Público
Público

Debate de Investidura PP y Vox torpedean el debate de investidura con gritos de "asesinos" a la portavoz de Bildu, vivas al rey e interrupciones

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha tenido que intervenir en diversas ocasiones para pedir a sus señorías que guardaran silencio y que respetaran a la diputada que estaba en uso de la palabra.

El Presidente del PP, Pablo Casado, junto a su portavoz, Cayetana Álvarez de Toledo. | EFE

agencias/público

La intervención de la portavoz parlamentaria de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha sido recibida este domingo en el Pleno de investidura del candidato socialista, Pedro Sánchez, con gritos de "asesinos" o "terroristas".

Prácticamente desde que ha subido a la tribuna, desde la bancada de la derecha, donde se encuentran ubicados el PP, Vox y Ciudadanos, se ha comenzado a interrumpir a la dirigente de Bildu. La primera vez cuando estaba criticando el discurso del Rey tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Enseguida, se le ha dirigido un "asesinos" desde los escaños de la derecha del hemiciclo e incluso también se ha podido escuchar un "Viva el Rey". El primer calificativo no ha pasado desapercibido para la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que ha tenido que intervenir en diversas ocasiones para pedir a sus señorías que guardaran silencio y que respetaran a la diputada que estaba en uso de la palabra.

Además, Adolfo Suárez, diputado por el Partido Popular, dio la espalda a Mertxe Aizpurua durante su intervención. El hijo del primer presidente electo de la democracia tras la muerte de Francisco Franco quiso mostrar su oposición a que la formación vasca hable en la cámara baja. El espaldarazo se produjo tanto en el discurso como en la réplica de Aizpurua.

"Por católico y por demócrata tengo respeto a las personas. Una cosa es respetar a las personas y otra respetar los hechos y no todo es respetable. Tan terrorista es estas ideas como el que vacía el arma sobre la nuca", ha dicho Suárez Illana en los pasillos del Congreso tras los hechos. 

El miembro de la mesa del Congreso, Adolfo Suárez Illana, del PP, se gira en su escaño, durante la intervención de la portavoz de EH Bildu. EFE

"El primer presidente de la democracia me dijo antes de que me dedicase a la política: 'Mañana te vas a dedicar a la tarea mas noble a la que te podrás dedicar'. Cuando escucho determinadas ideas y hechos me acuerdo de estas palabras", ha continuado.

Mientras, los diputados de Vox con familiares asesinados por ETA, han abandonado el Congreso durante la intervención de Aizpurua. Santiago Abascal, Francisco José Alcaraz y Antonio Salvá, han decidido salir del hemiciclo para no escuchar a la portavoz de Bildu durante su intervención. 

Tras el revuelo, Pablo Casado, pese a no tener el turno de palabra, quiso intervenir para opinar sobre las palabras pronunciadas por Aizpurua. "En virtud del artículo 103 debería haber llamado al orden a la portavoz de EH Bildu. Acabo de escuchar la intervención más nauseabunda que he escuchado nunca en este hemiciclo", dijo Casado.

Por su parte, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, se ha visto obligada a intervenir para amparar el derecho a la libertad de expresión de la portavoz de EH-Bildu. Batet ha señalado que en el Parlamento se defienden las posiciones políticas mediante la palabra "no mediante el grito y el insulto".

La presidenta del Congreso ha asegurado que durante el debate ha escuchado afirmaciones "absurdas", "execrables" y algunas "falsas" pero su obligación es garantizar la libertad de expresión. Zanjó la polémica diciendo que "hubo otras épocas donde no se permitían las criticas al Gobierno, por suerte esas épocas han pasado".

Aizpurua ya era diputada en la legislatura fallida, aunque es la primera vez que Bildu logra grupo parlamentario propio al sumar cinco diputados y superar el 15% de voto en las tres provincias vascas y en Navarra.

Críticas a la bancada de la derecha 

Unidas Podemos pidió calma durante el pleno de la investidura cuando la bancada de la derecho comenzó a insultar a la portavoz de Bildu y mostró su apoyo a la diputada vasca. Pablo Iglesias pidió "educación" y "respeto" y denunció: "Todos los diputados del Congreso tienen derecho a tomar la palabra sin que les llamen asesinos o terroristas. Nosotros no llamamos fascistas, ladrones o criminales a los diputados de la derecha cuando toman la palabra".

Alberto Garzón también puso varios tuits criticando los descalificativos. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián también se posicionado en contra de estos hechos: "O se para institucionalmente este ambiente guerracivilista o llegará a la calle. Más aún", ha aseverado.

"Mucha pedagogía y mucho antifascismo"

"No hemos insultado a nadie, ha sido una crítica política, pero desde la bancada de la derecha ha habido una serie de insultos de calibre grueso, lo que está claro es que este país necesita mucha pedagogía y mucho antifascismo", ha dicho portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, después de la polémica que se ha levantado en el hemiciclo durante su intervención.