Público
Público

Indultos Los dos PP que dibuja la manifestación de Colón

La concentración contra los indultos a los presos del procés provoca recelos en un Partido Popular que duda de la estrategia de Pablo Casado. Tres de los cinco barones 'populares' han anunciado que no acudirán a Madrid para secundarla.

Los barones del PP junto con el secretario general de la formación a 26 de octubre de 2019
Los barones del PP junto con el secretario general de la formación a 26 de octubre de 2019. Sonia Arcos / Europa Press

La manifestación de Colón contra los indultos a los presos del procés provoca recelos en un Partido Popular que se sitúa en cabeza en las encuestas por primera vez en tres años. Como ya adelantó este diario, cargos de peso del PP, algunos de ellos integrados en el equipo de dirección de Pablo Casado, ya mostraron su reticencia la pasada semana a acudir a dicha manifestación que aparca la ruptura con los ultraderechistas formalizada en octubre del pasado año y presenta de nuevo una derecha divida en tres, ya que Vox y Ciudadanos también han confirmado su asistencia.

En un primer momento el PP anunció que enviaría representación a la cita, pero el propio Pablo Casado rechazó asistir. Sin embargo, el temor a que Vox capitalizara el descontento contra Pedro Sánchez y la presión de la plataforma convocante, Unión 78, impulsada por personas cercanas a la dirección popular, como María San Gil y Rosa Díez, le hizo cambiar de parecer. En el partido hay quien sigue defendiendo que la oposición a Sánchez se realiza desde el parlamento, la justicia y los medios, pero no "tensionando" las calles.

El PP quiere evitar una nueva imagen junto al partido ultra como ya ocurrió en el año 2019. Aquella fotografía de Pablo Casado y Santiago Abascal, en la que también aparecía Albert Rivera, fue utilizada como arma electoral por los partidos de la oposición —especialmente por el presidente Pedro Sánchez— para cargar contra las tres formaciones, advirtiendo de los peligros de "las tres derechas". Lo cierto es que en la dirección encabezada por Inés Arrimadas también preocupa esta cuestión y Vox ya ha dejado claro que ellos no quieren fotografiarse con "tibios".

En este contexto, son varios los altos cargos del Partido Popular que han anunciado que no acudirán a la concentración en la plaza madrileña. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el barón andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla, y su homólogo en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, han declinado la invitación alegando problemas personales y de agenda. La única presidenta que sí ha confirmado su presencia ha sido la madrileña Isabel Díaz Ayuso.

Sí se desplazará hasta la capital Alejandro Fernández, candidato del PP en las elecciones catalanas del pasado 14 de febrero y presidente de la formación en la región, quien encabezará la delegación de los populares catalanes en Madrid, junto a Dolors Montserrat, portavoz del PP en el Parlamento Europeo, y María de los Llanos de Luna, diputada y exdelegada del Gobierno de Mariano Rajoy en Catalunya.

Las ausencias destacadas del PP: Feijóo, Moreno y Mañueco

El gallego Alberto Núñez Feijóo ha acompañado a Casado a un desayuno informativo en Madrid este martes. A diferencia de otras ocasiones, el barón popular ha cerrado filas con la decisión del PP nacional en favor de la manifestación de Colón. A su juicio, es "perfecto", "adecuado" y "oportuno" que el PP participe en una evento al que asisten "partidos constitucionalistas" un grupo en el que -ahora sí- incluye a Vox. "Esto va de los que defendemos la Constitución y los que no", ha expuesto. "Me sorprendería que cuando somos llamados a defender la Constitución no estemos allí".

El conservador ha justificado su ausencia de la concentración alegando una reunión con el papa Francisco el próximo lunes en El Vaticano. Por su parte, Moreno Bonilla y Fernández Mañueco también han aludido a cuestiones de agenda y personales. "No puedo porque son las fiestas de Salamanca y tengo algunas circunstancias personales que me impiden acudir", ha señalado esta misma mañana presidente castellanoleonés. "Yo personalmente no voy a estar, por motivos personales, pero los partidos de la oposición tienen que manifestarse en lo que ellos creen y el Partido Popular cree en nuestro marco de convivencia", señaló, por su parte, el andaluz.

El PP no fletará autobuses para arrastrar a afiliados y cargos intermedios hasta Madrid como sí hizo en la anterior manifestación de Colón. En el partido lo justifican señalando que no han sido ellos quienes la han convocado, pero este gesto, unido a las destacadas ausencias anteriormente citadas, escenifica la eterna división en el partido respecto al papel que debe jugar el PP cuando está en el gobierno y en la oposición. 

Los halcones versus las palomas: las dos caras del PP

La formación vuelve, así, a visibilizar su doble cara, popularmente representada en las palomas y los halcones: por un lado un PP que apuesta por centrarse "en la gestión y el pragmatismo" que trata de evitar los descalificativos, el enfrentamiento constante y se abre a pactos puntuales con el Gobierno. Por otro, un PP que apuesta por dar la batalla sin cuartel a la izquierda en el ámbito cultural e ideológico "a la que no hay que pedir perdón", según estos mismos representantes, mediante todos los recursos disponibles.

La dirección del PP ha tratado de quitarle importancia a esta división interna y el portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este martes que "no tiene ningún sentido" que "todo aquel que forme parte del PP tenga que estar en la manifestación". A renglón seguido ha tirado de ironía: "Aquí hay un barón que dice que va", "José Luis I de Madrid", y ha agregado que también acudirá "la baronesa por excelencia en estos momentos", Isabel Díaz Ayuso.

Más noticias