Público
Público

Patxi López planea un PSOE antagónico al PP y que recupere la izquierda

Dice que debe recuperar su espacio político sin complejos y sus señas de identidad sin conformarse con los “analgésicos” del PP

Publicidad
Media: 2
Votos: 9

Patxi López, durante su rueda de prensa. EFE/Zipi

MADRID.- Patxi López habló alto y claro en su presentación este domingo como precandidato a liderar el PSOE en el 39º Congreso Federal. Sus señas de identidad para dar este paso son claras: buscar un PSOE “antagónico” al PP y que recupere “sin complejos” la izquierda.
Dijo que su propuesta para presentarse busca recuperar el espacio que siempre ha tenido el PSOE como un proyecto autónomo, independientemente de PP y Podemos.

Indicó que no ha tomado esa decisión ni para cortar el paso a nadie (en referencia a los rumores de querer frenar la candidatura de Pedro Sánchez) ni con la intención de llegar a acuerdos o pactos con otros posibles candidatos durante las primarias.

Su apuesta es volver a “un PSOE clásico” que no se conforme con los “analgésicos” del PP, y recuperar la socialdemocracia que, en su opinión, ha sido traicionada en su pacto con el capital. Explicó también que ha decidido presentarse porque se siente con fuerzas para “reconstruir el partido”, y cree que ahora hace falta “un PSOE renovado, unido, con un proyecto claramente progresista, de izquierdas y que consiga el mayor apoyo de la mayoría social del país”. Es decir, volver a las esencias más clásicas de la socialdemocracia más pura que, según López, se han estado aguando estos últimos tiempos.

Explicó también que comunicó personalmente esta decisión a todos los máximos dirigentes del PSOE, asegurando que fueron conversaciones muy cordiales, pero no quiso desvelar su contenido por su carácter privado.

Esbozando algunos puntos de su candidatura, López está convencido de que logrará un "equipo fuerte" capaz de crear "un proyecto político que recupere el liderazgo del PSOE".Dijo querer liderar un nuevo proyecto "que dé certezas" y que esté construido sobre los principios clásicos del socialismo: "Hace falta un PSOE renovado unido y con un proyecto claramente de izquierdas”, porque indicó que los problemas del PSOE no se van a resolver con un simple cambio en la Secretaría General.

Además, defendió que su partido debe tener una “dirección colectiva”, en la que el nuevo secretario general “cuente con otros responsables”, y que el Congreso Federal debe ser el “congreso de la unidad”, no el de “vencedores y vencidos”. También se ha dirigido en varias ocasiones a los militantes, a los que ha pedido que “se rebelen” y a los que ha prometido “activar la militancia y las agrupaciones locales como núcleo central del debate de ideas”.

Patxi López sólo torció el gesto una vez, ante la posibilidad de que el PSC no pueda votar en el 39 Congreso. Aseguró que sería inconcebible que un socialista catalán no pudiera votar al secretario general y anunció que si ocurre se opondrá con todas sus fuerzas. A nadie se le escapa que de esos votos depende que lidere el PSOE.

Más noticias en Política y Sociedad