Público
Público

Opciones para evitar el bloqueo político

Desde la votación sin 'noes' que se aplica en varios parlamentos autonómicos hasta los mecanismos que utilizan en otros países de la UE como la segunda vuelta o la cláusula del 5%. 

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Europa Press

público

El bloqueo político y la posibilidad de que se repitan las elecciones han abierto un debate en el que se barajan opciones para evitar que la situación siga así. Son varias y algunas ya se aplican en diferentes regiones, tanto españolas como más allá de nuestras fronteras. 

Una de ellas es la votación sin 'noes'. Actualmente está en vigor en el País Vasco y en Asturias, donde los representantes deben apoyar al candidato o bien abstenerse. No hay opción de votar en contra y en el caso de que se presentasen más de un candidato, saldría elegido el de la lista más votada. Para que esta opción sea viable habría que reformar la Constitución, cosa que requeriría del apoyo de tres quintos de las dos Cámaras.

La opción de la investidura automática está contemplada en Castilla-La Mancha. Consiste en que si ningún partido logra la mayoría absoluta o no se alcanza un pacto de gobierno o investidura, se pone en marcha una investidura automática de la lista más votada. En este supuesto, se da un plazo de dos meses desde la primera votación de investidura hasta que hay acuerdo, o se inviste a un candidato de manera automática. 

Otra propuestas que se contemplan más allá de nuestras fronteras es, por ejemplo, la que se práctica en Grecia y que consiste en dar una prima al partido más votado. Este procedimiento no requiere de una reforma constitucional, únicamente una modificación de la Ley Electoral.

Otras de las opciones que existen y que todavía  no han sido valoradas por los líderes políticos son los mecanismos que se usan en Francia y Alemania. En el primero se utiliza la segunda vuelta, cuando ninguno de los candidatos presidenciales obtiene una mayoría absoluta en el primer escrutinio, mientras que en Alemania el bloqueo se evita a través de la cláusula del cinco por ciento. Esta consiste en que únicamente los partidos que hayan alcanzado al menos ese porcentaje de votos pueden obtener un escaño.

Más noticias