Público
Público

El partido ultra PXL ya incluye a
“Manos Limpias” en su logo

Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, avaló y apoyó la plataforma electoral entre los partidos ultras AES y PXL que iba a denominarse “Con las Manos Limpias”, a pesar de su desmentido.

Reunión entre Puerta, Ripoll, Armengoll en Valencia.

JOAN CANTARERO

@JoanCantarero

VALENCIA.- "Avalo y apoyo de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas la plataforma electoral que llevará por nombre Con las Manos Limpias. Además el Sindicato Manos Limpias hará de auditor de este proyecto político en caso que obtengan representación".

Estas son las palabras exactas que Miguel Bernad, secretario general del sindicato “Manos Limpias”, manifestó a principios del pasado año a los editores del Diario Ya, Santiago Velo de Antelo y Javier García Isac, para confirmar la alianza electoral que llevaría marca distintiva el nombre de sus organización, donde participarían Partido por la Libertad (PXL) y Alternativa Española (AES).

Según esta información, difundida por el propio Partido por la Libertad (PXL), se trataba de una plataforma amplia y abierta al apoyo de otras organizaciones o asociaciones, anunciando también que la primera en entidad en unirse había sido la “Asociación Sandra Palo para la Defensa de las Libertades”, creada por los padres de la joven brutalmente asesinada en la localidad madrileña de Getafe en mayo de 2003.

Esta información fue publicada el día 17 de febrero de 2015 en Diario Ya, entre cuyo consejo editorial se encuentran Paloma Gómez Borrero, Manuel de Prada o colaboradores como Pío Moa, nada sospechosos de izquierdismo político.

Tras la información de Público el pasado domingo, apuntando al inequívoco apoyo de Manos Limpias y su secretario general a esta y a nuevas y coyunturales iniciativas políticas ultraconservadoras, el sindicato se ha descolgado con un breve comunicado de desmentido, que no hace sino contradecir a su propio secretario general y a las noticias hechas públicas por el sindicato ultra en medios afines, que serían posteriormente ratificadas a Publico por informadores de la extrema derecha y por agentes de los servicios de información de Policía y Guardia Civil que trabajan con datos muy fiables desde dentro.

"Manos Limpias no apoya ningún partido político ni va a formar parte ni en el presente ni en el futuro de ningún movimiento político", contradecía el sindicato a su secretario general

Según la nota hecha pública por Manos Limpias “se desmiente categóricamente la información aparecida en el diario “Público” con la información manifestada en ese periódico (sic)”. Añade que “Manos Limpias no apoya ningún partido político ni va a formar parte ni en el presente ni en el futuro de ningún movimiento político. La misión de Manos Limpias —dice el comunicado— es defender la legalidad vigente y luchar contra la corrupción y defender a los funcionarios y trabajadores del sector público”. La nota concluye diciendo que “Manos Limpias suple al Ministerio Público, que en multitud de procedimientos no actúa como debería actuar y hechos punibles son juzgados y sancionados por la acusación popular”.

Excusatio non petita, accusatio manifesta

Pero la realidad es bien distinta. Los intentos reiterados de Miguel Bernad por negar lo evidente a través de entrevistas en programas de televisión o espacios promocionales del sindicato, negando reiteradamente su adscripción política son frecuentes. Frases como: “yo no soy de extrema derecha, soy constitucionalista”, o mostrar una gran bandera española nuevecita con su escudo constitucional bordado y “ves, sin el águila” consiguen, no obstante, el efecto contrario al pretendido, que no es otro que pretender erigirse en líder de una “exquisita e inmaculada organización apolítica, que lucha con dificultad contra el mal desde un modesto despacho, que abrió sus puertas con el único objetivo de suplir la dejación de obligaciones del Estado en el combate de la corrupción política reinante”.

De hecho el Partido por la Libertad (PXL), fundado por el ex líder de ultra catalán Josep Anglada en 2013 con el nombre original “Plataforma X la Libertad”, con la intención de dar el salto desde la política catalana a la española, se ha convertido en la actualidad en la nave política activa de “Manos Limpias”.

Frases como: “yo no soy de extrema derecha, soy constitucionalista”, o mostrar una gran bandera española nuevecita con su escudo constitucional bordado y un “ves, sin el águila” consiguen un efecto contrario al pretendido

Como ya contaba Público este domingo, el presidente de PXL, José María Ruiz Puerta es un activo abogado de Manos Limpias y como tal se presenta en cuantos foros es convocado. Pero también tiene un pasado como dirigente muy activo en la organización nazi CEDADE, una formación política creada en España en 1966 para rendir tributo a Hitler y al Nacional-Socialismo. Ruiz Puerta es autor no solo de la querella contra el Juez Baltasar Garzón, sino también de la querella contra el clan Pujol, y desde la presidencia de su nuevo partido ha decidido incorporar la marca “Manos Limpias”, con la clara intención de vincular y rentabilizar el poder mediático de este sindicato con la actuación política de su partido, y todo ello con el visto bueno de Bernad. De hecho el Partido por la Libertad (PXL) ya incorpora desde hace unos meses a “Manos Limpias” en el diseño de logotipo.

PXL difundió una nota a los medios anunciando la alianza “Con las Manos Limpias” para conformar candidaturas electorales locales y autonómicas, pero con el ojo puesto en las elecciones generales pasadas. Al final esa primera alianza con Alternativa Española (AES), presidida por el abogado y yerno de Blas Piñar, Rafael López-Diéguez Gamoneda, encontró dificultades organizativas. De hecho ambas formaciones concurrieron por separado y compitieron en algunos municipios de Madrid, aunque desde “PXL-Manos Limpias” se decidió apoyar la lista de AES al ayuntamiento de la capital, no presentando candidatura por esta circunscripción.

A todos los efectos Partido pro la Libertad (PXL) es la marca política no sindical de “Manos Limpias” y como tal la reconocen los militantes y simpatizantes públicamente en foros y debates públicos de organizaciones como Plataforma X Cataluña (PXC) o España 2000 (ESP2000), ya inmersos en su nueva iniciativa de crear la provisionalmente denominada “Federación Identitaria Española” (FIE). Todo apunta a que esta organización autodenominada “social-patriota” se constituya en abril en un acto que se pretende celebrar en la ciudad de Barcelona.

Más noticias