Público
Público

Residencias de ancianos El Gobierno cifra en 27.359 los fallecidos en residencias aunque admite que no tiene datos fiables de las comunidades

El documento recoge los datos enviados por las autonomías entre el 6 de abril y el 20 de junio y admite las dificultades de la plataforma del Sistema de Información "poco amigable" para el registro de esos datos, así como errores en la suma de residentes en centros intervenidos y en los propios datos de fallecimientos totales comparados con otras fuentes.

Un sanitario atiende a los ancianos alojados en una residencia. EFE/Mariscal/Archivo
Un sanitario atiende a los ancianos alojados en una residencia. EFE/Mariscal/Archivo

AGENCIAS

El Ministerio de Sanidad reconoce que la escasa calidad de los datos de muertes en residencias trasladados por las comunidades autónomas durante la pandemia ha dificultado su difusión, incluso una de ellas no los ha enviado, por lo que la cifra total oscila entre 27.359 y 32.843 fallecidos, según las fuentes.

El Resumen Nacional de Residencias, con datos hasta el 20 de junio, que el ministerio ha mostrado a los responsables autonómicos, registra 27.359 fallecimientos en residencias: 9.003 casos (el 32,9% de los fallecidos) por covid-19, en 9.830 se detectó sintomatología covid pero no se llegó a confirmar (35,9 %) y el resto (31,2 %) se atribuyen a otras causas.

El documento, al que ha tenido acceso Efe, recoge los datos enviados por las comunidades entre el 6 de abril y el 20 de junio y admite las dificultades de la plataforma del Sistema de Información "poco amigable" para el registro de esos datos, así como errores en la suma de residentes en centros intervenidos y en los propios datos de fallecimientos totales comparados con otras fuentes.

Incluso, señala que una comunidad no ha enviado los datos ni una sola vez a este registro y algunas no lo han hecho con la periodicidad exigida o lo hicieron fuera de plazo (dos de ellas solo notificaron una vez datos) en el sistema de información que marcó como obligatorio, a través de la Orden SND/275/2020 de 23 de marzo.

Añade que hay poca precisión en las causas de fallecimiento de los residentes, ausencia de depuración de los datos por el sistema, fechas incoherentes en el envío de la información o informes de centros intervenidos que no especifican las causas de la intervención.

En este documento, se especifica que el número total de centros intervenidos fue de 391 (el 5% del total) que acogían, en ese momento, a 31.406 residentes y contabiliza 7.756 centros en los que residen 340.571 mayores.

Los directores de Servicios Sociales denuncian abandono

A tenor de este informe, la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales estima que los centros residenciales de los servicios sociales "no solo sufrieron el abandono del sistema sanitario público, sino además el del propio ministerio de sanidad".

Y creen incomprensible que, a estas alturas "todavía no se haya iniciado una evaluación con recogida de datos directos de manera unificada que permita la realización de estudios de los centros para poder poner en pie un relato objetivo y certero de lo que ha pasado".

Para ello ve "urgente e imprescindible" tomar medidas con carácter inmediato para prepararse para un rebrote como monitorizar los datos para implantar un Sistema de alerta temprana y seguimiento unificado para todo el Estado. "Es posible que se estén filtrando los datos, incluso manipulando, por los gobiernos autonómicos, por las empresas o entidades gestoras e incluso por las direcciones de los centros".

Consideran necesario, además, realizar estudios de los centros para encontrar evidencias científicas de donde se han tomado decisiones que han protegido a los residentes, además de dotar de equipos de protección individual y realizar pruebas a residentes y personal.

Sostienen que es necesario establecer protocolos de coordinación entre servicios sociales y sanitarios que garanticen la atención sanitaria de los residentes, especialmente desde la atención primaria.

Asimismo, apuntan la posibilidad de medicalizar residencias, garantizar la atención sanitaria específica de todo tipo de centros residenciales de servicios sociales y establecer corredores seguros y poder establecer los drenajes necesarios en las residencias para atender según gravedad en hospitales o en centros residenciales Covid con servicios coordinados de Servicios Sociales y Sanitarios a las personas que lo requieran.

Más noticias de Política y Sociedad