Público
Público

Irene Montero y Pablo Iglesias Un cabecilla de las protestas frente a la casa de Montero e Iglesias grabó imágenes del interior de la vivienda

Así lo ha confirmado el relato de un agente de la Guardia Civil.

Una de las protestas impulsadas por Cristina Gómez a las puertas del domicilio de Pablo Iglesias e Irene Montero.
Una de las protestas impulsadas por Cristina Gómez a las puertas del domicilio de Pablo Iglesias e Irene Montero.

público

Uno de los organizadores de las protestas frente a la casa de Irene Montero y Pablo Iglesias grabó imágenes del interior de la vivienda, según comentan dos miembros de la Guardia Civil en una declaración a la que ha tenido acceso Infolibre.

La declaración ante el juez de un capitán y de un agente sobre las concentraciones que durante dos meses tuvieron lugar frente a la residente de Galapagar del vicepresidente y de la ministra confirma que uno de los cabecillas, Miguel Frontera, incluso grabó imágenes del interior de la vivienda.

El 12 de junio, día en el que Frontera fue detenido por la Guardia Civil, los agentes se percataron de que este cabecilla poseía capturas de Iglesias por el interior de la casa. Cuando acudieron a identificarlo le preguntaron si había grabado en el interior del domicilio. Y Frontera les dijo que sí. "Se veía [en unas imágenes de su teléfono móvil] el interior del domicilio del vicepresidente y se le podía ver a este con camiseta negra saliendo del interior de la casa a un jardín privado", dice en declaraciones a las que ha tenido acceso Infolibre. Le detuvieron porque "podría incurrir en un delito contra la intimidad".

"Iba diariamente a la casa del vicepresidente" con carteles donde tildaba a Iglesias de "hijo de terrorista" y cuando las autoridades dispusieron un cordón policial para evitar el acoso, Frontera intentaba saltárselo y jaleaba a los allí presentes para que también incumplieran la norma. 

Ya en agosto, cuando Montero e Iglesias tuvieron que interrumpir sus vacaciones ante el acoso de algunos ciudadanos, la ministra de Igualdad aseguró que el acoso que sufren "excede la crítica" y que se trata de un "hostigamiento" basado en el "odio" por "motivos políticos". 

El pasado septiembre, el Ayuntamiento de Galapagar publicó un manifiesto en el que se condenaba "cualquier tipo de manifestación o acoso" frente a la vivienda privada del vicepresidente y la ministra.

"No son deseables en un Estado de Derecho por vulnerar la intimidad personal y el derecho al respeto de su vida privada y familiar", exponían. Es por ello que ha solicitado una "respuesta firme" que ponga fin a esta situación.

Más noticias