Público
Público

Pablo Iglesias se lamenta en Barcelona de no haber conseguido integrar un Gobierno progresista

El secretario general de Podemos defiende tener “la mano tendida” para que la posibilidad "se concrete". De cara a la constitución de un sujeto político catalán de izquierdas en el que se integrarían su partido y otras fuerzas, afirma que estas deben mantener "su ADN"

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 8

Colau abraza a Oltra en presencia de Pablo Iglesias. EFE/Alberto Estévez

BARCELONA. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha participado en la XI asamblea de ICV, que se celebra este sábado en Barcelona, lamentando no haber podido facilitar la formación de un gobierno progresista en España. “Ojalá pudiera decir hoy que estamos en un gobierno progresista, pero nos hemos dejado la piel y seguimos teniendo la mano tendida para que esta posibilidad se concrete”, ha defendido.

Iglesias ha recordado que su partido está dispuesto a gobernar junto a otras formaciones políticas “pero nunca más como fuerzas subalternas”. Iglesias ha evocado al PSUC, del que ICV es formación heredera, como partido que nunca se vio a sí mismo como fuerza subalterna y para reafirmar su compromiso con un gobierno progresista. Incluso ha destacado que el PSUC es una de las organizaciones en las que le hubiese gustado militar.

Iglesias ha llegado a la asamblea después de participar en el encuentro con los círculos de su formación en Catalunya, donde lo han recibido a gritos de “no al pacto”. El secretario de Podemos ha destacado que está siguiendo de cerca la construcción del nuevo sujeto político catalán de izquierdas, en el que se integra su partido, pero “sin decidir nada en el proceso”. Sin embargo, ha opinado que “hace falta que el ADN de cada formación siga existiendo para construir el nuevo espacio político”.

El dirigente de Podemos ha participado en la asamblea de ICV junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra. Colau, en alusión a la formación del nuevo espacio político catalán, también ha defendido que “nadie ha de sacrificar a nadie” porque son necesarias todas las trayectorias políticas en el nuevo sujeto.

A propósito de la formación de gobierno español, Oltra ha instado a Pedro Sánchez a escuchar a las más de 11 millones de personas que “claman por un gobierno de cambio”. La también líder de Compromís ha recordado que “la solución no está en sentarse en las sillas del PP” ni en “escuchar el mensaje de sus socios C's”, quienes han votado en contra de derogar la LOMCE y han sido el único partido que se ha abstenido en la votación del estatuto de los valencianos. El portavoz de ICV, Ernest Urtasun, ha querido recordar a Pablo Iglesias que “con C's no hay gobierno de cambio” porque en Catalunya se les conoce desde hace años.

“Construir el nuevo PSUC del siglo XXI”, el objetivo de ICV

La asamblea ha consolidado el apoyo de la militancia a la nueva estrategia política y organizativa de ICV, centrada en la construcción de un nuevo sujeto político de izquierdas en Catalunya y en la defensa del referéndum. Por ello, el partido se propone “construir el nuevo PSUC del siglo XXI” que sepa afianzar los procesos de confluencia en favor de un espacio político catalán estable, capaz de gobernar y construir una hegemonía de la izquierda catalana. La asamblea, además, ha acordado en su programa político sumar a este nuevo sujeto de izquierdas a “los sectores socialistas comprometidos con el derecho a decidir” y “los sectores del independentismo de izquierdas que no renuncian al referéndum”, en clara alusión al PSC y a la CUP.

Ambos objetivos continúan la estrategia fijada por los anteriores coordinadores del partido, Dolors Camats y Joan Herrera, acordada en la asamblea de 2013. Así lo han recordado los dos coordinadores salientes, quiénes han considerado un éxito la estrategia de las confluencias electorales y la lucha por el referéndum lanzada hace 3 años.

“La única solución al conflicto político en Catalunya es garantizar que se celebre el referéndum, la decisión está en manos de la gente (...) Ahora tenemos más voces que nunca que nos apoyan en el Estado y en Europa”, ha valorado Camats. A su lado, Herrera ha defendido que después del fracaso de la vía unilateral “la apuesta por el referéndum es la más vigente”. En referencia a Podemos, Herrera ha destacado que “ninguna fuerza a nivel estatal había reconocido la plurinacionalidad hasta ahora y esto tiene un valor muy importante para Catalunya”.

Los anteriores coordinadores también han considerado que las coaliciones electorales de izquierdas “ya no son suficientes”, y han apoyado la apuesta de ICV por construir una alternativa hegemónica de izquierdas en la que el partido ecosocialista no pierda su propia identidad. “De las confluencias a una cooperativa política”, como ambiciona la nueva línea política del partido. En este sentido, el acuerdo político de la asamblea recoge fortalecer las relaciones de ICV con los demás partidos que integran las coaliciones, y en particular con Podemos y sus confluencias territoriales por su defensa del derecho a decidir a nivel estatal.

La XI asamblea de ICV finalizará este domingo después de dos jornadas en las que cerca de un millar de militantes y delegados de la formación se han trasladado a Barcelona para abordar el futuro político del partido con la nueva dirección lideradada por Ernest Urtasun, Marta Ribas y David Cid. La mañana del sábado han acudido a la asamblea representantes de las confluencias Barcelona en Comú (Gerardo Pisarello, Laia Ortiz), Catalunya sí que es Pot (Joan Coscubiela, Lluís Rabell) y En Comú Podem; de IU y otras delegaciones territoriales; de las coaliciones territoriales como MES o EQUO; de partidos a nivel europeo como el Partido Verde Europeo o Syriza; entre muchos otros.

Más noticias en Política y Sociedad