Público
Público

Procés El juez del TC recusado por falta de imparcialidad se retira de la causa del 'procés' 

Varios líderes independentistas en prisión habían interpuesto un recurso hacía el magistrado, Antonio Narváez, por hablar de los sucesos en Cataluña en términos de "golpe de Estado encubierto" durante una conferencia.

El magistrado del Tribunal Constitucional Antonio Narváez.
El magistrado del Tribunal Constitucional Antonio Narváez. Fiscalía General del Estado

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha aceptado este martes por unanimidad la decisión de uno de sus magistrados, Antonio Narváez, de abstenerse de participar en las resoluciones del Tribunal relativas a los recursos presentados por los líderes independentistas catalanes contra la sentencia del 'procés'.

Narváez, exfiscal y miembro del sector conservador del TC, había sido recusado por varios líderes independentistas en prisión por unas manifestaciones que realizó en 2017 durante una conferencia titulada en 2017 durante una conferencia titulada 'El problema catalán, perspectiva constitucional', en la que habló de los sucesos en Cataluña en términos de "golpe de Estado encubierto".

Asimismo, el magistrado Narváez ha declinado las ponencias de los recursos de amparo que le habían correspondido, los de la ex consejera Dolors Bassa y el de la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell. Considera, según señala el propio TC en un comunicado, que con esta decisión "contribuye a explicitar la independencia e imparcialidad del Tribunal al que se honra en pertenecer". El Tribunal ha aceptado la abstención del magistrado y, en consecuencia, ha acordado el archivo de todas las piezas de recusación tramitadas.

Camino libre para la resolución

La decisión de Narváez despeja el camino para la resolución de los recursos, y de hecho el Pleno que comienza este martes vuelve a incluir en su orden del día el primer recurso que verán los magistrados de este órgano contra la sentencia del 'procés' independentista en Cataluña, el presentado por la ex consejera de Gobernación Meritxell Borrás, penada con inhabilitación y multa.

Fuentes del tribunal apuntan que el asunto, que estuvo a punto de resolverse a finales del pasado mes de enero, podría volver a retrasarse si no se resolvían antes la decena de recusaciones presentadas por otros condenados contra el magistrado Antonio Narváez. Ahora ya no existe este obstáculo.

Una de los argumentos claves del recurso de Borrás es el relativo a la competencia del Tribunal Supremo para juzgar a los líderes independentistas catalanes, una cuestión siempre discutida por los ya condenados y que ha sido incluida en todos los recursos de amparo.

Más noticias de Política y Sociedad