Público
Público
Únete a nosotros

Puigdemont: "Lo que está realmente suspendido es la democracia"

El president de la Generalitat asegura que seguirá con la hoja de ruta independentista pese a la resolución del Tribunal Constitucional

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante la última reunión ordinaria antes de las vacaciones de verano, un día después de que el Tribunal Constitucional decidiera suspender las conclusiones del proceso constituyente catalán aprobadas por el Parlament. EFE/ Andreu Dalmau

VALLS (TARRAGONA).- El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha reiterado la "voluntad de la política democrática catalana de continuar" con la hoja de ruta hacia la independencia, tras recibir este martes la notificación del Tribunal Constitucional (TC) en la que se recoge la decisión de suspender el proceso constituyente catalán impulsado por el Parlament.

En declaraciones a los medios de comunicación después de visitar la 62 Firagost de Valls (Tarragona), ha dicho: "Pese a las decisiones del Gobierno español, reiteramos la voluntad de la política democrática catalana de continuar aquello que dio sentido a la legislatura, a mi elección como presidente y a aquello que se aprobó en el Parlament".

Ha añadido que el documento "recoge claramente que éste es un mandato que ha de llevar el país a la independencia", y ha criticado la incapacidad de la política española de funcionar como una democracia convencional.

Pese a las decisiones judiciales y políticas, ha insistido: "El proceso continúa el ritmo que le imprimimos desde enero", y ha dicho que éste ritmo ni se acelera ni se frena por decisiones ajenas a la política catalana.

"Los únicos que tenemos capacidad de pararlo o acelerarlo es el propio sistema político catalán", ha dicho, y ha asegurado que la marcha es la que estaba prevista.

Según el jefe del Ejecutivo catalán, "lo que está realmente suspendido es la democracia en el sistema parlamentario español", que permite que un gobierno pueda pasar sin comparecer en el parlamento durante ocho meses, ha criticado.

"Incapacidad" para ponerse de acuerdo

Ha aventurado que el periodo de suspensión de la actividad se alargará: "Todo apunta que ni para ponerse de acuerdo en aquello que están de acuerdo, que es gobernar España, son capaces de hacer sacrificios o esfuerzos".

"El Parlament no aceptará que nos trasladen a nosotros sus incapacidades para funcionar como una democracia convencional", ha subrayado Puigdemont.

Más noticias en Política y Sociedad