Público
Público

Colón Los otros convocantes del acto de Colón: ultracatólicos, homófobos y franquistas se movilizan junto a PP, Cs y Vox

El lobby Hazte Oír, la Asociación de Militares Españoles y el presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, Juan Chicharro Ortega, han llamado a participar en la movilización del próximo domingo en Madrid. La ultraderecha agita la convocatoria desde las redes sociales, donde habla de "traición" y llama a "expulsar" a Pedro Sánchez de La Moncloa. 

El presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en una imagen de archivo. — Eduardo Parra / EUROPA PRESS
El presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en una imagen de archivo. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

El presidente de la Fundación Francisco Franco tiene plan para este domingo. Juan Chicharro Ortega, el exmilitar que llegó a actuar como ayudante del rey Juan Carlos I y que ahora está al frente de esa entidad, ha animado a sus seguidores a acudir a la Plaza de Colón para protestar contra los indultos a los políticos del Procés y, de paso, mostrar su repulsa hacia lo que Chicharro, firme defensor del régimen franquista, define como "dictadura neocomunista", en alusión al Gobierno de coalición.

"No soy amigo de este tipo de actos pero en este caso ahí estaré. La situación lo requiere. Ante la encrucijada todos a Colón", remató el presidente de la fundación franquista en un artículo divulgado a través del digital ultraderechista "El Correo de España". Ese portal aparece citado en un reciente informe de la Fundación Rosa Luxemburg como parte del entramado de medios "cuyo principal objetivo es generar opinión a partir de titulares o noticias con datos e información tergiversada, sesgada o, directamente, errónea, contribuyendo a la difusión de noticias falsas". Chicharro escribe allí habitualmente.

"Es más: no se trata ya de la defensa de ideologías diferentes sino de un esfuerzo común para expulsar de la poltrona al sátrapa y a su banda de corruptos", afirmó el presidente de la Fundación Franco. Su llamamiento fue lanzado el 29 de mayo, apenas 24 horas después de que Rosa Diez, exlíder de UPyD y actual referente de la plataforma "Unión 78", anunciara la convocatoria de movilización contra los indultos para el día 13 en Colón. 

Chicharro abrió la veda. Poco después llegó la adhesión del lobby ultraconservador Hazte Oír, que alcanzó la fama por sus campañas homófobas y contra los derechos de las personas transexuales. "El 13 de junio a las 12:00 también estaremos en la Plaza de Colón. Tú tampoco puedes faltar", anunció desde su cuenta de Twitter. 

El lobby ultra volverá a coincidir en las calles con el PP, el partido que cuando estaba en el Gobierno le otorgó la declaración de utilidad pública que le permitió acogerse a beneficios fiscales. En febrero de 2019, el Gobierno del PSOE revocó aquella declaración alegando que Hazte Oír buscaba "fomentar la intolerancia", además de "menoscabar el principio de no discriminación por razón de orientación e identidad de género". 

Catalunya y la "ruptura" de la patria figura entre las principales obsesiones de este lobby. Esa misma preocupación es compartida por la ultraderechista Asociación de Militares Españoles (AME), formada principalmente por altos mandos ya retirados. Según ha podido constatar Público, ese grupo ha difundido la convocatoria de Colón tanto a través de su web como desde sus perfiles en las redes sociales. 

"Hay el deber moral y nacional de asistir a la manifestación de protesta convocada para el día 13 de junio den la emblemática Plaza de Colón, bajo el amparo de la Bandera Nacional", puede leerse en un texto publicado por AME. Esa organización divulgó además el artículo del presidente de la Fundación Franco que animaba a acudir a la movilización contra los indultos.

Por su parte, el Movimiento Católico Español-Acción Juvenil Española (MCE-AJE), un grupo declaradamente franquista que durante el año organiza distintos actos públicos de homenaje a la dictadura, ha incluido la protesta contra los indultos en su "agenda de actividades" del mes de junio. "MCE y AJE no se adhieren oficialmente, pero algunos militantes irán", explica el movimiento ultraderechista.

Entre los franquistas que tienen previsto asistir a Colón se encuentra Luis Felipe Utrera-Molina, hijo del exministro de la dictadura José Utrera Molina y representante legal de la familia Franco. Este abogado, conocido por haber intentado frenar la exhumación del dictador, ha afirmado esta misma semana que "ningún gobierno tiene derecho a poner de rodillas al Estado español ante los criminales separatistas". "Por eso y solo por eso, estaré el domingo en Colón donde debe estar todo español bien nacido", proclamó en Twitter.    

"Sano orgullo"

Las muestras de apoyo a ese acto –que tendrá como protagonistas centrales a PP, Vox y Ciudadanos– también han llegado desde el ámbito ultracatólico. La asociación Enraizados, que se autodefine como "una voz católica en la vida pública", ya ha hecho saber a Rosa Diez que el domingo también estará presente

En un texto publicado en su perfil oficial de Twitter junto a un mensaje de Diez, Enraizados apela a la "unión de todos los españoles para defender la unidad de España". No es la primera vez que esta asociación combina la difusión del catolicismo junto al "patriotismo": entre sus iniciativas figura la página web "España en la historia", creada para difundir "el sano orgullo de pertenecer a la nación que irradió su cultura, su arte, su tradición y su fe por todo el mundo conocido".

El fervor contra los indultos ha contagiado igualmente al Instituto de Política Social (IPS), otra organización de la biosfera ultraconservadora que ha estado involucrada en distintas campañas contra el aborto o la eutanasia. "Os invitamos a que todos acudáis, nos toca defender la unidad de España y recordar que España es una y no cincuenta y una", señaló el IPS en su mensaje de apoyo al acto.

En ese clima, la ultraderecha que intenta sobrevivir al fenómeno Vox también ha explotado la convocatoria del acto para recrudecer sus ataques contra el Gobierno de coalición. Es el caso de La Falange, que ha emitido pronunciamientos contra las concesiones" a lo que define como "separatismo terrorista", pero sin adherirse a la movilización de Colón. Lo mismo ocurre con otros grupúsculos de extrema derecha que estos días, aprovechando el ambiente previo a la manifestación, lanzan sus propios mensajes contra los indultos.

"Campo de batalla"

Más allá de este caso concreto, los expertos destacan que la utilización de Catalunya o Euskadi es algo recurrente en el ámbito ultraderechista. "El independentismo, e incluso cualquier defensa de las culturas o lenguas propias, siempre ha sido un campo de batalla para la extrema derecha", señala el informe "De los neocón a los neonazis. La derecha radical en el Estado español", editado por la oficina en Madrid de la Fundación Rosa Luxemburg y coordinado por el periodista Miquel Ramos.

En otro tramo documento, el fotoperiodista Jordi Borrás incide en esa idea. "El independentismo catalán ha servido como excusa perfecta para catalizar
un españolismo que ha compartido espacios, reivindicaciones y liderazgos
asociativos con activistas y organizaciones nítidamente ultraderechistas, y
otros donde han convergido los autodenominados partidos constitucionalistas y partidos y elementos destacables de la extrema derecha catalana", subraya Borrás. Esa confluencia se repetirá este domingo en Colón.  

Más noticias