Público
Público

Vacuna Moderna Las primeras dosis de la vacuna de Moderna llegarán a España a finales de la semana que viene

Salvador Illa: "En los próximos siete o diez días empezaríamos a tener dosis de esta vacuna y la previsión, según nos ha informado la compañía Moderna, es que en las próximas seis semanas recibiremos unas 600.000 dosis".

Salvador Illa
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.  R.Rubio.POOL / Europa Press

europa press

A finales de la semana que viene llegarán a España las primeras dosis de la vacuna de Moderna contra el Covid-19 y se espera que en unas seis semanas se reciban unas 600.000 dosis, según ha informado este jueves el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Este anuncio se produce después de que el miércoles la Comisión Europea haya autorizado este miércoles el uso de la vacuna de Moderna en la Unión Europea, por lo que será la segunda que se administre en el Viejo Continente siguiendo a la de Pfizer y BioNTech que se aprobó el día 21 de diciembre.

"Es una noticia muy positiva. En los próximos siete o diez días empezaríamos a tener dosis de esta vacuna y la previsión, según nos ha informado la compañía Moderna, es que en las próximas seis semanas recibiremos unas 600.000 dosis de esta vacuna", ha detallado Illa.

Las vacunas van a llegar a un almacén central del Ministerio de Sanidad

Las vacunas, según ha explicado el ministro de Sanidad, van a llegar a un almacén central del Ministerio y se distribuirá de forma equitativa a las comunidades autónomas. Además, Illa ha comentado que la vacuna de Moderna tiene unas características de conservación diferentes a la desarrollada por Pfizer y BioNTech, de la que este lunes se recibirán nuevas dosis, que hace que la distribución sea "menos compleja".

"Es una vacuna que tiene la misma tecnología que la primera, de ARN mensajero, y que cuenta con un nivel de seguridad y eficacia muy similar", ha destacado, para recordar que la fase final de elaboración de la vacuna de Moderna se realiza en España. En este sentido, el ministro de Sanidad ha asegurado que la llegada de la segunda vacuna contra el coronavirus "no altera" el plan de vacunación aprobado en España porque ya se contemplaba la adquisición, por parte de la Unión Europea, de siete vacunas.

"Es una carrera de fondo, no un esprint"

Dicho esto, Illa ha insistido en que la previsión que maneja el Gobierno es que en los meses de mayo o junio ya haya 15 o 20 millones de españoles vacunados y que en verano el 70% de la ciudadanía ya esté inmunizada. "Vamos a ir adquiriendo velocidad de crucero. Ahora vamos a recibir nuevas dosis de la vacuna de Pfizer, vamos a empezar a suministrar la vacuna de Moderna y hay otras que están en revisión por parte de la Agencia Europea del Medicamento, por lo que creemos que en verano podremos alcanzar la muy relevante cifra del 70 por ciento de la población vacunada", ha recalcado Illa.

Ahora bien, el ministro no ha querido pronunciarse sobre la velocidad en la administración de la vacuna contra el coronavirus en las comunidades autónomas, señalando que el Gobierno "no va hacer un ranking" ya que considera que todas la están administrando "lo antes posible" y con criterios de "seguridad y eficacia".

"Conozco el trabajo que se está realizando y en pocos días adquiriremos una velocidad de crucero. Esto es una carrera de fondo, no un esprint y el objetivo es ponerse en marcha para hacer una carrera de fondo que va a durar meses", ha enfatizado. Finalmente, y tras recordar que se está vacunando a los grupos prioritarios que han aconsejado los expertos, Illa ha insistido en que España no es partidaria, al igual que la Agencia Europea del Medicamento, de retrasar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer, ya que la inmunidad no se adquiere hasta días después de haberla recibido.

Illa descarta el confinamiento total

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha descartado que sea necesario aprobar un confinamiento total de la población, aunque ha avisado de que la evolución actual de los contagios del coronavirus está generando una situación de "muchísima preocupación".

Illa ha asegurado que las medidas que están adoptando las comunidades autónomas son "proporcionadas"

En una rueda de prensa, Illa ha asegurado que las medidas que están adoptando las comunidades autónomas son "proporcionadas" al estado epidemiológico de sus regiones y cuentan con el apoyo del Gobierno ya que se están tomando en base al plan de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de COVID-19'. No obstante, el ministro ha insistido en que existe una "preocupación muy alta" por la evolución de la pandemia. "Ayer acabaron las fiestas de Navidad y volvemos a un proceso de normalidad y, aunque puede haber un retraso en la notificación de casos por la particularidad de estas fiestas, la valoración que hacemos es de muchísima preocupación", ha sentenciado Illa.

Ahora bien, pese a ello, el ministro de Sanidad ha asegurado que el Gobierno no contempla un confinamiento total, como el aprobado en marzo, ya que el plan de respuesta vigente ha permitido doblegar la segunda curva de contagios del Covid-19. "Pensamos que con las actuaciones de respuesta que nos marcamos en octubre hay suficiente campo de actuación para poder doblegar estos incrementos de casos", ha insistido Illa, para zanjar advirtiendo de que vienen "semanas muy complicadas", que hay tener "la guardia muy alta" y que hay que seguir "al pie de la letra" las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Más noticias de Política y Sociedad