Público
Público

Las candidaturas vascas de Podemos defienden el “derecho a decidir”

Euskal Hiria, Orain Ahal Dugu y Sí Se Puede Euskadi Baita Ere están a favor de que la sociedad vasca se exprese sobre su futuro, aunque no lo limitan a la cuestión territorial. Las tres listas compiten por la Secretaría General de dicha formación en el País Vasco.

- El secretario general y eurodiputado de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el acto público en Valencia. / EFE

DANILO ALBIN

BILBAO.- “Dígame la verdad: ¿se imagina a un candidato pasándole el teléfono de un periodista a su rival? Pues aquí ocurre”. Luis Ángel Sánchez de Lachina, uno de los aspirantes a la Secretaría General de Podemos en Euskadi, ha firmado un pacto de respeto y no agresión con Roberto Uriarte, representante de otra de las candidaturas internas para el proceso de elección del Consejo Ciudadano de este partido en el País Vasco. Sus teléfonos y sus perfiles en las redes sociales ya son materia de periódicos: hoy todas las miradas de políticos y analistas vascos se dirigen hacia las elecciones internas de la formación de Pablo Iglesias, que amenaza con convertirse en la nueva protagonista de la política vasca.

No en vano, el último Euskobarómetro señaló que este partido podría convertirse en la segunda fuerza del País Vasco, desplazando a la izquierda abertzale y rozándole los talones al PNV. Sin olvidar esos datos, sus candidatos al consejo autonómico —futuro órgano de dirección en Euskadi— recorren estos días los círculos de distintas localidades vascas. Están en plena campaña para las elecciones internas, que se celebrarán entre el 9 y el 13 de febrero en todas las autonomías -salvo en Andalucía-. Junto a la candidatura Orain Ahal Dugu (Ahora Podemos) de Sánchez de Lachina —un técnico en Prevención de Riesgos Laborales de 34 años— compiten Euskal Hiria (Ciudad Vasca), encabezada por Uriarte —profesor universitario, al igual que varios de sus compañeros— y Sí Se Puede Euskadi Baita Ere (Euskadi También), presentada a última hora por militantes de distintas localidades.

“El comienzo de campaña ha sido extremadamente amable. El tono es muy amable y respetuoso, y espero que lo podamos mantener a lo largo de la campaña, que esperamos que en Euskadi sea ejemplar. Nosotros queremos funcionar en una nueva lógica”, confía Uriarte a Público. “El debate debe ser constructivo, para ver cómo podemos contribuir entre todas y todos a Podemos Euskadi”, coincide en señalar Sánchez de Lachina.

Desde la lista de Sí Se Puede Euskadi Baita Ere también destacan que hay cosas en común, aunque se muestran algo más críticos con las diferencias. “Somos la candidatura de los círculos, la que se hizo de abajo a arriba y no a dedo. No somos cuatro profesores de universidad”, señalaron los portavoces de esta plataforma, que en un principio se había registrado con el nombre “Claro Que Se Puede Euskadi”. Sin embargo, el nombre había quedado “sujeto a revisión” por la dirección del partido a nivel estatal. “Hemos accedido a cambiarlo”, explican sus representantes a este periódico.

el último Euskobarómetro señaló que Podemos podría convertirse en la segunda fuerza del País Vasco

Desde las otras dos plataformas admiten que hay el último Euskobarómetro señaló que este partido podría convertirse en la segunda fuerza del País Vasco“diferencias” con este grupo, aunque prefieren centrar el debate en el proceso interno que acabará con la elección del líder de Podemos en tierras vascas. De hecho, Orain Ahal Dugu y Euskal Hiria han acordado que más allá de quien sea elegido de ambos, la plataforma que resulte derrotada tendrá garantizada su presencia en el consejo autonómico del partido. Mientras tanto, desde “Sí Se Puede” no ocultan sus discrepancias con esas listas y remarcan que su candidatura está “en plena sintonía con el Podemos estatal”. No obstante, aún no ha habido ningún pronunciamiento de la dirección del partido sobre los candidatos vascos.

“Libre elección”

A pesar de sus diferencias, las tres candidaturas tienen más de un punto en común. “Todos, con mayor o menor prioridad, coincidimos en el respeto al derecho a decidir de la ciudadanía sobre todas las cuestiones que le atañen”, afirma el candidato de Orain Ahal Dugu. En su documento político-organizativo, este colectivo sostiene que la población vasca “tiene derecho a decidir libremente aquellas cuestiones y modelos sociales, políticos, territoriales y económicos que le afectan directamente sin injerencias de otros”. “En este sentido reconocemos el derecho de todos los pueblos a configurar su propio Estado y a decidir mediante referéndum aquellas cuestiones que sean fundamentales, todo ello en defensa de la libre elección sobre su modelo social y económico”, remarcan.

La propuesta política de Euskal Hiria también habla de este asunto. En tal sentido, la plataforma liderada por Uriarte afirma que si bien la “cuestión nacional no es prioritaria dentro del esquema de prioridades de Podemos”, señala que este partido “defiende el principio democrático y en consecuencia, el derecho de autodeterminación, lo que significa que la forma en que se articule la pertenencia al Estado o en su caso, la separación de él, debe basarse en la voluntad de los ciudadanos y ciudadanas, que tienen el derecho a ser consultados sobre su status político”. Por ello, se manifiestan a favor de una reforma constitucional que podría llevar a “la transformación del Estado español en una república federal, dentro de la cual se podría conformar un Estado vasco con amplios poderes y también amplios lazos de solidaridad con los otros estados federados”.

Las tres opciones coinciden: “Queremos salirnos de la política tradicional de ejes que divide a la sociedad entre nacionalistas y no nacionalistas”

En tanto, el documento político-organizativo de Sí Se Puede Euskadi Baita Ere subraya que “las cuestiones asociadas a las diferentes nacionalidades son, ahora, secundarias”, e incluso se pronuncia a favor de “abandonar la lógica electoral de los partidos tradicionales que se posicionan en cuestiones como la política lingüística, la autodeterminación, o las relaciones con Navarra”, temas que sí son abordados por las plataformas rivales. No obstante, sus portavoces aseguran que esta candidatura apoya el “derecho a decidir”, aunque inmediatamente aclaran que esa capacidad de decisión debe abarcar “ámbitos políticos, laborales, sanitarios o de otro tipo”.

Asimismo, las tres opciones vascas también coinciden —en mayor o menor medida— en la necesidad de dar un vuelco a la realidad política de Euskadi. “Queremos salirnos de la política tradicional de ejes que divide a la sociedad entre nacionalistas y no nacionalistas”, apunta el responsable de Orain Ahal Dugu, un aspecto que también remarcaron los representantes de las otras dos candidaturas. “Los cargos a los que aspiramos no son para representar al pueblo en las instituciones de gobierno autonómico, sino para integrar la forma de hacer política de Podemos en Euskadi”, puede leerse en el documento de Sí Se Puede Euskadi Baita Ere.

Por su parte, Euskal Hiria —nombre que hace alusión a una referencia creada por el escritor Bernardo Atxaga— remarca que su proyecto no es “sólo para nacionalistas, ni sólo para euskaldunes, ni sólo para vascos nativos”. “Es un proyecto para todas las mujeres y hombres que viven y a veces malviven en nuestros pueblos. Nuestro proyecto es tanto para el baserritarra de Ataun, como para las mujeres gitanas que venden ropa en los mercadillos o los pescadores senegaleses de los barcos arrastreros de Ondarroa”, resume en uno de sus apartados. Con ese documento sobre su escritorio, Roberto Uriarte defiende la necesidad de “alterar la agenda política vasca y su mapa de prioridades”. Los demás partidos —más allá de la bandera que ondee en sus balcones— temen que estas palabras puedan convertirse en realidad.