Público
Público

Reunión en La Moncloa Gobierno y Generalitat acuerdan seguir avanzando en la mesa de diálogo

Ambas partes hacen una valoración positiva del primer encuentro y se emplazan a reunirse mensualmente. Torra planteó el derecho de autodeterminación y Sánchez le responde que no lo comparte. En el comunicado conjunto se destaca que cualquier acuerdo debe estar en el marco de la seguridad jurídica. Montero, tras la reunión, se muestra optimista en que hoy se apruebe el techo de gasto.

26/02/2020.-  El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2d) conversa con el presidente de la Generalitat, Quim Torra (4i), en la primera reunión de la mesa de diálogo para solucionar el conflicto político en Catalunya. / EFE
La mesa de diálogo sobre el "conflicto político" en Cataluña se ha constituido este miércoles por la tarde en el Palacio de la Moncloa presidida por el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el president de la Generalitat, Quim Torra. EFE

Tras tres horas de reunión, el primer encuentro de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat acabó con un buen ambiente. Hubo un comunicado conjunto en el que ambas partes valoraron positivamente la reunión y acordaron seguir avanzando en la negociación; hubo coincidencia en que la conversación había sido cordial y, sobre todo, hubo el deseo de continuar por el camino del diálogo para intentar buscar una salida al conflicto.

En el breve comunicado, se indica que la reunión ha servido para sentar las bases del diálogo y "para constatar la naturaleza política del conflicto", así como la necesidad de buscar una "solución política" a la actual situación.

Además, ambas delegaciones dicen coincidir en que la mesa de diálogo creada es un instrumento para "vehicular una solución", por lo acuerdan seguir trabajando en este marco de negociación.

De hecho, en el comunicado se anuncia que habrá reuniones mensuales -una vez en Madrid y otra en Barcelona-y se habilitará un grupo de trabajo por los vicepresidentes de ambos gobiernos, y los presidentes se incorporarán cuando sea necesario ratificar acuerdos. Cada seis meses, además, habrá una reunión de todos los miembros de ambas delegaciones.

El comunicado termina diciendo: "Cualquier acuerdo que se adopte en el seno de la mesa se formulará en el marco de la seguridad jurídica". De este forma, se recupera la expresión acuñada tras la reunión de Pedralbes, aunque para el Gobierno esto supone que hay plenas garantías de que cualquier pacto que se alcance estará siempre en el marco de la Constitución.

Diferencias confirmadas

Quim Torra compareció tras la reunión en un tono más conciliador que en anteriores ocasiones. Destacó que había sido un debate "honesto y franco" por ambas partes, incidió en la importancia de mantener esta mesa de diálogo y aseguró que no tiene intención alguna de levantarse, desmintiendo todas las especulaciones que había habido referentes a que su deseo era dinamitar este foro de diálogo.

Por su parte, a portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, también mostró su satisfacción por el encuentro y destacó en reiteradas ocasiones que se ha abierto el camino del diálogo, aunque indicó que sigue habiendo sustanciales diferencias.

En este sentido, reconoció que Torra había planteado el derecho de autodeterminación tal y como había anunciado, y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le había respondido con la misma franqueza que no comparte ese posicionamiento.

También Torra insistió en la figura del relator, y el Gobierno volvió a rechazar la necesidad de dicha figura, insistiendo en que todos los encuentros se desarrollarán con la máxima transparencia.

Pese a todo, la ministra estaba satisfecha. Habló sobre todo de desbrozar caminos para el entendimiento, y habló de "construir fórmulas imaginativas" para resolver el conflicto de Catalunya.

Techo de gasto

Además, la ministra Portavoz, y también ministra de Hacienda, aseguró que en al reunión no se había hablado del techo de gasto que hoy debe aprobar en el Congreso, pero mostró su absoluta confianza de que saldrá adelante, entre otros motivos, según dijo, porque gran parte de los acuerdos que se puedan alcanzar en esta mesa de diálogo, más allá del derecho de autodeterminación, dependen de que haya Presupuestos para que puedan ser ejecutados.

Torra también desvinculó la aprobación del techo de gasto de esta negociación, pero no se mostró tan contundente como en otras ocasiones anunciando el voto en contra de su grupo parlamentario.

ERC quiso mantener la incógnita hasta este jueves, pero todo apunta a que los independentistas catalanes se inclinarán por darle este primer balón de oxígeno al Gobierno antes de que lleguen los Presupuestos.

Más noticias de Política y Sociedad