Público
Público

Puigdemont reta a Rajoy a aclarar si usará "la fuerza" frente al referéndum

El presidente de la Generalitat ha avanzado este miércoles que ha enviado una carta a la Comisión de Venecia para pedir su "asesoramiento, reconocimiento y aval" al referéndum sobre la independencia.

Carles Puigdemont, President de la Generalitat de Catalunya

agencias

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha criticado este miércoles que el Gobierno central está subiendo el tono de sus declaraciones contra el proceso soberanista y ha exigido saber si el Estado está dispuesto a utilizar "la fuerza" contra el proceso soberanista.

"Ha llegado la hora de que el Gobierno español diga qué significa estar dispuesto a todo. ¿A utilizar la fuerza?", ha expresado en la sesión de control al Govern en el Parlament, aunque ha asegurado que nada le disuadirá a la hora de seguir impulsando el referéndum.

Ha afirmado que la posición contraria del Gobierno central no logrará "ni disuadir ni replantear ni rectificar ni recular" en el camino a la independencia, y ha interpretado que la estrategia actual del Estado es tratar de criminalizar el movimiento independentista.

Puigdemont consulta a la Comisión de Venecia 

El presidente de la Generalitat ha avanzado este miércoles que ya ha sido enviada a la Comisión de Venecia -órgano consultivo del Consejo de Europa- la carta que le instó a enviar el Parlament para pedir su "asesoramiento, reconocimiento y aval" al referéndum sobre la independencia.

En la sesión de control al presidente de la Generalitat, en el pleno de este miércoles en el Parlament, Puigdemont ha respondido así a una pregunta sobre este tema del presidente del grupo parlamentario de Catalunya Sí Que Es Pot, Lluís Rabell.

El pasado 18 de mayo, el Parlament aprobó, con el apoyo de Junts pel Sí (JxSí) y Catalunya Sí Que Es Pot, una moción que instaba al Govern a poner en marcha las "iniciativas oportunas" para disponer del "asesoramiento, reconocimiento y aval" de la Comisión de Venecia a la convocatoria de un referéndum.

La moción, presentada por Catalunya Sí Que Es Pot y acordada con JxSí -la CUP se abstuvo-, llamaba a buscar el reconocimiento internacional al referéndum e interpelar a la Comisión de Venecia sobre las condiciones que debería cumplir la cita, de acuerdo con el código de buenas prácticas de este organismo del Consejo de Europa.

"La carta a la Comisión de Venecia ya está enviada", ha revelado Puigdemont, que ha confirmado así que el Govern ha dado "cumplimiento" a la moción aprobada por el Parlament.

Fuentes del Consejo de Europa, en el que se inscribe la Comisión de Venecia, han aclarado que el órgano al que la Generalitat de Catalunya ha informado sobre su plan de un referéndum independentista sólo puede emitir opiniones a petición de Gobiernos y Parlamentos estatales. En la propia web de la Comisión consta que pueden pedirle opiniones, por parte de los Estados miembros del Consejo, los jefes de Estado, los Gobiernos y los Parlamentos.

La Comisión es una "garantía"

Puigdemont esgrime que el Parlament aprobó esta moción considerando que la trayectoria y la experiencia del organismo son una "garantía" para afrontar este referéndum, y reivindica que Europa se ha construido sobre la base del diálogo y sobre esta base hay que construir el futuro.

En la carta también destaca que la prioridad de la Generalitat es una consulta "pactada" con el Gobierno central y recuerda que por este motivo envió otra carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en que le instaba a negociar.

Puigdemont esgrime que Rajoy contestó de forma negativa y concluye que, pese a este 'no', el Govern mantiene "permanentemente abierta la posibilidad de negociar y pactar el referéndum".

Así, la misiva se centra en comunicar a la Comisión el contenido de la moción aprobada por el Parlament, pero no le reclama su intervención, ni tampoco aborda que la Generalitat está dispuesta a organizar el referéndum de forma unilateral pese al rechazo del Estado.

Más noticias de Política y Sociedad