volvieron a cantar el Cara al sol y a exhibir símbolos del régimen. La celebración terminó en "El Chino Franquista", un bar repleto de imágenes del dictador.

En el Valle de los Caídos se repitió la misma escena de cada aniversario del golpe de estado, ya sea con o sin los restos de Franco en el interior de la basílica. "Con motivo del 18 de Julio, el Movimiento Católico Español y Acción Juvenil Española organizaron una peregrinación al Valle de los Caídos, que se llenó de público", relata el MCE en la crónica de la jornada.

Según destaca la organización ultraderechista, "la Santa Misa fue concelebrada por varios benedictinos y presidida por el Obispo venezolano emérito de Carora y antes auxiliar de Caracas, monseñor Luis Armando Tineo Rivera". El grupo incluye en su crónica una imagen de la misa en el Valle de los Caídos en la que aparece el religioso.

"Es bastante habitual que eclesiásticos de otros países del mundo quieran conocer un sitio tan especial, tan magnífico, tanto monumentalmente como espiritualmente", dice desde el otro lado del teléfono. "No es que venga por la fecha, sino por el lugar, como suelen hacer muchos a lo largo del año", subrayó Corral.

La homilía del religioso venezolano, pronunciada ante la atenta mirada de los franquistas allí concentrados, no hizo mención a Franco ni al 18 de julio. "En este caso el obispo habló de otro tema –cuenta Corral–: cuando los pastores son los que espantan y no saben cuidar a las ovejas, lo cual es muy apropiado para lo que estamos viviendo".

"Tenemos unos pastores muy cobardes con el poder político, por eso dejan que se metan en un terreno que no les corresponde", dice el líder del MCE en alusión al futuro del Valle de los Caídos. El Gobierno, a través de la Ley de Memoria Democrática, prevé desalojar a los monjes benedictinos y resignificarlo. "Es una basílica cristiana, ahí el gobierno no tendría que intervenir para nada", afirma Corral.

"Autoritario"

Entre 2019 y 2020, el obispo venezolano que presidió la misa en el Valle de los Caídos estuvo, literalmente, en el centro de una fuerte tormenta. Los feligreses de la diócesis de Carora, una ciudad de más de 100.000 habitantes ubicada en el noroeste de Venezuela, llegaron a protagonizar movilizaciones y pintadas contra el religioso, a quien acusaban de dirigir la Iglesia con mano autoritaria. 

Todo empezó en junio de 2019, cuando el obispo suspendió a tres sacerdotes bajo el argumento de que no cumplían sus funciones. Aquello desató las primeras protestas, que fueron en aumento. El conflicto fue seguido de cerca por el periódico regional La Prensa, que publicó imágenes de las pintadas aparecidas contra el obispo: "Fuera Tineo"; "Falso profeta" o "No te queremos", fueron los mensajes dejados por sus críticos. 

Renuncia aceptada

En agosto de 2019, la Conferencia Episcopal Venezolana anunció en un comunicado que el obispo sería sustituido por otro religioso, Ubaldo Ramón Santana Sequera, quien había sido nombrado como Administrador Apostólico por el Papa Francisco.

Casi un año después, en junio de 2020, el Vaticano anunció que aceptaba la renuncia de Tineo, que ahora ostenta el título de obispo emérito. En marzo y junio pasado participó en celebraciones religiosas de la Archidiócesis de Madrid. En un video grabado en febrero pasado y difundido por la Archidiócesis de Toledo en el marco del Año Jubilar Guadalupense, el obispo emérito explica que se encuentra en España por "motivos de recuperación de salud".

Más noticias