Público
Público

PSOE y Podemos Primera prueba entre Podemos y el Gobierno: la equiparación de los permisos de paternidad y maternidad

Este martes se vota la Propuesta de Ley sobre permisos iguales e intransferibles de Podemos. Una reforma que creen, después de hablar con el resto de grupos políticos, que cuenta con los apoyos suficientes para salir adelante. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Acción de la plataforma PPiiNA reclamando permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles en la entrada del Congreso / PPiiNA

Los permisos de maternidad y paternidad han sido un asunto prioritario durante todo el año para el movimiento feminista y el debate político. Y, con el cambio de Gobierno, el grupo de Unidos Podemos aprovechó para dar un impulso a su Ley de reforma del sistema de permisos de paternidad y maternidad. Este martes se votará en el Congreso y, fuentes de Podemos, aseguran a Público que, después de hablar con los distintos grupos, se prevé que va a tener los apoyos suficientes para que se apruebe en el pleno de la Cámara Baja.

La equiparación de los permisos fueron los primeros deberes que, junto con la revalorización de las pensiones, puso Podemos al Ejecutivo socialista. Días después de remarcar esta prioridad, tuvo lugar la reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la que acordaron iniciar un trabajo en común para negociar los Presupuestos de 2019 y una agenda legislativa. 

Ahora, la cuestión es si este acuerdo se materializa en políticas concretas que garanticen un cambio real a las políticas del PP. Los puntos en común entre ambas direcciones en esta materia son claros: en la pasada sesión de control, la primera del nuevo Gobierno, Iglesias ya puso el foco sobre esta Propuesta de Ley. Sin embargo, la respuesta del presidente no terminó de concretarse: se mostró de acuerdo con la "intransferibiidad" de los permisos pero dejó abierto el debate sobre la remuneración y las semanas de los permisos.

La propuesta de Unidos Podemos, promovida por la plataforma PPiiNA, plantea una ampliación hasta las 16 semanas del permiso de paternidad que se equipararía al que tienen las madres, tanto en casos de nacimiento como de adopción, como en las familias de personas de diferente o mismo sexo y género. La Ley también incide en que los permisos sean 100% remunerados y que se implante en un periodo. Como explicaba hace unos días la secretaria de Feminismos y LGTBI de Podemos, proponen que la Ley se implante en un periodo de 6 años con un coste de 200 millones al año. "Esta cantidad no es, ni siquiera, el 0,5 de lo que supuso el rescate a la banca. No es, ni siquiera, el 10% de lo que fue el rescate a las autopistas", sostiene Castañón.

La iniciativa llega después de que el PP vetara el texto en dos ocasiones, alegando que suponía un gasto de 3.500 millones de euros. Además, cada partido ha presentado su propia propuesta para legislar sobre los permisos aunque será esta Propuesta de Ley la primera que se someterá a votación, sin que tengan fecha ninguna de las otras propuestas.

En Podemos confían que la propuesta se aprobará, aunque también prevén que los partidos presentarán varias enmiendas

Por parte de Podemos, será Pablo Iglesias quien defenderá en el pleno del Congreso su toma de consideración. Desde el partido, aseguran que es la más "vanguardista" que está sobre la mesa. Porque, como apunta la diputada Castañón, también supone un cambio social y cultural: "Que se apruebe esta ley supondrá entender que el cuidado es una responsabilidad común y no vinculada al género. Romper con la división sexual del trabajo garantizará más ocupación, más cotizaciones, más pensiones y, sobre todo, favorece a la igualdad efectiva y contribuye a erradicar la discriminación y desigualdad estructurales , que son las bases de la violencia machista".

Aunque confían en que recibirá los suficientes apoyos para que se apruebe, también se puede prever que los partidos presenten enmiendas en la Ley. Una vez que llegue a la Mesa del Congreso, se ordene su publicación y se envíe a la comisión correspondiente, los Grupos Parlamentarios tienen de 15 días para presentar enmiendas al texto. 

Sin restar la importancia de la Propuesta de Ley que tiene por sí sola para combatir las discriminaciones laborales que sufren las mujeres, este reforma se posiciona como primera prueba del entendimiento y trabajo conjunto de Podemos y el Gobierno. A pesar de las promesas y de las buenas palabras, todavía no se ha llegado a ningún acuerdo concreto y la calidad de "socio preferente" de Podemos dependerá de la "agenda social" del Ejecutivo. 

A priori, hay un consenso de legislar sobre la materia y de la problemática actual: mientras sean las madres las que sigan teniendo mayores y mejores condiciones para pedir los permisos, serán las principales cuidadoras. Por ello, se insiste en que es necesario equipararlos. Sin embargo, la propuesta de los socialistas pasa porque los permisos sean en las primeras semanas del nacimiento o la adopción mientras que la de Unidos Podemos plantea que se puedan tomar a lo largo del primer año, permitiendo que la pareja se pueda alternar para los cuidados. 

A pesar de estas diferencias, en el partido morado confían en que los socialistas apoyen su propuesta. La semana pasada ya lo advirtió Iglesias en los pasillos del Congreso: "Esperamos que el Gobierno acepte nuestra proposición de ley en sus términos". Se muestran confiados, pero no hay ninguna confirmación sobre la mesa. La equiparación forma parte de las 20 medidas que el partido morado ya ha propuesto a Sánchez como base de un acuerdo parlamentario para que cuenten con sus apoyos. Una propuesta que parece mucho más factible que otras que generarán más polémica como la derogación de la reforma laboral. Por ello, el apoyo del Gobierno o no, no sólo sera decisivo para sacar adelante una medida que combata la discriminación de género en el ámbito laboral, también para afianzar (o no) las decisiones entre Podemos y el Ejecutivo.

Más noticias en Política y Sociedad